languages
english
français
Departamento de Agricultura
INFLUENZA AVIAR
Inicio
Sanidad Animal
Estrategia y políticas
Socio-economia
Sistemas agrícolas
Recursos de información
redbar
Recursos de información Sistemas agrícolas Sanidad Animal Estrategia y políticas Socio-economia Inicio dept ag english french

Sanidad Animal




La gripe aviar es antes que nada y sobre todo una cuestión de sanidad animal. Los medios de comunicación han prestado mucha atención a la posibilidad de que se trasmita a las personas y a partir de ahí el virus adquiera la capacidad de contagio humano y se despliegue una pandemia. Sin embargo, el centro de atención y la cuestión principal en el mandato de la FAO es la índole de esta enfermedad en las aves y el desafío veterinario, epidemiológico y virológico que la enfermedad representa para la comunidad científica internacional.

Desde 1901 se reconoce la gripe aviar como una enfermedad viral generalizada y muy mortal de las aves de corral. En 1955, se reconoció un tipo específico de virus de la gripe como agente causal de lo que entonces se llamaba plaga de las aves. Desde entonces se ha descubierto que los virus de la gripe aviar producen una gran variedad de síndromes patológicos, graves o leves, en las aves de corral.

Las aves de corral, los patos, los gansos, los pavos, las gallinas de Guinea, las codornices y los faisanes pueden contraer la gripe aviar, y los brotes de esta enfermedad se presentan con mayor frecuencia en las aves de corral y los pavos. Por lo general es difícil determinar la fuente inmediata de contagio de las aves domésticas, pero es probable que casi todos surjan del contacto directo o indirecto de las aves de corral con aves acuáticas. Muchas de las cepas que circulan en las aves silvestres no son patógenas o lo son moderadamente para las aves de corral. Sin embargo, puede surgir una cepa virulenta por mutación genética o reorganización de otras cepas menos virulentas.

Cuando la gripe aviar se establece en las aves domésticas es una enfermedad muy contagiosa y las aves silvestres ya no son necesarias para transmitirla. Las aves infectadas excretan una gran cantidad de virus en sus heces y en la descarga nasal y ocular. Cuando el virus llega a una bandada se trasmite a otras a través del movimiento de las aves infectadas, equipo contaminado, cartones de huevos, camiones que transportan piensos y personal de servicio, entre otros medios. Por lo general la enfermedad se propaga con rapidez en una bandada por contacto directo, pero a veces la propagación es irregular. Puede haber transmisión aérea cuando las aves están en proximidad y mediante un desplazamiento adecuado del aire.

La persistencia de la gripe aviar que se presenta en oleadas desde hace tanto tiempo indica su capacidad de recuperación ante los intentos de erradicarla, debilitarla, combatirla o prevenirla. La FAO, con la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y otros asociados internacionales, concentra sus actividades en el conocimiento de la enfermedad y su capacidad de transmisión y mutación, y en asesorar a los países donde está presente o que pueden contraerla sobre las medidas más pertinentes para combatirla. En la base de la estrategia mundial de lucha contra la gripe aviar, la FAO tiene el compromiso de garantizar la salud de los animales del mundo como condición esencial para la protección de la población humana mundial contra las enfermedades de origen animal.