Investigaciones

Proceso analítico cuyo objetivo es determinar si se ha producido un acto indebido, y si es así, las personas y entidades responsables. La investigación ayuda a garantizar los niveles de ética más altos y a identificar formas de mejorar los controles internos.

Prevenir el fraude y la conducta improcedente

El fraude, la corrupción y la conducta improcedente son una grave amenaza para la implementación eficaz de las políticas y objetivos de la Organización. Con el mandato primordial de la FAO de garantizar que la humanidad se libera del hambre, es imperativo que todos los recursos destinados a este fin, tanto a nivel humano como financiero, no se desvíen de su fin último. Como resultado, la Organización ha adoptado una  Política de tolerancia cero  en relación al fraude y sus diversas manifestaciones. 

Los esfuerzos para prevenir y combatir el fraude cuentan con la máxima prioridad en la FAO, y esta responsabilidad recae en todo el personal de la FAO. De hecho, la Política sobre fraude y uso incorrecto de los recursos de la organización  afirma que "Las obligaciones de los miembros del personal por lo que se refiere a la prevención y la detección del fraude van más allá de la simple abstención de comisión de fraudes. Como parte de su deber de lealtad, la Organización espera de cada miembro del personal que garantice el pleno respeto de las políticas y los procedimientos prescritos y que denuncie inmediatamente cualquier quiebra en el sistema de control interno. Las normas de conducta aplicables a los miembros de personal los obligan a denunciar sin demora cualquier caso de fraude, despilfarro o acto ilícito que perjudique a la Organización."

Las investigaciones se inician generalmente tras las quejas recibidas por la Unidad, por lo que es importante que aquellos involucrados en actividades sostenidas por la FAO informen de las sospechas de fraude o corrupción en estas actividades.

Los esfuerzos de la Organización para prevenir y combatir el fraude van más allá del personal de la FAO, ya que el mandato de la Oficina incluye investigar las presuntas violaciones del personal y las actividades de terceras partes, como los proveedores de la FAO y los asociados que participan en los programas y operaciones de la FAO. Los recursos de la Unidad de investigaciones se centran principalmente en prevenir e investigar el fraude y la corrupción potenciales en los proyectos y operaciones. 

Presentar una denuncia

La Oficina del Inspector General dispone de un mecanismo seguro para recibir denuncias relacionadas con las actividades de la FAO, y alienta a todos los que tengan información a ponerse en contacto con la Oficina.

Las denuncias se pueden presentar de forma anónima. Sin embargo, dada la mayor dificultad que entraña la investigación de las denuncias anónimas, se alienta a quienes presenten denuncias a identificarse, a sabiendas de que se mantendrá el carácter confidencial de su identidad, y de que existen medidas para protegerles frente a represalias. Para garantizar que el personal de la FAO puede informar sobre conductas que considera insatisfactorias sin miedo a represalias, la FAO ha instituido la Política de protección de los denunciantes de irregularidades, que prohíbe las represalias contra el personal de la FAO que denuncie conductas sospechas de ser insatisfactorias o coopere con la Oficina del Inspector general en el curso de una auditoría o investigación.

La FAO ha aplicado las siguientes normas para salvaguardar los derechos de los miembros del personal y de otros implicados en el proceso de investigación:

  • La Oficina del Inspector General acepta denuncias anónimas.
  • La política de la FAO prohíbe estrictamente cualquier represalia contra un miembro del personal que haya denunciado una mala conducta o una violación de la normativa de la FAO.
  • El personal de la Oficina del Inspector General tiene la obligación de preservar y proteger la confidencialidad del proceso de investigación y de las partes involucradas.

Qué denunciar:

Deberán denunciarse a la Oficina del Inspector General los siguientes actos:

  • Actos ilegales relacionados con actividades de FAO (por ejemplo hurto, fraude, desfalco, solicitación/aceptación de sobornos o dádivas, extorsión);
  • Declaración falsa, falsificación o certificación falsa con respecto a cualesquiera actividades oficiales;
  • Fraude cometido con el objetivo de obtener beneficios económicos o derechos indebidos (por ej. solicitudes de reembolso del subsidio de alquiler, subsidio de educación, viajes, seguro médico)
  • Fraude, favoritismo, revelar información confidencial sobre las licitaciones o conducta inapropiada relacionada con licitaciones de contratos, el cumplimiento de obligaciones contractuales o la evaluación de contratos;
  • Represalias, según se definen en la Política de protección de los denunciantes de irregularidades
  • Violación por el personal de las Normas de conducta en la Administración pública internacional 

No deberán presentarse denuncias a esta Oficina por:

Cómo presentar una denuncia en forma confidencial

  • Llame o envíe un fax a la Oficina del Inspector General
  • Presente el formulario en línea a través de un servidor seguro
  • Escriba a la dirección de correo electrónico segura
  • Escriba a la Oficina en Roma
  • Visite la Oficina del Inspector General en Roma o a uno de los auditores regionales

El proceso de investigación 

Directrices para las investigaciones administrativas internas a cargo de la Oficina del Inspector General 

La Unidad de Investigaciones es responsable de llevar a cabo un análisis imparcial, justo, expeditivo y completo de los hechos y circunstancias que rodean las denuncias por conducta inapropiada y actividad fraudulenta, así como de cualquier prueba exculpatoria. Las normas de la FAO establecen que la conducta insatisfactoria puede ser sancionada mediante expediente disciplinario, pudiéndose aplicar medidas disciplinarias severas, tales como el despido o el despido inmediato. El Inspector General también puede formular recomendaciones, basadas en los resultados de las investigaciones, para mejorar los controles internos con el fin de prevenir incidentes similares en el futuro.

Todas las denuncias son analizadas inicialmente con el objeto de determinar si los hechos denunciados son creíbles y se refieren a una violación grave de las políticas de la FAO que prohíben la conducta inapropiada y las actividades fraudulentas. Aquellas denuncias que no tengan por objeto la mala conducta o el fraude, sino que se refieran a violaciones de la política de la FAO u otros asuntos gerenciales, pueden someterse a auditoría interna (División de Gestión de Recursos Humanos) o a otra oficina de la FAO, según el caso, para su resolución.  

última actualización:  miércoles 2 de noviembre de 2011