FAO.org

Home > Region_collector > Américas > Notícias > Notícia
Escritório Regional da FAO para a América Latina e o Caribe

Comienza la eliminación de plaguicidas obsoletos y semillas contaminadas de la ex-OFAT en Asunción

La FAO y el Gobierno de Paraguay comienzan esta semana las operaciones finales de retiro y eliminación de 150 toneladas de plaguicidas obsoletos de las oficinas de la ex OFAT en Asunción.

Asunción, Paraguay, 2 de febrero de 2011 ? La FAO y el Gobierno de Paraguay comienzan esta semana las operaciones finales de retiro y eliminación de 150 toneladas de plaguicidas obsoletos de las oficinas de la ex OFAT en Asunción.

Técnicos y especialistas internacionales de la FAO trabajarán con efectivos del Gobierno para eliminar los desechos tóxicos y material contaminado generados por el incendio ocurrido el 7 de julio de 2003 en la Oficina Fiscalizadora de Algodón y Tabaco (OFAT) de Asunción.

?Estos plaguicidas obsoletos serán re-empacados en tambores resistentes a corrosión química y a condiciones climáticas adversas, cumpliendo normativas internacionales y de Naciones Unidas sobre salud y seguridad, para luego ser enviados a Inglaterra para su destrucción final,? explicó la Oficial de Protección Vegetal de la Oficina Regional de la FAO, Tania Santivañez.

Se trata de las labores finales de un proyecto conjunto del gobierno de Paraguay y la FAO, que cuenta con el financiamiento del gobierno de Japón.

Inventario de plaguicidas obsoletos
En su primera etapa, el proyecto realizó un inventario de las existencias de plaguicidas obsoletos en el país, el cual encontró un total de más de 5 mil toneladas de plaguicidas obsoletos y material contaminado, el 46 % de los cuales se ubicaban en Asunción, y el 40 % en el Departamento de Paraguarí, mientras que los demás estaban dispersos en otros 13 departamentos.

?Los plaguicidas abandonados o almacenados en lugares inapropiados tienen el potencial de contaminar un radio de 300 metros a la redonda y un mínimo de 50 centímetros hacia abajo en el suelo. También es peligroso que se filtren hasta agua subterráneas,? explicó Tania Santivañez, con respecto a los riesgos que estas sustancias presentan. (Leer entrevista)

Luego de esta fase final, que durará 60 días a partir del 7 de febrero, además de eliminar material contaminado el proyecto también habrá culminado labores de capacitación a las diferentes instituciones involucradas, y habrá dado un paso importante para preservar el medio ambiente y proteger la salud de los paraguayos.

?Estamos comprometidos en sentar las bases y que en el futuro no sobre material tóxico en el país. Que ingresen, se produzcan y que se regulen perfectamente (los plaguicidas) para no crear este tipo de arsenales químicos que se han acumulado durante estos años?, afirmó el presidente del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE), Miguel Lovera.

Participaron en el anuncio de las labores el Ministerio de Agricultura de Paraguay, Enzo Cardoso, Kazuo Watanabe, Embajador del Gobierno de Japón, Jorge Meza, Representante de la FAO en Paraguay, y Omar Alderete, coordinador nacional del proyecto.

Share this page