Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Fondo para el Medio Ambiente Mundial aprobó US 27 millones para 4 nuevos proyectos en América Latina y el Caribe

Los proyectos tendrán lugar en Brasil, México, Nicaragua, Perú e Uruguay y serán implementados por la FAO.

El nuevo proyecto de México es una estrategia que va desde el anzuelo al plato.

4 de junio de 2020, Santiago de Chile - El Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) aprobó hoy más de USD $ 27 millones para proyectos que serán implementados por los gobiernos de cinco países de América Latina y el Caribe, con apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)

Tres proyectos de país y un proyecto bi-nacional apoyarán a comunidades a conservar la biodiversidad marina, mejorar la sostenibilidad de las cadenas alimentarias, revertir la degradación de la tierra, impulsar la producción alimentaria sostenible y mejorar la gestión pública y privada de los recursos hídricos.

Estas nuevas iniciativas se suman a una cartera de 53 proyectos que han movilizado más US $ 181 millones del FMAM en 18 países de la región. “Transformar las prácticas agrícolas se hace aún más relevante durante la pandemia de la COVID-19. Tenemos que contar con sistemas productivos sostenibles y resilientes, que nos permitan estar preparados para afrontar disrupciones como las crisis sanitarias o los embates del cambio climático” explicó Ignacia Holmes, Oficial de Políticas, Medio Ambiente y Cambio Climático.

Manejo sostenible y restauración del bosque seco de la costa norte del Perú

La FAO y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza implementarán un proyecto que recibió USD 7,6 millones del FMAM, con un cofinanciamiento de USD 53,5 millones de parte del gobierno de Perú.

El objetivo del proyecto es restaurar y gestionar de manera sostenible los bosques secos de la costa norte del Perú, facilitando la conservación de la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas, aumentando la resiliencia de las comunidades y sus medios de vida, y disminuyendo la degradación de la tierra.

El proyecto mejorará la efectividad del manejo sostenible de cinco áreas protegidas que suman un total de 250,250 hectáreas. Además, restaurará paisajes en 2,278 hectáreas de bosques e impulsará acuerdos con productores, evitando la emisión de 2 millones de toneladas de CO2, beneficiando a 16,800 personas.

México: del anzuelo al plato

El nuevo proyecto de México es una estrategia de fortalecimiento de la pesca sostenible para salvaguardar la biodiversidad marina y la seguridad alimentaria, que va desde el anzuelo al plato.

Con USD 9,2 millones del FMAM y un cofinanciamiento de USD $ 40,3 millones del gobierno de México, el proyecto conservará la biodiversidad marina y promoverá medios de vida sostenibles en las comunidades a través de la gestión conjunta.

El proyecto aplicará prácticas de manejo mejoradas en 399,114 hectáreas de áreas de conservación terrestre, 1,597,751 hectáreas de áreas de conservación marina y 925,031 hectáreas de paisajes marinos productivos. Como resultado, el proyecto busca reducir en 25,104 toneladas métricas la captura de pesquerías marinas sobreexplotadas.

Uruguay y Brasil: gestión integrada de cuencas

El FMAM aportará USD 4,8 millones a un proyecto para la gestión conjunta de sus recursos hídricos transfronterizos en la cuenca de la laguna Merín y en sus lagunas costeras asociadas .

La laguna Merín es la más grande de Uruguay y la segunda más grande de Brasil, y la región presenta un gran potencial económico de pesca y acuicultura.  El proyecto favorecerá la expansión del transporte fluvial entre países sin dañar la biodiversidad, y fortalecerá las capacidades de los sectores públicos y privados, enfatizando el uso sostenible y eficiente del agua, la preservación de los ecosistemas y sus servicios, y la adaptación al cambio climático.

Intensificar la producción alimentaria de forma sostenible en Nicaragua

 Con US $ 5,5 millones de dólares del FMAM, y un cofinanciamiento de USD 48 millones, Nicaragua transformará los sistemas alimentarios en las áreas protegidas de los corredores biológicos de la costa del sur del Caribe y del río San Juan.

El proyecto trabajará con cadenas de valor de ganado vacuno y lechero, promoviendo enfoques sostenibles que permitan frenar la expansión de la frontera agrícola y la deforestación en ecosistemas de importancia global.

Las asociaciones público-privadas para mejorar la adopción de métodos sostenibles de intensificación agrícola, la restauración de la productividad de tierras ociosas y la reducción de las emisiones del ganado son algunas de las estrategias del proyecto. 

 

Compartir esta página