FAO.org

Inicio > Country_collector > FAO en Bolivia > Noticias > Detail
FAO en Bolivia

Bolivia busca el mejor cacao especial para representar al país en 2019

11/12/2018

Con el objetivo de contar con los productos que representarán al país en el International Cocoa Awards 2019, en Paris, Francia, el Estado Plurinacional organiza el SALÓN DEL CHOCOLATE BOLIVIA – TORNEO DE CACAOS ESPECIALES 2019.

Con un acto celebrado en el Ministerio de Relaciones Exteriores, arrancó hoy el proceso que estará a cargo del Comité Nacional de Coordinación del Programa Cacao de Excelencia, con la participación de productores y recolectores de cacao nacional de los departamentos de producción cacaotera.

 A partir de la fecha corren tres meses para el envío de seis muestras al torneo mundial, con la expectativa de poner en la mirada del mercado internacional uno de los productos bolivianos con gran potencial en términos económicos y ambientales.

El Comité Nacional de Coordinación del Programa Cacao de Excelencia está coordinado por la Confederación de Productores y Recolectores Agroecológicos de Cacao de Bolivia - COPRACAO BOLIVIA, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y entidades de cooperación.

El propósito de posicionar al cacao boliviano como uno de los mejores del mundo, dijo el Ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Hugo Cocarico Yana, quien hizo el lanzamiento del torneo.

El trabajo está orientado a concretar nichos de mercados diferenciados para los pequeños productores de cacao, a fin de que el Estado incremente la superficie de producción del fruto en las distintas regiones de Bolivia, sostuvo Benjamín Blanco, viceministro de Comercio Exterior.

Actualmente Bolivia cuenta con dos tipos principales de cacao: El foráneo, que comprende grupos genéticos amazónicos y trinitarios, y el cacao silvestre que crece naturalmente en la Amazonia boliviana.

La base productiva del cacao boliviano se encuentra en manos de pequeños productores campesinos e indígenas. Se calcula que alrededor de 9.000 familias distribuidas en cinco departamentos (La Paz, Beni, Santa Cruz, Pando y Cochabamba) proveen el 81% de la producción.

Una de las ventajas particulares del cacao boliviano es la base genética del cacao silvestre, que representa una ventaja comparativa frente al resto de países cacaoteros de la región, ubicando a Bolivia entre los tres países con mejor calidad a nivel de la región y entre los 17 a nivel mundial.

En el mercado internacional, Bolivia se ubica en el lugar 31avo. de los países productores de cacao y participa con un 0,05% en el comercio mundial (ICCO, 2015).

Se espera que la experiencia no sólo promueva el comercio justo, sino también propicie la integración horizontal de productores y consumidores.