Vigilar los brotes de gripe aviar

©FAO/Saeed Khan

Entrevista a la Coordinadora de vigilancia mundial de la FAO sobre una amenaza permanente para la salud de las personas y los animales

En los últimos meses se han registrado casos de gripe aviar en aves en más de 30 países, un recordatorio oportuno de la necesidad de mantenerse alerta y estar preparados para un problema de sanidad animal que puede convertirse en una pandemia y que tiene un elevado costo para los agricultores y los sistemas alimentarios. La Sra. Sophia Von Dobschuetz, Coordinadora de vigilancia mundial en la FAO, explica el problema y cómo trabaja la Organización para contenerlo.

1. Los brotes de gripe aviar han desencadenado pandemias mundiales en el pasado. ¿Por qué es tan peligroso este tipo de gripe?

1. Los brotes de gripe aviar han desencadenado pandemias mundiales en el pasado. ¿Por qué es tan peligroso este tipo de gripe?

El virus de la gripe aviar, también denominada gripe A, es un tipo de virus que se encuentra en las aves. Existen muchas variedades distintas y algunas de ellas son zoonóticas y pueden infectar a las personas y llegar a causarles la muerte. La pandemia de la gripe española de 1918 fue, en realidad, una gripe por A(H1N1) de origen aviar que infectó a 500 millones de personas en todo el mundo. No obstante, desde entonces no se han encontrado indicios de propagación continuada entre personas y en los últimos decenios las infecciones en humanos han sido esporádicas; en este sentido, la última vez que se notificaron casos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) fue en noviembre de 2020, cuando se detectaron los virus de la gripe aviar H5N6 y H9N2 en dos personas que habían estado en estrecho contacto con aves de corral vivas.

La gripe aviar está causada por virus de ARN, que mutan y evolucionan más rápidamente que los virus de ADN y, por tanto, es más probable que tengan una mayor capacidad de adaptarse a los mamíferos, entre ellos las personas. La asociación tripartita de la FAO, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la OMS trabaja para llevar a cabo actividades de seguimiento y evaluación del riesgo de forma periódica. Asimismo, proporciona datos para las reuniones estacionales de la OMS sobre la composición de las vacunas, una ayuda directa a la preparación ante una pandemia. Las tres organizaciones también han publicado recientemente un instrumento para la evaluación conjunta y multisectorial del riesgo que los países pueden utilizar para evaluar los riesgos relacionados con enfermedades zoonóticas vinculadas a la interacción entre los animales, las personas y el medio ambiente.

Desde que se detectó por primera vez en Asia en 1996, se han producido varias epidemias intercontinentales de gripe aviar. A pesar de que el comercio de aves de corral sigue siendo el factor de riesgo más importante para la introducción y propagación local de virus de la gripe aviar, la propagación a grandes distancias suele producirse a través de la migración de aves silvestres, que tiene un efecto mortífero en las poblaciones de aves domésticas y silvestres.

2. ¿Por qué existen tantos virus de la gripe aviar?

2. ¿Por qué existen tantos virus de la gripe aviar?

Los virus de la gripe aviar son numerosos debido a su alta tasa de mutación espontánea y a su capacidad de recombinar su material genético con el de otros virus de la gripe aviar para dar lugar a nuevas cepas víricas. La clasificación vigente de los subtipos se basa en los genes de la hemaglutinina (H) y la neuraminidasa (N). Actualmente, se conocen en la naturaleza 18 subtipos de hemaglutinina y 11 de neuraminidasa, lo que significa que, solo a partir de estos dos genes, se pueden producir más de 100 combinaciones. Hoy en día, los subtipos H5Nx, H7Nx y H9Nx, en concreto los H5N1, H5N6, H7N9 y H9N2, están siendo estudiados atentamente por la comunidad científica a fin de determinar su potencial zoonótico.

La gripe aviar también se clasifica como poco patógena o altamente patógena. Esta nomenclatura se refiere primordialmente a la capacidad de matar a los pollos y no guarda relación alguna con la capacidad de infectar a otras especies de animales o personas. Habitualmente, los virus poco patógenos provocan signos clínicos de poca magnitud o inexistentes en las aves de corral y la enfermedad que causan es menos grave o aguda que la que causan los virus altamente patógenos; por consiguiente, el daño económico es menos intenso. Sin embargo, los virus poco patógenos a veces pueden mutar y transformarse en virus altamente patógenos.

