FAO.org

Home > Américas > Recursos > Relatório mensal sobre os preços dos alimentos
Escritório Regional da FAO para a América Latina e o Caribe
© Roberto Faidutti

El presente documento entrega un panorama mensual sobre la situación de los precios de alimentos en América Latina y el Caribe. Mediante el monitoreo de la información oficial de los países de la región, se busca entregar una alerta sobre los potenciales impactos que un alza de los precios de los alimentos puede generar sobre el bienestar de los hogares más pobres y vulnerables de la región, dado que son quienes destinan una proporción importante de sus ingresos al consumo de alimentos. Un adecuado monitoreo de los precios de los alimentos resulta, en tal sentido, clave para la seguridad alimentaria y nutricional de la región.

Informe Mensual de Precios de los Alimentos en América Latina y el Caribe - Abril 2015

Mensajes principales

  • Durante marzo la inflación alimentaria en América Latina y el Caribe fue de 1,2%. Esto es un aumento de 0,3 puntos porcentuales respecto a la tasa del mes anterior.
  • De los países monitoreados de América Central, México y el Caribe, en Costa Rica, Nicaragua y República Dominicana se observaron tasas negativas de inflación alimentaria. Guatemala presentó una menor tasa que en febrero. Por su parte El Salvador, México, Panamá y Haití, presentaron tasas mayores a la del mes anterior.
  • En América del Sur, Bolivia, Paraguay, Colombia y Perú registraron una disminución respecto al mes pasado. Argentina, Brasil, Ecuador, Chile y Uruguay presentaron tasas de inflación alimentaria positivas y más altas a las observadas en febrero.
  • Durante el mes de marzo el limón ha sido uno de los productos alimenticios que reiteradamente ha contribuido a la inflación en los países de la región, por el contrario el tomate es uno de los alimentos que más ha incidido de forma negativa en varios de los países monitoreados.
  • El índice de precios de los alimentos de la FAO se situó en marzo de 2015 en un promedio de 173,8 puntos, un 1,5% menos que su valor de febrero y un 18,7% por debajo de su nivel de marzo de 2014.
    Los precios del azúcar experimentaron una fuerte reducción y los aceites vegetales, los cereales y la carne registraron descensos de menor magnitud. Por el contrario, los valores de los productos lácteos aumentaron.