FAO.org

Inicio > Region_collector > Américas > Publicaciones y Multimedia > Mujeres Rurales
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Campaña regional por la autonomía plena de las mujeres rurales e indígenas de América Latina y el Caribe – 2018

La campaña es una iniciativa de trabajo colaborativo que durante 2018 sumará esfuerzos, articulará redes, identificará desafíos y divulgará experiencias y conocimientos sobre el empoderamiento y la autonomía plena de las mujeres rurales, indígenas y afrodescendientes de América Latina y el Caribe.

Creando redes colaborativas para visibilizar logros y desafíos

Creando redes colaborativas para visibilizar logros y desafíos

 

#Mujeres Rurales, mujeres con derechos se enmarca en las reflexiones de Ia Conferencia de Mujeres Rurales de América Latina y el Caribe, de la XIII Conferencia Regional de la Mujer, así como en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y en la experiencia de dos campañas nacionales realizadas en Brasil y Argentina en 2015 y dos regionales realizadas en 2016 y 2017.

En su edición 2018, la campaña comienza en marzo y finaliza en diciembre, promoviendo acciones tanto en redes sociales (online) como en los territorios rurales y espacios de diálogo de políticas (offline).

El componente online de la campaña permitirá dinamizar información y contenidos para visibilizar tanto logros como desafíos y prioridades de gobiernos, sociedad civil, academia y sector privado, respecto a la situación actual de las mujeres rurales, indígenas y afrodescendientes.

Este componente también permitirá articular redes colaborativas y dar voz a las propias mujeres. Además, por su naturaleza de código abierto, la campaña facilitará que cualquier instancia relacionada con el empoderamiento de las mujeres rurales se sume a la iniciativa y cree sus propios contenidos y materiales, en función de sus respectivos contextos.

Por otra parte, la campaña buscará generar mecanismos efectivos de participación de mujeres rurales y sus organizaciones, desde el nivel territorial hasta foros nacionales de discusión y espacios internacionales de diálogo sobre políticas.

Mediante su componente offline la campaña también buscará acompañar instancias de incidencia política para que los países de la región prioricen la igualdad de género como un elemento fundamental en sus estrategias de desarrollo rural sostenible.

Cuatro temas principales

Cuatro temas principales

 

La campaña cuenta con cuatro áreas temáticas prioritarias para la movilización de información y la articulación de redes de trabajo:

a. Importancia de las mujeres rurales, indígenas y afrodescendientes en la producción sostenible de alimentos suficientes, saludables y nutritivos.

b. Acceso de las mujeres rurales, indígenas y afrodescendientes a recursos productivos y sistemas de innovación.

c. Empoderamiento de las mujeres rurales, indígenas y afrodescendientes.

d. Eliminación de la violencia de género en el mundo rural.

Para llevar adelante las acciones de empoderamiento de las mujeres indígenas, los organizadores han establecido una alianza con la Campaña global Mujeres indígenas: Hacerlas visibles, empoderarlas, una iniciativa impulsada por la FAO, el Foro Internacional de las Mujeres Indígenas (FIMI) y La Agencia de Noticias de Mujeres Indígenas y Afrodescendientes (NOTIMIA).

Mujeres: Las aliadas ignoradas en la lucha contra el hambre y la pobreza rural

Mujeres: Las aliadas ignoradas en la lucha contra el hambre y la pobreza rural

 

Aunque las mujeres rurales tienen una participación significativa en las economías locales, a menudo su trabajo es invisibilizado en las encuestas y los censos nacionales y agropecuarios, así como en sus propias comunidades.

Además, las mujeres reciben una doble carga laboral, siendo responsables del trabajo no remunerado como la educación de los hijos, el cuidado de los más pequeños y mayores, su alimentación o el aprovisionamiento del agua y la leña.

Uno de los grandes problemas que enfrentan las mujeres rurales es la falta de autonomía: son vulnerables a la violencia de género, tienen dificultades para generar ingresos propios y cuentan con una escasa participación en la toma de las decisiones que afectan a sus vidas y comunidades.

Las mujeres rurales también tienen un menor acceso a recursos y servicios productivos como tierra, agua, crédito y capacitación. En el caso de las mujeres indígenas y afrodescendientes rurales, la situación es todavía más injusta.

Estimaciones de la FAO en 2011 mostraron que si las mujeres en las zonas rurales tuvieran el mismo acceso que los hombres a la tierra, la tecnología, los servicios financieros, la educación y los mercados, se podría incrementar la producción agrícola y reducir entre 100 y 150 millones el número de personas hambrientas en todo el mundo.

Los países de América Latina y el Caribe tienen el desafío de reducir las brechas de género en el mundo rural y considerar a todas las mujeres como aliadas estratégicas hacia el hambre cero y el desarrollo rural sostenible.

Lista de reproducción #MujeresRurales, mujeres con derechos

Organizadores

Registra tu institución y colabora con la campaña