FAO.org

Inicio > Themes_collector > Biodiversidad > Políticas
Biodiversidad

Desarrollos y debates normativos

La visión común de la FAO para una agricultura y una alimentación sostenibles incluye cinco elementos que tienen como objetivo reducir el impacto medioambiental y ayudar a abordar las compensaciones recíprocas y sinergias entre los distintos sectores y en todas las dimensiones de la sostenibilidad.

La FAO cuenta con más de 70 instrumentos y mecanismos sobre sostenibilidad de cuestiones sectoriales e intersectoriales, muchos de ellos relacionados con la biodiversidad.

Ayuda a los países en la implementación de instrumentos normativos y de establecimiento de normas -como acuerdos internacionales, códigos de conducta, planes internacionales de acción, estándares técnicos y otros- que abordan la biodiversidad de manera directa o indirecta.

Un ejemplo es el Código de Conducta para la Pesca Responsable, que se basa en el debido respeto a los ecosistemas y la biodiversidad y que, 20 años después de su aprobación, condujo a las directrices para la aplicación de un enfoque ecosistémico a la pesca y la acuicultura respectivamente. El Código Internacional de Conducta para el Manejo de Plaguicidas de la FAO y la OMS (el Código) establece normas de conducta sobre la gestión adecuada de plaguicidas para las autoridades gubernamentales y la industria de plaguicidas.

Órganos de la FAO que trabajan en la biodiversidad

El Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura -auspiciado por la FAO- promueve la conservación y el uso sostenible de la diversidad fitogenética. Ha contribuido de manera fundamental al objetivo de lograr la seguridad alimentaria para todos y ha ayudado a los investigadores y agricultores a adaptar sus cultivos al cambio climático.

La Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura es el único organismo intergubernamental permanente encargado de manera específica de la biodiversidad para la alimentación y la agricultura. Su objetivo es alcanzar un consenso internacional sobre políticas para el uso y conservación sostenibles de los recursos genéticos para la alimentación y la agricultura, y el reparto justo y equitativo de los beneficios derivados de su uso.

La Convención Internacional de Protección Fitosanitaria se adoptó para prevenir y controlar la introducción y propagación de plagas de las plantas y malezas. Las normas, directrices y recomendaciones internacionales están reconocidas por el Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la Organización Mundial del Comercio.