Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Herramientas digitales en el campo: expertos reflexionan sobre la importancia de la comunicación y de las tecnologías digitales a servicio de la agricultura familiar

La videoconferencia Comunicación Rural en tiempos de COVID-19 promovió un encuentro de expertos en tecnología de Embrapa y Microsoft, de la academia y del proyecto +Algodón para un dialogo sobre los retos de la conectividad en el rural.

Santiago de Chile, 17 de junio de 2020 - En tiempos de la pandemia de COVID-19, las herramientas digitales han asumido un puesto clave para llevar información al campo, especialmente para la mantención de la asistencia técnica y extensión rural a los agricultores familiares. Para reflexionar sobre las herramientas tecnológicas para el campo, el proyecto regional +Algodón realizó el 10 de junio la videoconferencia Comunicación Rural en tiempos de COVID-19: ¿Cómo las herramientas digitales contribuyen en los retos de la agricultura algodonera? 

Participaron más de 140 personas entre representantes de gobiernos de los países socios, investigadores, extensionistas, académicos, representantes de gremios de agricultores, entre otros. 

En la apertura, el representante de la Agencia Brasileña de Cooperación del Ministerio de Relaciones Exteriores (ABC/MRE), Plínio Pereira, señaló que el fortalecimiento de la agricultura familiar y la lucha contra la inseguridad alimentaria siempre fueron considerados fundamentales en la cooperación brasileña y, en este actual contexto de pandemia, son aún más importantes. “Este escenario que es muy difícil para todos exige urgencia y más intercambios de experiencias y de acciones entre los países para enfrentar los retos que tenemos en nuestra región”, comentó. Según el analista de ABC/MRE, el sector algodonero latinoamericano, así como el mundial, ya sufre con las consecuencias de la crisis económica y social generadas por la pandemia y la recuperación del sector exigirá un esfuerzo y replanificación de la producción, incluyendo agricultores, gremios, industria y gobierno. “Que seamos capaces de buscar soluciones innovadoras para hacer frente a este momento”. 

El representante de FAO en Bolivia, Theodor Friedrich, destacó la importancia de las herramientas tecnológicas en las zonas rurales que, en tiempos de la pandemia, son todavía más relevantes. El Representante dio como ejemplo el trabajo que promoverán en Bolivia de Asistencia Técnica y Extensión Rural (Ater) por medio de canales de comunicación como las radios comunitarias. Sobre la conectividad en el campo subrayó: “Es una cuestión de desarrollo rural y económico en las zonas rurales”. 

Tecnologías a servicio del campo

Según la jefa general de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa Informática Agropecuaria), Silvia Silveira Massruhá, para que Brasil y otros países mantengan el protagonismo en la agricultura mundial, incluso para atender a las demandas previstas por la ONU de alimentar a 10 mil millones de personas en todo planeta, y que puedan aumentar la productividad de manera sostenible utilizando pocas áreas y preservando el medio ambiente es “necesaria la incorporación de nuevas tecnologías y esta será la diferencia a partir de ahora”

Silvia Massruhá afirmó que para alcanzar la productividad y atender a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, las tecnologías de información y las tecnologías convergentes como la biotecnología, la nanotecnología, la agricultura de precisión, ciencia cognitiva son clave para el rural en la actualidad. La investigadora señaló que desde la preproducción hasta el procesamiento la Embrapa cuenta con una serie de tecnologías implementadas como la TerraClas y la SATVeg, herramientas que subsidian el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil, incluso para la planificación de políticas públicas. Según Silvia Massruhá, en 10 años se ha incrementado el acceso a la internet y en el campo también ha crecido la demanda por la conectividad. “La pandemia ha aumentado la demanda por más conectividad en el campo, bien como la aceleración de las tecnologías digitales”. 

Para el director de gobierno para América Latina y el Caribe de Microsoft, Pedro Uribe, “el campo se está quedando sin personas, lo que nos obliga a automatizar nuestros procesos para continuar trabajando”. Segundo el director, el mundo no se detuvo con la pandemia por contar con la tecnología, la inteligencia artificial, la nube de datos y el internet que permitieron que el mundo siguiera operando, transformando la industria agrícola. “Ahora con la tecnología podemos planificar las cosechas, conocer el uso del agua e insumos, obtener información de precios, entre otros. La tecnología existe, el punto es como la hacemos que lleguen al pequeño agricultor”, apuntó Pedro Uribe. Para el director de Microsoft en la región, el nuevo agricultor debe ser capaz de entender la información y apropiarse de las tecnologías para impulsar el desarrollo agrícola, destacando, también, la importancia de las alianzas público-privadas. 

Comunicación rural con jóvenes paraguayos

El profesor Francisco Ritter, de Universidad Federal de Santa Maria, en el Rio Grande del Sur, Brasil, presentó la iniciativa Lazos, de Comunicación para el Desarrollo (CpD), iniciada en el marco del proyecto +Algodón en Paraguay, involucrando a técnicos, productores y los estudiantes de escuelas agrícolas de Villarrica y Caazapá. El objetivo de la iniciativa piloto es promover la comunicación entre los diversos actores, por medio de herramientas de educación y capacitación en línea para los jóvenes de familias productoras. El profesor explicó que esta capacitación se llevará a cabo por medio del curso Rural Conectado que “buscará generar una comunidad virtual comprometida con la innovación, capacitar en tecnologías y generar Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) para el sector algodonero e insertar a los estudiantes al ámbito de las tecnologías rurales”. 

Las herramientas digitales para los agricultores familiares: un reto

Para la coordinadora regional del proyecto +Algodón, Adriana Gregolin, el sector algodonero mediano y pequeño cuenta con una dinámica y una realidad diferenciada y que exige pensar cómo llevar el conocimiento acumulado y cuáles las herramientas tecnológicas pueden ser utilizadas para que estos agricultores y agricultoras, en los territorios, puedan mejorar sus medios de vida. “Son muchos los retos para que la tecnología pueda contribuir para reforzar la cadena de valor del algodón desde su inicio hasta los mercados”, señaló. 

Adriana Gregolin comentó que el sector algodonero genera ingresos para miles de personas y, en este actual momento, “debemos enfrentar los retos para que las tecnologías disponibles lleguen a los agricultores con quienes trabajamos”. Según la coordinadora, hay una correlación directa entre el uso de las diversas opciones de TIC y su impacto positivo en términos económicos, sociales, ambientales e institucionales, bien como su apoyo al cumplimiento de los ODS. “La agricultura digital creará sistemas sumamente productivos, prospectivos y adaptables a los cambios, como los que provoca el cambio climático”, subrayó. 

La videoconferencia Comunicación Rural en tiempos de COVID-19: ¿Cómo las herramientas digitales contribuyen en los retos de la agricultura algodonera?, fue el tercero seminario promovido por el proyecto +Algodón, desde el inicio de la pandemia, para el intercambio de experiencias entre los países socios de la cooperación Sur-Sur Trilateral y otros países interesados.  El proyecto es una iniciativa llevada a cabo por el gobierno brasileño, representado por la ABC/MRE, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y siete países socios, con el objetivo de contribuir, por medio del sistema algodón-alimentos, a la superación de la pobreza rural y garantizar la seguridad alimentaria y nutricional.

Compartir esta página