FAO.org

Inicio > Country_collector > FAO en Bolivia > Noticias > Detail
FAO en Bolivia

El Estado busca viabilizar la inclusión de los alimentos de la agricultura urbana y periurbana en un subsidio

04/06/2019

El Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural comprometió su apoyo para introducir los productos de la Agricultura Urbana y Periurbana en el Subsidios Prenatal y de Lactancia. En una reunión entre el Viceministro de la Micro y Pequeña Empresa, Ariel Flores, y el Representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), Theodor Friedrich, se acordó agilizar los mecanismos para entregar a la población verduras y legumbres producidas en huertos familiares.

El reto es crear un sistema de abastecimiento y distribución de hortalizas ecológicas producidas por las familias de la Agricultura Urbana y Periurbana (AUP), incluyendo a los agricultores como proveedores formales del subsidio, logrando así un mercado inclusivo, dijo el Viceministro Flores.

Carne de res, de pescado y de pollo, además de frutas y verduras forman parte de los alimentos considerados por el Subsidio Prenatal y de Lactancia (para madres e hijos asegurados). Estos alimentos frescos son entregados a través de supermercados, distribuidoras y agencias de carne.

De la reunión entre Ministerio y la FAO participaron funcionarios del Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (SEDEM), que reconocieron la importancia para la salud y la nutrición de la población de las verduras y legumbres.

El Ministerio, a través del Programa Nacional de Agricultura Urbana y Periurbana (PNAUP) impulsa el proyecto “Apoyo a la comercialización de productos de la AUP con agregación de valor al subsidio prenatal y de lactancia, mercados locales o institucionales”, que es implementado por la FAO.

La promoción de la Agricultura Urbana y Periurbana es una política del Estado Plurinacional de Bolivia que tiene experiencias exitosas en los departamentos de Chuquisaca, Oruro, Pando, Cochabamba y Potosí, donde la FAO trabajó bajo un enfoque estratégico de seguridad alimentaria y reducción de la pobreza para familias campesinas migrantes.

Actualmente, este trabajo se ha extendido a Santa Cruz y se espera que hasta 2020 se beneficie a un total de 2.024 familias a nivel nacional con asistencia técnica para la construcción de huertos familiares, producción sostenible y vinculación al mercado.

La Agricultura Urbana y Periurbana ya ha transformado la vida de cientos de familias de escasos recursos. Esta práctica, que aprovecha espacios como los patios traseros de las viviendas o terrenos aledaños, ha motivado el consumo de alimentos sanos en familias de escasos recursos, ha diversificado sus economías y ha generado nichos de mercado para productos orgánicos y nutritivos.