FAO.org

Inicio > Region_collector > Américas > Noticias > Ver noticia
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Brasil y la FAO unen esfuerzos para promover las Directrices Voluntarias sobre la Gobernanza responsable de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques

Presidente del Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria de Brasil y Representante Regional a.i. de la FAO firmaron una carta de intención en Santiago de Chile.

Foto: Max Valencia/FAO

6 de abril de 2017, Santiago de Chile – Brasil y la FAO trabajarán juntos para apoyar la implementación de las Directrices Voluntarias sobre la Gobernanza responsable de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques (DVGT) en el contexto de la seguridad alimentaria, a lo largo de América Latina y el Caribe.

Las DVGT son una serie de principios y prácticas que sirven para que los gobiernos formulen leyes y administren los derechos a la tierra, la pesca y los bosques, para promover la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible.

El presidente del Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria de Brasil (INCRA), Leonardo Goes Silva y la Representante Regional a.i. de la FAO para América Latina y el Caribe, Eve Crowley firmaron ayer una carta de intención para profundizar la implementación de las DVGT en la región.

Sin el apoyo de la FAO, las DVGT difícilmente se habrían puesto en marcha, señaló Leonardo Goes durante la firma, por lo que “Es necesario unir esfuerzos para avanzar en la reducción de la desigualdad en términos de la tenencia de la tierra en América Latina y el Caribe”.

La firma tuvo lugar durante el encuentro de alto nivel que reunió a representantes de gobierno y especialistas regionales para analizar el estado de la implementación de las DVGT y las diversas reformas agrarias que se han desarrollado en la región, el cual se lleva a cabo en la Oficina Regional de la FAO en Santiago de Chile.

Con respecto a la importancia de las directrices para la región, Eve Crowley señaló que “la erradicación del hambre y la pobreza y el uso sostenible del medio ambiente dependen en gran medida de la forma en que las personas y comunidades consiguen acceder a la tierra, la pesca y los bosques”.

Crowley explicó que es necesario asegurar que las personas pobres y vulnerables tengan derechos seguros y equitativos en el acceso a la tierra y otros recursos naturales, como una condición para erradicar el hambre en la región.

“Hace cinco años, las DVGT constituyeron un acuerdo inédito de buenas prácticas y lineamientos para la gobernanza de la tenencia de los recursos naturales. Hoy como región tenemos que dar continuidad a este acuerdo, de cara a los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, dijo Crowley.

La FAO y el INCRA movilizarán recursos, mediante el Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO, que permitan realizar cooperación  y asistencia a los países de la región para implementar las directrices, fomentando marcos de políticas públicas y leyes que mejoren los sistemas de administración de tierras en los espacios de gobernanza regional, subregional y nacional.

En América Latina y el Caribe, Guatemala fue el primer país en emplear las DVGT para reformular su política agraria de manera participativa, Colombia las está utilizando como guía para mejorar el acceso y uso de la tierra como parte de su proceso de paz, y la Reunión Especializada de Agricultura Familiar del MERCOSUR las usa para revisar sus marcos de políticas y leyes sobre gobernanza de la tenencia.

Cooperación Brasil – FAO

El Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO, que movilizará los recursos de la nueva iniciativa firmada por el INCRA y la FAO, ejecuta proyectos a lo largo de la región en aspectos como los programas de alimentación escolar, el fortalecimiento de las organizaciones de la sociedad civil y la promoción de políticas agroambientales.

El programa también trabaja apoyando el sector algodonero de la región, las compras públicas de alimentos a la agricultura familiar, la pesca y la acuicultura y el apoyo en emergencia en situaciones de ayuda humanitaria. 

Compartir esta página