3. ¿En qué situación se encuentra la gripe aviar este año? ¿Es zoonótica?

3. ¿En qué situación se encuentra la gripe aviar este año? ¿Es zoonótica?

En la actualidad, el número de epidemias altamente patógenas en Europa y Asia está aumentando, así como la aparición de cepas reagrupadas (las que combinan material genético de diferentes virus de la gripe aviar), que afectan a las aves de corral y las aves silvestres. En octubre y noviembre de 2020, la FAO empezó a poner sobre aviso a las autoridades de sanidad animal de los países en situación de riesgo elevado y sigue prestando asesoramiento y recomendando medidas.

La cepa altamente patógena más predominante desde octubre de 2020 es la H5N8, que afecta a más de 30 países o territorios administrativos, desde Irlanda hasta el Japón, y de la que se han registrado oficialmente más de 1 300 casos en aves de corral y aves silvestres. De momento, no se ha confirmado su presencia en África ni en las Américas, aunque recientemente se ha registrado otra cepa (la altamente patógena H5N1) en aves de corral en el Senegal.

La cepa H5N8 del virus de la gripe aviar que actualmente circula por Asia, Oriente Medio y Europa no ha causado infecciones en personas hasta la fecha. No obstante, su potencial zoonótico no se debería pasar por alto, ya que, si un virus de la gripe aviar adquiere la capacidad de transmitirse de forma sostenida entre personas, la amenaza pandémica se convierte muy rápidamente en una realidad (véanse las preguntas 7 y 8 sobre cómo las personas y las autoridades pueden minimizar los riesgos).

El análisis de las secuencias de genes de las cepas víricas detectadas durante los brotes permite a los científicos reconstruir la historia de circulación y la evolución de los virus entre continentes. Según los análisis genéticos realizados recientemente, aunque el cuadro clínico de las poblaciones afectadas de aves domésticas y silvestres es parecido, la cepa H5N8 del virus que circula actualmente por Asia oriental es genéticamente distinta de la que circula por Europa. Esto significa que ambas epidemias se desataron independientemente al mismo tiempo.

La FAO está siguiendo de cerca la propagación de la gripe aviar en todo el mundo y mantiene una base de datos (EMPRES-i) en la que distintas fuentes oficiales, como la OIE y la OMS, registran los casos detectados en aves de corral, aves silvestres y personas. Se puede encontrar información detallada sobre la situación actual en las páginas web sobre la actualización de la situación mundial del virus de la gripe aviar con potencial zoonótico, la actualización de la situación de la gripe aviar altamente patógena en el África subsahariana y la actualización de la situación de la cepa H7N9.

4. ¿Cómo se propagan los virus de la gripe aviar entre países y entre regiones y continentes?

4. ¿Cómo se propagan los virus de la gripe aviar entre países y entre regiones y continentes?

La propagación de la gripe aviar a grandes distancias se produce a través de la migración de aves silvestres. Las aves silvestres son el reservorio natural de los virus de la gripe aviar y cada año un número ingente de aves silvestres migran hacia el oeste desde Asia central entre los meses de agosto y diciembre buscando lugares de alimentación en lugares más cálidos y deteniéndose en múltiples lugares de descanso en el Oriente Medio y Europa. Ciertas especies también extienden su área de distribución a latitudes más meridionales, como el África subsahariana.

Cuantas más especies de aves silvestres sean portadoras del virus, más rutas migratorias tiene el virus para propagarse. Las grandes concentraciones de aves silvestres en Asia central permiten que las especies se mezclen y son una oportunidad para que los virus de la gripe aviar circulen, persistan y evolucionen. Las anátidas en particular tienen un papel fundamental en la propagación de los virus, ya que pueden transmitirlos sin mostrar ningún signo clínico. Los países por los que pasan estas rutas de vuelo tienen más riesgo de introducción de la gripe aviar, en especial si la bioseguridad en las explotaciones avícolas es débil o si existe contacto entre las aves silvestres y domésticas en situaciones como la cría de aves que se alimentan en libertad.

