Biodiversity
 

Biodiversity @ FAO

Cuestiones de género

Todas las comunidades humanas del mundo utilizan los recursos biológicos vegetales y animales. No obstante, los hombres y mujeres del medio rural suelen depender por completo del medio ambiente. Con frecuencia, los medios de vida de los grupos más pobres y vulnerables del mundo están íntimamente relacionados con la utilización de la variedad biológica. A este respecto, cualquier cambio de los modelos de biodiversidad afectará, en primer lugar y principalmente, a la viabilidad de la supervivencia en el medio rural. Por consiguiente, la conservación de la biodiversidad agrícola es crucial para el desarrollo rural sostenible, la seguridad alimentaria y la mitigación de la pobreza. Al mismo tiempo, la lucha contra el hambre también depende de que se preste mayor atención a la complejidad de los sistemas agrícolas y a las diferentes funciones y sistemas de conocimiento en posesión de hombres y mujeres.

La FAO está ideando diversas actividades dirigidas a fomentar la seguridad alimentaria de las comunidades rurales y promover la ordenación sostenible de la biodiversidad agrícola mediante el refuerzo de la capacidad de las instituciones del sector agrícola de aplicar enfoques que les permitan reconocer las diferentes necesidades y preocupaciones de los agricultores y las agricultoras a través de sus programas y políticas.

Para conservar la biodiversidad agrícola es necesario prestar mayor atención a las diferentes funciones y sistemas de conocimiento en posesión de hombres y mujeres.

Las principales actividades comprenden la capacitación en materia de registro y conocimiento de los documentos locales; utilización del análisis de género y de métodos participativos en los procesos de investigación y de acción; asistencia técnica para estudiar las diferencias basadas en cuestiones de género del conocimiento de los agricultores acerca de la conservación y la ordenación de la biodiversidad agrícola (p. ej. uso de plantas medicinales, ordenación de semillas locales, etc.); así como asistencia técnica para intensificar la comunicación y el intercambio de información basada en los sistemas locales de conocimiento agrícola dentro de las comunidades y entre ellas, o con instituciones que interaccionen con los agricultores y los responsables de las políticas.

©FAO/J. Koelen