FAO.org

Inicio > Region_collector > Américas > Noticias > Ver noticia
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Experto internacional identifica a Chile como país ejemplo en políticas contra la obesidad

Se trata de Boyd Swinburn, profesor de la Universidad de Auckland y uno de los investigadores internacionales más destacados en materia de políticas contra la obesidad.

"Vine a Chile para tener mayores conocimientos de cómo implementar políticas alimentarias para mejores entornos alimentarios", dijo el profesor Boyd Swinburn en la Oficina de la FAO para América Latina y el Caribe. El investigador, quien también lidera la sección de Política y Prevención de la World Obesity Federation (WOF) y la Comisión de Obesidad de la Revista The Lancet , sostuvo que las acciones para combatir la obesidad deben replantearse y poner el foco en la voluntad de cambio, pues "ya hay suficientes estudios que plantean vías de solución".

Entre los determinantes de la malnutrición, el académico precisó que a nivel mundial "la influencia de la industria, la inercia política y la falta de una demanda pública de cambio", han impedido lograr avances significativos.

Sindemia global

Swinburn acuñó el término "Sindemia Global", cuyo significado se relaciona con una sinergia de epidemias que coexisten, interactúan entre sí y comparten causas comunes. "La obesidad, la desnutrición y el cambio climático están directamente vinculados. Son tres problemas fruto de los actuales sistemas alimentarios poco saludables y mínimamente regulados", afirmó.

Voluntad Política

En relación a la voluntad política, el neozelandés destacó el trabajo del Frente Parlamentario contra el Hambre de Chile, presidido por el senador Guido Girardi. "Se requieren acciones como las que se están impulsando en Chile. La ley de etiquetado es un trabajo de valentía y persistencia por un sistema alimentario más justo y sostenible", agregó.

Cambio climático y malnutrición

Según el experto, el cambio climático es una tercera pandemia que "está provocando que los alimentos sean menos saludables. El aumento de los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera está reduciendo considerablemente los niveles de nutrientes".

Parte de las conclusiones del Informe de la Comisión de Obesidad de la revista The Lancet, alertan que el cambio climático aumentará la inseguridad alimentaria debido a fenómenos meteorológicos extremos, sequías y cambios en la agricultura. Asimismo, el documento señala que la variación en el estado del sistema climático afectará los precios de los alimentos básicos, lo que implicaría, si no se implementaran políticas específicas, un aumento en el consumo de productos procesados.

Compartir esta página