Una vez introducida en un país o región, la gripe aviar puede propagarse rápidamente a través del comercio de aves de corral dentro de un mismo país y entre países, especialmente a través del comercio informal, que está menos controlado y donde las prácticas de bioseguridad son escasas.

5. ¿La enfermedad por coronavirus (COVID-19) ha influido en las medidas que se han adoptado con respecto a la gripe aviar?

5. ¿La enfermedad por coronavirus (COVID-19) ha influido en las medidas que se han adoptado con respecto a la gripe aviar?

Aunque la situación de la COVID-19 complica las tareas de prevención y control, los países y la comunidad internacional deben mantenerse alerta, puesto que la gripe aviar puede convertirse en una pandemia y sus consecuencias económicas son considerables. Algunas de las recomendaciones de la FAO son: aumentar la vigilancia en las zonas de mayor riesgo, hacer pruebas inmediatamente a las aves de corral o aves silvestres enfermas o muertas, y adoptar buenas medidas de bioseguridad, como la limitación del contacto directo e indirecto entre las aves de corral y las aves silvestres.

La actual pandemia de la COVID-19 ha planteado numerosos desafíos prácticos y financieros para el sector público y el de la sanidad animal. Los laboratorios veterinarios están ayudando a analizar muestras humanas, lo que retrasa los diagnósticos de muestras animales; al mismo tiempo, los programas veterinarios habituales de vacunación y vigilancia se han visto obstaculizados por los confinamientos y las restricciones de movimiento.

La FAO sigue trabajando con la OMS y la OIE para hacer un seguimiento de los brotes; ofrecer apoyo a los países para detectar episodios de la enfermedad e informar al respecto, y proporcionar la capacitación, los instrumentos y el equipo necesarios para evaluar los riesgos y prepararse y responder a los brotes. La pandemia de la COVID-19 ha limitado las actividades de capacitación y de trabajo en grupo en los países, pero la FAO ha logrado adaptarse a la facilitación virtual e híbrida.

6. ¿Funcionan las vacunas para la gripe aviar?

6. ¿Funcionan las vacunas para la gripe aviar?

La vacunación contra la gripe aviar es una opción, pero nunca puede sustituir los efectos de las medidas de bioseguridad apropiadas, que deberían mantenerse en todo momento. La vacunación de las aves de corral puede ayudar a reducir la circulación del virus y prevenir que aparezcan nuevos brotes de la enfermedad o que esta se siga propagando, pero solo se debería llevar a cabo junto con otros mecanismos de control.

La vacunación de las aves de corral es más compleja de lo que parece y para que sea eficaz, es necesario conseguir una cobertura vacunal suficiente. Las estrategias nacionales de vacunación que están bien planificadas y se evalúan de forma periódica pueden ayudar a evitar gastos que no produzcan buenos resultados. Además, si la vacunación es incompleta o se realiza mal, puede facilitar la propagación de la gripe aviar. Habida cuenta de la rápida evolución de estos virus, las vacunas han de actualizarse constantemente para adaptarse a las cepas que estén en circulación en cada momento.

La vacunación dio muy buenos resultados en China, donde se organizó una campaña nacional de vacunación de las aves de corral en septiembre de 2017 dirigida a combatir la cepa H7N9 del virus de la gripe aviar que estaba circulando entre las aves de corral y que, esporádicamente, se había transmitido a las personas, en especial en mercados de aves vivas. La cobertura vacunal apropiada en las aves de corral redujo significativamente el número de casos de gripe en personas en tan solo unas pocas semanas.

Si los países consideran que la vacunación es un posible instrumento en la lucha contra la gripe aviar altamente patógena, pueden consultar la publicación de la FAO titulada Focus On: Rational use of vaccination for prevention and control of H5 highly pathogenic avian influenza (Monográfico: Utilización racional de la vacunación para el control y la prevención de la cepa H5 del virus de la gripe aviar altamente patógena) y el artículo Vaccination Planning Tool for Avian Influenza (Instrumento de planificación de la vacunación contra la gripe aviar).

7. ¿Cómo influye el comportamiento humano en el contagio y la propagación?

7. ¿Cómo influye el comportamiento humano en el contagio y la propagación?

Si bien las aves silvestres pueden facilitar la propagación de la gripe aviar a grandes distancias, las aves de corral locales siguen siendo el factor de riesgo más importante. La limpieza y desinfección adecuadas son fundamentales para prevenir la introducción del virus, su persistencia en el medio ambiente y su propagación, sobre todo en situaciones en que frecuentemente se mezclan aves de distinta procedencia, como los mercados de aves vivas. Los protocolos de bioseguridad deberían comprender la prohibición de pernoctar en los mercados y la limpieza habitual de las instalaciones. La FAO recomienda encarecidamente que se fomenten las prácticas de bioseguridad entre los criadores domésticos, que representan la mayoría de la producción de aves de corral. Asimismo, los principales períodos de fiestas, sobre todo si conllevan un aumento de la demanda de aves de corral, también pueden ser un factor clave de la propagación de la gripe aviar.

8. ¿Qué pueden hacer las autoridades y la población en la cadena del mercado de la carne de pollo para prevenir los brotes?

8. ¿Qué pueden hacer las autoridades y la población en la cadena del mercado de la carne de pollo para prevenir los brotes?

Si se sospecha la presencia de gripe aviar en un país, es conveniente limitar de inmediato los desplazamientos desde las zonas potencialmente afectadas para evitar que el virus se siga propagando y, una vez confirmada la enfermedad en el laboratorio, sacrificar a los animales afectados y limpiar y desinfectar las instalaciones.

Establecer una línea telefónica especializada y contar con buenos sistemas de notificación sobre el terreno (como la aplicación móvil de la FAO, EMA-i) puede ser decisivo para detectar y abordar los brotes de forma temprana.

Se pueden caracterizar los mercados, por ejemplo, utilizando la aplicación de la FAO para la elaboración de perfiles de los mercados, MPA en su sigla en inglés, para seleccionar los mercados con una producción elevada y un grado de bioseguridad bajo, con vistas a adoptar medidas de vigilancia específica y mitigación de riesgos. Dependiendo del contexto, la vacunación de bandadas de aves con alto riesgo o de alto valor puede ser una de las opciones que se debe contemplar, en combinación con otras medidas.

Los países pueden acceder directamente al apoyo técnico de la FAO a través de los equipos en los países o los oficiales regionales especializados en sanidad animal del Centro de Emergencia para la Lucha contra las Enfermedades Transfronterizas de los Animales, o enviar su solicitud a la dirección de correo electrónico [email protected].

La FAO ha publicado recomendaciones detalladas para que las partes interesadas del sector de las aves de corral y las autoridades de sanidad animal puedan prevenir y detectar la introducción o propagación de la gripe aviar, y responder ante ella:

9. ¿Qué efectos tiene en la industria avícola de los países afectados?

9. ¿Qué efectos tiene en la industria avícola de los países afectados?

La actual epidemia de gripe aviar ha llegado en un momento de presión económica y dificultades en los sistemas agroalimentarios debido a la pandemia de la COVID-19.

La gripe aviar puede ser una carga pesada para los países afectados, ya que los brotes conllevan pérdidas económicas considerables para la industria avícola y los medios de vida del sector, y reducen la proteína animal disponible. Las mujeres y los niños suelen ser los encargados de la cría de ganado menor, lo que les proporciona ingresos independientes. Las cepas del virus de la gripe aviar altamente patógena provocan una alta tasa de mortalidad entre las aves y requiere el sacrificio de animales a gran escala.

Los planes de indemnización bien definidos y justos son importantes porque incentivan a los agricultores a notificar los casos sospechosos de la enfermedad, ya que, de lo contrario, muchos de ellos optarían por vender los animales afectados a un precio más bajo en lugar de perderlo todo. Al mismo tiempo, los sacrificios y las políticas de compensaciones pueden llegar a ser muy costosos para un gobierno con múltiples brotes en el país. Las campañas periódicas de vacunación avícola también acarrean un costo elevado y una logística complicada para mantener la cadena de frío. Por consiguiente, se aconseja que tanto los países afectados como los que se encuentran en situación de riesgo adopten un plan de preparación y control para la gripe aviar y destinen fondos suficientes para las actividades previstas. La prohibición de importar aves de corral aplicada por los países que no están afectados ocasiona pérdidas comerciales para la industria avícola de los que sí lo están. En Europa y Asia se han sacrificado varios millones de aves debido a la actual epidemia y a la de 2019/20.

Compartir esta página