Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Serie de seminarios virtuales impulsó el intercambio de conocimientos entre Brasil y Colombia en políticas de producción orgánica y agroecología

Las tres ediciones reunieron de manera virtual a casi 500 participantes que tuvieron la oportunidad de conocer las experiencias de los dos países, así como identificar lecciones aprendida y retos.

Bogotá, 15 de octubre de 2020 – El proyecto Sembrando Capacidades finalizó este miércoles (14) el ciclo de seminarios virtuales “Política Brasileña de Agroecología y Producción Orgánica: una mirada desde la cooperación sur–sur trilateral (Brasil-FAO-Colombia)”. Durante tres ediciones que reunieron a casi 500 participantes, representantes gubernamentales, de las organizaciones sociales, la academia y FAO, entre otros, tuvieron la oportunidad de conocer e intercambiar experiencias acerca de las normativas y la política pública brasileña en agroecología, buscando identificar lecciones aprendidas y desafíos para Colombia y Brasil, en el marco de esta cooperación.

El proyecto de cooperación sur-sur trilateral Sembrando Capacidades es ejecutado en Colombia y Brasil de forma conjunta por la Agencia Brasileña de Cooperación del Ministerio de Relaciones Exteriores (ABC/MRE), el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil (MAPA), el  Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia (MADR) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Esta iniciativa integra las acciones del proyecto regional América Latina y el Caribe sin Hambre 2025

La Oficial de Programas de FAO Colombia, Manuela Ángel, agradeció los esfuerzos de los socios del proyecto Sembrando Capacidades y resaltó el rol de la agroecología para la FAO como “parte integral de nuestra visión para una agricultura sostenible; es un componente esencial para avanzar hacia sistemas alimentarios sostenibles y saludables". A su vez, el Director de Capacidades Productivas y Generación de Ingresos MADR, Sergio Ramírez, evaluó como resultado del intercambio con Brasil: "podremos avanzar en Colombia en la formulación de lineamientos de política pública de producción agroecológica para fortalecer capacidades productivas y generación de ingresos de agricultores y agricultoras familiares". 

Experiencias brasileñas

Regina Sambuichi, del Instituto de Investigación Económica Aplicada de Brasil (Ipea), presentó los principales avances, logros y lecciones aprendidas de la política pública en agroecología en el país. Ella destacó algunos avances con la creación de la Política Nacional de Agroecología y Producción Orgánica (PNAPO) como el aumento del presupuesto para la producción orgánica y de base agroecológica y la interacción de diferentes organismos gubernamentales, entre otros. También destacó aspectos positivos como la construcción participativa con diálogo con la sociedad, la intersectorialidad y la articulación con movimientos sociales. "Una política de esta envergadura y complejidad, para ser eficaz, debe abarcar acciones a largo plazo, y que tenga continuidad, que sea una política de Estado", afirmó. 

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil (Mapa), presentó las perspectivas de continuidad de la política pública en agroecología en el país. Virgínia Lira, representante del Mapa, explicó que la PNAPO es resultado de una construcción colectiva: una política de Estado con acciones a corto, mediano y largo plazo. Según datos presentados por el Ministerio el número de unidades de producción orgánica en Brasil ha crecido de 20.050 unidades, en 2017, para 27.868 unidades en 2020. Según Virginia, todavía hay retos en el desarrollo de políticas públicas en agroecología; uno de ellos, es el monitoreo, para rescatar información y estructurar respuestas transparentes y fáciles de explicar a la sociedad, así como seguir ampliando el fomento de Bioinsumos. Destacó la importancia de programas como el de alimentación escolar y de adquisición de alimentos como oportunidades de mercados para la producción orgánica de la agricultura familiar. "El programa de alimentación escolar de Brasil es una importante contribución a los agricultores familiares, pero aún más para los estudiantes de las escuelas públicas que tienen acceso a alimentos de calidad, y que promueven el desarrollo local"

A su vez, Marco Pavarino, representante del Mapa, presentó las perspectivas de continuidad de la política pública en agroecología en Brasil, bien como el Plan Nacional de Producción Orgánica y Agroecología (PLANAPO). Según Marco Pavarino, el Plan es conformado por seis ejes: producción; uso y conservación de recursos naturales; conocimiento; comercialización y consumo; tierra y territorio; y sociobiodiversidad. Juntos, estos ejes integraron 185 iniciativas. “La estructura del PLANAPO permitió que algunas políticas públicas, por su relevancia, permanecieran, presentándose hoy como programas y políticas nacionales”, dijo.  Entre estos programas que siguen, se destacan las líneas de crédito específicas; núcleos y estudios en agroecología; y programas nacionales como de Bioinsumos y Bioeconomía Brasil Sociobiodiversidad. “Es necesario que nosotros, de América Latina y el Caribe tengamos una mirada regional de algunas políticas que pueden organizar, a partir de la producción orgánica, de la agroecología como, por ejemplo, el tema de la bioeconomía. El mundo está organizándose alrededor de este tema”, finalizó. 

En el panel sobre las lecciones aprendidas con los 3 seminarios de intercambio promovidos por el proyecto Sembrando Capacidades, Joaquín Salgado, del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia (MADR), evaluó la importancia de una cámara interministerial de agroecología y producción orgánica como un espacio de articulación con diferentes actores gubernamentales; así como la creación de núcleos de estudios en agroecología que son “motores de la investigación y del conocimiento”, dijo. También resaltó la importancia de los instrumentos normativos para el éxito de la política pública. 

En el cierre, Carolina Smid, de ABC/MRE, resaltó la importancia de la agroecología para la sociedad y al proyecto como una oportunidad para fortalecer la agricultura familiar. Ronaldo Ferraz, coordinador regional del proyecto América Latina y el Caribe sin Hambre 2025, evaluó de manera positiva la serie de seminarios, que presentó las buenas prácticas, lecciones aprendidas y retos, bien como las perspectivas de la política pública, considerando la agroecología importante para el presente y el futura de la sociedad. 

Colombia y Brasil: sembrando capacidades

Iniciado en 2019, el proyecto Sembrando Capacidades, llevado a cabo de forma conjunto por los gobiernos de Brasil, de Colombia y la FAO, tiene el objetivo de fortalecer políticas e instrumentos que impulsen la rentabilidad y sostenibilidad del campo colombiano, con especial énfasis en la producción proveniente de la agricultura familiar con enfoque agroecológico, siendo un importante instrumento de apoyo para el desarrollo rural del país hacia la transformación económica, social y política. 

Compartir esta página