Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Primera celebración del Día Internacional de la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos Recupera y transforma #SinDesperdicio. Únete al #HambreCero

¿Cómo llegamos gasta acá? El gobierno de Argentina presentó la petición a través de la FAO para que la problemática cuente con un día de concientización en el calendario internacional. En 2019 la 74º Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 29 de septiembre como el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos (PDA) reconociendo el papel fundamental que desempeña la producción sostenible en la promoción de la seguridad alimentaria y la nutrición.

¿Cómo llegamos gasta acá?

 

El gobierno de Argentina presentó la petición a través de la FAO para que la problemática cuente con un día de concientización en el calendario internacional. En 2019 la 74º Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 29 de septiembre como el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos (PDA) reconociendo el papel fundamental que desempeña la producción sostenible en la promoción de la seguridad alimentaria y la nutrición.  

 

Una oportunidad para centrarse en la necesidad de reducir la PDA para contribuir al desarrollo sostenible y a la reducción del hambre y la pobreza. Aplicar políticas y técnicas innovadoras será clavé para avanzar en este camino.

 

La FAO lidera los esfuerzos relacionados con el Índice de Pérdida de Alimentos (indicador 12.3 de la Agenda 2030) y brinda orientación para las intervenciones de políticas, el establecimiento de alianzas público privadas, y sensibilización que apuntan a mejorar la seguridad alimentaria y la sostenibilidad ambiental.

 

¿Por qué se eligió ese día?

 

Se fijó el 29 de septiembre en conmemoración "Primer Diálogo Regional sobre Pérdidas y Desperdicios de Alimentos" realizado en el año 2015 en la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe junto a representantes de los países de la región.

 

El encuentro surgió con el propósito de construir una alianza regional en línea con el Plan de acción, y con el Plan para la Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre de la Comunidad de Estados latinoamericanos y caribeños.

 

Acerca de la perdida y desperdicio de alimentos  

 

La pérdida de alimentos es la disminución en la cantidad o calidad de los alimentos a lo largo de la cadena de suministro desde la cosecha hasta el nivel minorista, pero sin incluirlo. Corresponde aproximadamente al 80% del volumen total desechado.

 

El desperdicio de alimentos se produce en las etapas de distribución y el consumo. Es la disminución en la cantidad o calidad de los alimentos como resultado de las decisiones y acciones de los minoristas, proveedores de servicios alimentarios y consumidores. Corresponde aproximadamente al 20% del volumen total desechado.

 

La reducción en pérdidas y desperdicios de alimentos impactará de manera positiva, económica, social y ambientalmente.

 

Números a nivel mundial y regional:

A escala mundial, se pierden alrededor del 14% de los alimentos producidos desde la etapa posterior a la cosecha hasta la venta al por menor, pero sin incluir esta última. Se están preparando estimaciones exactas del desperdicio por los minoristas y consumidores. En el mundo se pierden: 8,6% de cereales y legumbres; 21,6% de frutas y hortalizas; 11,9% carne y productos de origen animal; 25,3% raíces, tuberculos y cultivos oleaginosos; y 10,1% otros.

 

En América Latina y el Caribe se pierde el 11,6% de los alimentos. Esto equivale a 220 millones de toneladas / año, 330 Kg / cápita / año. El impacto económico de las pérdidas es del 20% del PIB regional. Los países que ya han aprobado legislación en materia de PDA son Argentina, Brasil, Colombia, El Salvador , México, Panamá, Perú y Paraguay. Por otro lado, los países que están avanzando fuertemente para la aprobación de Leyes de PDA son Guatemala, Chile y Uruguay.

¿Dónde y porqué se pierden y desperdician los alimentos?

En las explotaciones agrícolas: Entre las causas importantes de las pérdidas en las explotaciones agrícolas se incluyen el momento inapropiado para la recolección, las condiciones climáticas, las prácticas utilizadas en la recolección y la manipulación, y los problemas en la comercialización de la producción.

En el almacenamiento: Se producen pérdidas significativas a causa de un almacenamiento inadecuado, así como por decisiones tomadas en etapas tempranas de la cadena de suministro que hacen que los productos tengan una vida útil más corta.

Durante el transporte: Una buena infraestructura y una logística comercial eficaz son fundamentales para evitar la pérdida de alimentos. La elaboración y el envasado son determinantes en la conservación de los alimentos, y las pérdidas suelen deberse a instalaciones obsoletas, al mal funcionamiento técnico o a errores humanos.

En los comercios: Las causas del desperdicio de alimentos en el comercio minorista están relacionadas con una vida útil limitada, la necesidad de que los productos alimenticios cumplan las normas estéticas en términos de color, forma y tamaño, y la variabilidad de la demanda.

En el hogar: El desperdicio a nivel del consumidor se debe a menudo a una mala planificación de las compras y las comidas, un exceso de compra (influido por porciones y tamaños de envases demasiado grandes), confusión sobre las etiquetas (fechas de consumo preferente y de caducidad) y un almacenamiento inadecuado en el hogar.

¿Cómo hacer que el cambio suceda?

  1. Centrarse en la seguridad alimentaria tenderá a favorecer las intervenciones en una fase temprana de la cadena de suministro de alimentos, en la que se sentirán impactos positivos sobre la seguridad alimentaria en el resto de la cadena de suministro.

 

  1. Para la sostenibilidad ambiental, es mejor intervenir en los puntos críticos de pérdidas que se producen en las fases posteriores de la cadena de suministro en la que se produce la mayor parte de los daños ambientales. Las medidas más adelante en la cadena de suministro tienen el efecto de reducir la demanda de la producción procedente de la parte de la cadena que daña el medio ambiente. Por ejemplo, para los daños ambientales asociados con:

-        uso excesivo de agua en las explotaciones, cualquier reducción de las pérdidas o el desperdicio después de la explotación (transporte, elaboración, almacenamiento, etc.) puede tener un efecto positivo en la demanda de agua.

-        las emisiones de GEI procedentes del transporte y del almacenamiento, por lo que las intervenciones a nivel mayorista, minorista y de consumidores tienen un efecto positivo.

 

  1. La ubicación es importante cuando se persiguen objetivos de seguridad alimentaria y nutrición o medioambientales, con la única excepción de un descenso de las emisiones de GEI, que tiene el mismo impacto en el cambio climático dondequiera que ocurra.

 

Celebraciones

La conmemoración de este evento se dará en medio de un momento excepcional a raíz de la crisis sanitaria por COVID-19 que afecta a todo el mundo.  Creemos, sin embargo, que este contexto nos dará una oportunidad única para hacer un claro llamado a la acción, tanto para el sector público como para el privado para reforzar los esfuerzos en la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos (PDA) para así garantizar la seguridad alimentaria de todos y, en particular, a los más afectados por la pandemia.  

La FAO invita a todos sus aliados a sumarse a esta conmemoración. Durante el día se realizarán eventos regionales y nacionales, convocando a diversas voces de Latinoamérica y el Caribe a elevar un mensaje de unidad en torno a la reducción de las PDA y la transformación de los sistemas alimentarios. El país invitado de honor este año es Argentina, promotor del Día Internacional.

Hora de eventos principales

Global

11:00 h (UTC-3)

Regional

14:30 (UTC-3)

 

Compartir esta página