FAO.org

Inicio > Américas > Recursos > Boletín de Agricultura Familiar > Enero - Marzo 2014
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

El Boletín de Agricultura Familiar es una publicación trimestral producida por la Oficina Regional de la FAO, que busca divulgar información sobre la agricultura familiar en América Latina y el Caribe a través de entrevistas, sistematización de buenas prácticas y presentación de información diversa sobre la realidad de la agricultura familiar en la región.

Boletín de Agricultura Familiar para América Latina y el Caribe. Enero - Marzo 2014

Editorial

José Graziano da Silva, Director General de la FAO

El inicio de este año hace visibles dos cuestiones: lo logrado en 2013 y lo que ha de hacerse en 2014

La celebración del Año Internacional de la Quinua 2013 dejó como legado más investigación, mayor inversión, programas y proyectos, todo con el fin de que el grano de oro de los Andes pueda ser producido en países de los cinco continentes e integrado a la dieta de los más vulnerables, porque no sólo se trata de un alimento altamente nutritivo, sino que además, su cultivo permitirá encarar la pobreza en el mundo. Si bien se ha tratado del reconocimiento y agradecimiento a los pueblos andinos por mostrar a la humanidad cómo preservar, mejorar y compartir alimentos de alto valor nutricional, queda aún mucho por hacer para que la quinua esté al alcance de quienes sufren hambre en el mundo.

Así como los pequeños agricultores de los Andes supieron conservar y mejorar la quinua durante miles de años, los agricultores familiares alrededor del mundo han transmitido de generación en generación conocimientos y habilidades, preservando y mejorando muchas de las prácticas y tecnologías que pueden apoyar la sostenibilidad agrícola. Por eso tiene sentido celebrar el Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014: hay mucho que aprender sobre prácticas sostenibles de las familias de pequeños y medianos agricultores, campesinos, pueblos indígenas, comunidades tradicionales, pescadores artesanales, pastores, recolectores y muchos otros, que en el caso de ALC, cubren el 81% de las explotaciones agrícolas.

Entre las acciones realizadas en favor de la Agricultura Familiar, varios países la han declarado como un asunto de interés público, y a nivel regional ya existen diversos programas de apoyo. No obstante, es necesario que los demás países se alineen y fomenten políticas públicas inclusivas orientadas a los agricultores familiares. Las acciones que han de llevarse a cabo durante este año tendrán que estar estrechamente ligadas a los objetivos planteados: 1) apoyar el desarrollo de políticas agrícolas, ambientales y sociales propicias para la Agricultura Familiar sostenible; 2) aumentar el conocimiento, la comunicación y concienciación del público; 3) lograr una mejor comprensión de las necesidades de la agricultura familiar, su potencial y limitaciones, y garantizar el apoyo técnico; y 4) crear sinergias para la sostenibilidad.

Si bien la FAO fue designada por la ONU como facilitadora del quehacer del AIAF 2014, es necesario que las iniciativas sean presentadas desde las bases nacionales, siempre proyectando resultados globales. Si el AIQ 2013 significó revalorizar y potenciar los conocimientos y prácticas de los pueblos andinos en el cultivo de la quinua con la finalidad de mejorar la dieta de millones de personas, el Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014 habrá de visibilizar el papel e incrementar el potencial de los agricultores familiares de todo el mundo en la erradicación del hambre, la reducción de la pobreza y la conservación de recursos naturales, elementos imprescindibles del futuro sostenible que queremos.

Como es usual, iniciamos un año de trabajo constante.

José Graziano da Silva
Director General
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO