FAO.org

Inicio > Américas > Recursos > Informe mensual de precios de los alimentos
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

El presente documento entrega un panorama mensual sobre la situación de los precios de alimentos en América Latina y el Caribe. Mediante el monitoreo de la información oficial de los países de la región, se busca entregar una alerta sobre los potenciales impactos que un alza de los precios de los alimentos puede generar sobre el bienestar de los hogares más pobres y vulnerables de la región, dado que son quienes destinan una proporción importante de sus ingresos al consumo de alimentos. Un adecuado monitoreo de los precios de los alimentos resulta, en tal sentido, clave para la seguridad alimentaria y nutricional de la región.

Informe Mensual de Precios de los Alimentos en América Latina y el Caribe - Junio 2014

Mensajes principales

La tasa de inflación mensual de alimentos de América Latina y el Caribe alcanzó el 1% en mayo. En tanto la inflación general fue de 0,7%.

De los países monitoreados en la subregión compuesta por América Central, México y el Caribe, Costa Rica, Panamá y República Dominicana presentaron reducciones en sus niveles de inflación alimentaria en comparación con lo registrado en abril. Por el contrario, El Salvador, Guatemala, Honduras, Jamaica, México y Nicaragua registraron aumentos en su inflación alimentaria.

En América del Sur, la mayoría de los países monitoreados presentaron inflaciones alimentarias más bajas en mayo en comparación con las del mes previo. Solo Bolivia y Colombia presentaron aumentos en sus niveles de inflación alimentaria respecto a abril.

Durante el mes de mayo, la papa, la cebolla y las carnes, fueron los alimentos que reiteradamente incidieron positivamente en la inflación de los países de la región. Por el contrario, productos como el limón y la fruta incidieron negativamente en la inflación. El tomate estuvo presente en varios de los países de la región, con alzas y caídas en su precio.

En mayo, el índice de precios de los alimentos de la FAO alcanzó los 207,8 puntos, esto es, un 1,2% menos que el nivel alcanzado en abril. En tanto, su variación interanual fue de -3,2%. Durante el mes, los movimientos del índice respondieron a la reducción en los precios de productos lácteos, los cereales y los aceites vegetales. Sin embargo, el azúcar aumentó considerablemente en mayo, mientras que la carne se mantuvo relativamente estable.