FAO.org

Inicio > Américas > Noticias > Ver noticia
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Gobiernos de América Latina y el Caribe potencian el desarrollo de la agricultura familiar para lograr hambre cero

La agricultura familiar y el desarrollo territorial rural es una de las tres prioridades que los gobiernos de la región establecieron para el plan de trabajo de la FAO.

Mirna Cunningham, embajadora del AIAF 2014, José Graziano da Silva, FAO DG, y la Primera Dama de Perú, Nadine Heredia

Santiago de Chile, 14 de mayo 2014 – Los gobiernos de América Latina y el Caribe demostraron su compromiso con la lucha contra el hambre al establecer a la agricultura familiar como una de las tres prioridades regionales del plan de trabajo de la FAO, durante la Conferencia Regional de la Organización, realizada la semana pasada en Santiago de Chile.

Según una nueva publicación de la FAO,  el sector incluye más de 16 millones de explotaciones agrícolas y 60 millones de personas en América Latina y el Caribe, lo que sumado a su aporte en términos de empleo rural y producción de alimentos lo convierte en un verdadero pilar de la seguridad alimentaria.

"La agricultura familiar no es sólo la subsistencia de las familias campesinas en situación de pobreza, sino que es un espacio de seguridad alimentaria, asociatividad y oportunidades para un desarrollo rural inclusivo", subrayó Nadine Heredia, Primera Dama de Perú, durante la Conferencia Regional de la FAO.

“Hablar de la erradicación del hambre y del desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe es hablar de la agricultura familiar”, explicó el Director General de la FAO, José Graziano da Silva.

El Ministro de Agricultura de Chile, Carlos Furche, destacó que durante el Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014, AIAF: “El gobierno chileno apunta a fortalecer la vinculación de los pequeños agricultores con otros eslabones de la cadena para dar valor a su producción”.

Por su parte, el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina, Carlos Casamiquela, señaló que: “El 65% de los productores de Argentina son agricultores familiares, y producen el 20% del PIB agropecuario, por lo cual, desde el punto de vista social, económico, de la ocupación territorial, del uso de mano de obra, para nosotros es un sector importante de nuestro país”.

Mirna Cunningham, embajadora del AIAF, se refirió a la importancia de la agricultura familiar para los pueblos originarios de la región: “Es muy relevante para los 40 millones de personas indígenas en la región pertenecientes a cerca de 600 pueblos que contribuyen a abastecer los alimentos que se producen”.

Un pilar de la seguridad alimentaria regional

El nuevo libro Agricultura Familiar en América Latina y el Caribe: Recomendaciones de Política, recoge buenas prácticas y experiencias para apoyar a los gobiernos a planificar políticas específicas para que el sector cumpla su potencial.

“La agricultura familiar es un sector clave para lograr la erradicación del hambre y el cambio hacia sistemas agrícolas sostenibles en América Latina y el Caribe y el mundo” explicó Raúl Benítez, Representante Regional de la FAO.

La agricultura familiar es un sector fundamental de la producción agrícola en el Caribe, y FAO está apoyando a los gobiernos de dicha subregión. “El 85%  de los dueños de tierras en Barbados son agricultores familiares, y el gobierno les está dando asistencia para ayudarlos a acceder a los mercados, en los que FAO nos ha apoyado para para establecer nuestro sistema de información de mercado, lo que es crítico para unir la producción con la demanda”, explicó David Estwick, Ministro de Agricultura de Barbados, durante la Conferencia Regional.

El Ministro del Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio de Nicaragua, Bosco Castillo, destacó que dicho gobierno también tiene un énfasis especial en la agricultura familiar: “En Nicaragua el 80% de los productores son pequeños, por lo que nos enfocamos especialmente en ellos, buscamos mejorar sus costos y rendimientos y crear las condiciones necesarias para su desarrollo, como la infraestructura vial, el acceso a tecnologías, educación y la salud”.