FAO.org

Inicio > Region_collector > Américas > Noticias > Ver noticia
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Países andinos y del Cono Sur impulsarán una ganadería baja en emisiones

Comisión de Desarrollo Ganadero de los países andinos y del Cono Sur acordó crear una hoja de ruta para favorecer la transición hacia una ganadería más sostenible.

Solo el 2,7 % de los recursos de financiamiento global para mitigación son invertidos en la agricultura, el sector forestal y el cambio de uso de suelo.

07 de agosto de 2018, Montería, Colombia. – Los países andinos y del Cono Sur acordaron trazar una hoja de ruta para avanzar hacia una ganadería baja en emisiones de gases de efecto invernadero, con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Según la FAO, se estima que solo el 2,7 % de los recursos de financiamiento global para mitigación son invertidos en la agricultura, el sector forestal y el cambio de uso de suelo. De éstos, únicamente el 6% se destina a América Latina y el Caribe, con poca asignación al sector ganadero.

 En el marco de la XIV Reunión de la Comisión de Desarrollo Ganadero para América Latina y el Caribe (CODEGALAC), en su capítulo Cono Sur y Andino, celebrada entre los días 28 y 30 de agosto, los países reconocieron la importancia de la producción pecuaria y de implementar técnicas y prácticas que respeten el medio ambiente, retengan el carbono del suelo, conserven los recursos naturales y propicien servicios ecosistémicos.

Los países sudamericanos y andinos llamaron a continuar apoyando alternativas de producción subregionales y nacionales bajas en emisiones a través de la cooperación Sur Sur, la construcción de un entorno de políticas más propicio y el acceso a recursos financieros para facilitar esta transición.

Los países también aludieron a la heterogeneidad y diferencias de sus territorios para la producción baja en emisiones y los esfuerzos realizados en la medición de emisiones y la implementación de diferentes innovaciones en los países.

Para alcanzar estos objetivos, la Comisión recomendó a los países una mayor priorización de acciones dentro de sus políticas de gobierno para fortalecer la actividad pecuaria y favorecer la implementación de innovaciones tecnológicas y mecanismos de financiamiento -aún insuficientes- que permitan la transición del sector hacia una ganadería baja en emisiones. 

Fondos internacionales para la mitigación

Según la FAO, se estima que solo el 2,7 % de los recursos de financiamiento global para mitigación son invertidos en la agricultura, el sector forestal y el cambio de uso de suelo. De éstos, únicamente el 6% se destina a América Latina y el Caribe, con poca asignación al sector ganadero.

Los países de la región requieren de inversión y financiamiento para facilitar la implementación y el escalamiento de acciones para una ganadería baja en emisiones y para este fin “los países deben prepararse para presentar propuestas que permitan la inclusión del sector a los diferentes fondos existentes”, afirmó Jorge Meza, Oficial Forestal de la FAO.

En ese aspecto son varias las iniciativas y mecanismos de financiamiento público, privadas y globales -como el Fondo Verde del Clima- que han avanzado mucho en este respecto, pero aún es posible explorar otras alternativas como los Bonos Verdes para el financiamiento climático combinados con fondos específicos para la ganadería sostenible, como señalo Paul Oquist, Co-presidente del Fondo Verde.

América Latina y el Caribe: una región con potencial

Según la FAO, la ganadería contribuye con el 46 % del PIB agrícola regional. "América Latina y el Caribe aporta el 25% de la carne vacuna del mundo con un gran potencial como sumidero de carbono”, señaló Henning Steinfeld, Oficial de Políticas Ganaderas de la FAO.

Adicionalmente, la producción pecuaria es una parte fundamental del sistema agroalimentario, que provee alimentos de alto valor nutricional, constituye una fuente importante de empleo e ingresos y beneficia a las economías locales.

La región tiene el potencial para convertirse en el proveedor preferido de productos ganaderos bajos en emisiones climáticas, en un mercado global donde “es cada vez más frecuente que el consumidor tienda a informarse no solo de la procedencia de lo que come, sino también de los beneficios tanto para la salud, como para el ambiente y la sociedad”, en opinión de Juan Lucas Restrepo, Director de AGROSAVIA.

En ese sentido, los países de la región se han comprometido a impulsar una producción ganadera baja en emisiones, esfuerzo que recibe el apoyo de la CODEGALAC, cuya secretaría técnica la ejerce la FAO

Compartir esta página