Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

+Semillas: red de investigadores organizará informaciones sobre la recuperación y la conservación de semillas de algodón

La red fortalecerá los datos sobre variedades de América Latina y pondrá a la disposición de instituciones.

Santiago de Chile, 17 de agosto de 2021 - Más semillas de algodón – y de calidad – en el campo. Esto es lo que propone una iniciativa que ha iniciado este mes de agosto para impulsar la formación de una red internacional, para la región de America Latina, conformada por instituciones de investigación para  la recuperación y conservación de variedades de semillas de algodón sudamericanas. La iniciativa +Semillas buscará recuperar y conservar variedades nativas, tradicionales y criollas, blancas y de color como parte de la estrategia para la preservación del patrimonio cultural de cada país socio de este proyecto de cooperación. 

Bajo la coordinación operacional del Centro de Estudios y Formación para el Ecodesarrollo ALTER VIDA, de Paraguay, la iniciativa +Semillas cuenta con el apoyo técnico del  proyecto regional de cooperación sur-sur trilateral +Algodón, y financiero de Bio Bridge Initiative (BBI), de las Naciones Unidas.   

El proyecto +Algodón es ejecutado de manera conjunta desde el 2013 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Agencia Brasileña de Cooperación del Ministerio de Relaciones Exteriores (ABC/MRE) y los gobiernos de: Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, Haití, Paraguay y Perú.  

Esta cooperación para +Semillas es una oportunidad para el intercambio de conocimientos y articulación entre las instituciones: Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa, Brasil), el Instituto Paraguayo de Tecnología Agropecuaria (IPTA, Paraguay), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA, Argentina), Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF, Bolivia), AGROSAVIA (Colombia), ProSierra (Colombia), Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP, Ecuador) e Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA, Perú). 

Adriana Gregolin, coordinadora regional del proyecto +Algodón, explica que uno de los objetivos de esta acción es sistematizar informaciones, mantener y poner a disposición un sistema de datos  sobre las variedades de algodón autóctonas de la región: “con estos datos en manos, la red de investigadores establecida impulsará la articulación de sus instituciones, la academia y otros interesados en la conservación de semillas en América Latina”, señaló Gregolin.

Entre los resultados esperados se encuentra la conformación de una red de investigación centrada en la conservación del algodón en la región con la participación de al menos siete instituciones de investigación, y al menos una institución por país asociado, la elaboración de material informativo y metodológico para la conservación y recuperación de colecciones de algodón nativo en los países. Los datos recogidos y sistematizados estarán a la disposición de las instituciones para su utilización, de manera compartida y gratuita. 

El proyecto +Algodón tiene como uno de sus componentes clave de trabajo el apoyo a los países socios en la adecuada oferta de semillas, certificadas y de calidad. En Bolivia, en el 2018, se consolidó el relanzamiento de la única variedad nacional convencional de semilla de algodón, la CCA-348 (Mandiyuti). En el 2020, en Colombia, se logró la primera cosecha del algodón nativo, fruto de un trabajo de rescate de la variedad Gossypium barbadense, que cuenta con una historia de más de 1.500 años de cultivo por parte de las comunidades indígenas de la región de Sierra Nevada de Santa Marta. En Ecuador, en el 2021, avanzan los ensayos para uso de una variedad brasileña de algodón, la BRS-336. 

Panorama de las semillas de algodón en la región

En América Latina y el Caribe, el algodón es un cultivo ancestral transmitido durante generaciones para la confección de ropa y obtención de mejores ingresos. También tiene un fuerte componente social y espiritual para las comunidades indígenas de la región. 

Con la llegada de la revolución agrícola y la globalización, el algodón ha adquirido una sólida posición comercial, lo que ha llevado a una producción extensiva ligada a fuertes beneficios económicos. Esto ha provocado el abandono de los programas de mejora y registro de germoplasma (excepto en Brasil y Argentina) y la llegada de algodón modificado genéticamente de origen extranjero. 

Cada uno de los países asociados al proyecto +Algodón reconoce las semillas de algodón nativas y de colores como parte de su patrimonio cultural. Sin embargo, ha habido poca investigación y pocos programas de conservación, lo que dificulta la preservación del germoplasma sin utilizar herramientas innovadoras y eficaces para su identificación. 

A partir de este panorama, es que la iniciativa +Semillas fue diseñada, para apalancar la retomada de la generación de datos sobre la producción y mantención de semillas de algodón en la región, con miras a fortalecer la agricultura familiar y campesina productora de este rubro.