Biodiversity
 

Biodiversity @ FAO

Bioseguridad

La bioseguridad abarca los marcos políticos y normativos para la ordenación de los riesgos relacionados con la agricultura y la producción alimentaria. Ello comprende, por ejemplo, la introducción y liberación de organismos vivos modificados (OVM), organismos modificados genéticamente (OMG) y sus productos derivados; y la introducción y propagación de especies exóticas invasivas, genotipos exóticos, así como plagas de plantas y animales, enfermedades y zoonosis (enfermedades que pueden transmitirse de los animales al hombre).
Teniendo en cuenta una serie de fenómenos, como la mundialización, el rápido crecimiento del transporte, el comercio y el progreso tecnológico, se necesitan marcos y normas nacionales e internacionales más adecuados para regular, gestionar y controlar la bioseguridad.

Es necesario elaborar respuestas políticas y normativas adecuadas para hacer frente a algunos de los riesgos relacionados con la agricultura y la producción alimentaria.

Algunos países están adoptando cada vez más un enfoque holístico y están combinando estas actividades normativas. Se prevé que esta tendencia continúe y la FAO deberá contribuir basándose en su ya amplia variedad de actividades y herramientas relacionadas con la bioseguridad, tales como instrumentos internacionales, la bioseguridad en relación con los OMV y los OMG, la bioseguridad en relación con especies exóticas invasivas y las preocupaciones de tipo muy similar en relación con la alimentación, la agricultura, la pesca y la actividad forestal.

La FAO desempeña una función destacable en la bioseguridad mediante la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF). A través de la Secretaría de la CIPF se ofrece asistencia técnica para la ejecución en el ámbito nacional de la misma Convención y de las Normas internacionales para medidas fitosanitarias (NIMF), cuyo objetivo consiste en evitar la introducción y la propagación de plagas de plantas y productos vegetales, y fomentar medidas fitosanitarias para el control de las mismas.

©FAO