FAO.org

Inicio > Country_collector > FAO en Bolivia > Noticias > Detail
FAO en Bolivia

Monteagudo implementa un vivero experimental para la conservación de especies del bosque chaqueño

24/05/2019

El municipio de Monteagudo (Chuquisaca) implementa un Vivero de Frutos Silvestres donde hasta fin de año producirá alrededor de 20 mil plantines de frutos silvestres de nogal, mistol, guayabilla, sahuinto, algarrobo y arrayan. El objetivo es conservar estas especies del bosque chaqueño para contribuir a la seguridad alimentaria con soberanía.

El espacio producirá plantines para repoblar zonas deforestadas en sistemas agroforestales, proteger las riberas de los ríos y quebradas de las riadas y aportar al medio ambiente a través de servicios ecosistémicos y el equilibrio de los bosques. Se espera, también, fomentar el aprovechamiento de frutos silvestres para mejorar la alimentación humana y la nutrición de las familias, además de generar ingresos económicos para las familias productoras.

La iniciativa toma como base la investigación “Efectos de diferentes sustratos en la propagación de nogal y mistol para la conservación in situ de frutos silvestres, en el del municipio de Monteagudo”. Y es un trabajo que articula  a la Capitanía del Ingré (municipio de Monteagudo), al Instituto Superior Tecnológico Monteagudo (ISTM) dependiente del Ministerio de Educación y a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) a través del proyecto “Conservación y uso sostenible de la Agrobiodiversidad para mejorar la nutrición humana en cinco macro regiones de Bolivia”.

 “El vivero será de gran utilidad para la capitanía Ingré y otras capitanías de Chuquisaca, ya que vamos a producir plantines de nuestras especies para plantar en nuestros chacos y quebradas, cuando las plantas estén grandes recolectaremos los frutos para consumir, utilizaremos la madera y, lo más importante, las plantas ayudarán a conservar nuestros bosques”, dijo Miguel Velásquez, Mburuvicha (líder) de Recursos Naturales de la capitanía Ingré.

El vivero, ubicado en la Comunidad de Cañadillas, a 8 kilómetros de la localidad de Monteagudo, también servirá como espacio de aprendizaje para estudiantes del ISTM, quienes se capacitarán en técnicas de propagación de frutos silvestres para beneficio de los productores de la Nación Guaraní y una mejor conservación del bosque.

Mary López García, estudiante de la Carrera de Agropecuaria del ISTM, comentó su experiencia: “Estamos aprendiendo sobre la construcción del vivero que servirá para producir diferentes plantas y conocer el tiempo de germinación de las semillas según los diferentes sustratos”.

El proyecto, que es implementado por el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, apoya a más de 300 familias de la región del Chaco mediante planes de manejo, asistencia técnica y capacitación para dar valor agregado a sus productos nativos y silvestres. La base de trabajo se encuentra en los municipios de Huacareta, Monteagudo, Villa Vaca Guzmán y Machareti (Chuquisaca), y Carapari y Yacuiba (Tarija). Esta iniciativa cuenta con el financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF por sus siglas en inglés).