FAO.org

Inicio > Country_collector > FAO en Bolivia > Noticias > Detail
FAO en Bolivia

El Estado Plurinacional anuncia la formulación del Programa Nacional de los Algodones en Bolivia

28/06/2019

El país contará con un Plan Nacional de los Algodones en Bolivia, anunció el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT) en Santa Cruz. Apoyo integral al complejo productivo, búsqueda de oportunidades comerciales, implementación de tecnologías y fortalecimiento de las organizaciones productivas impulsará esta política que tendrá el objetivo central de darle condiciones de producción y sostenibilidad al sector algodonero en el período 2020 – 2025.

Miguel Murillo, Coordinador del Concejo Plurinacional Económico Productivo del MDRyT, hizo el anuncio al Comité de Acompañamiento al Proyecto “Fortalecimiento del Sector Algodonero por medio de la Cooperación Sur-Sur”, también conocido como “Más Algodón”.

El Comité es una instancia anual que reúne a representantes de los ministerios de Desarrollo Rural y Tierras, y de Desarrollo Productivo y Economía Plural (MDPyEP), la Cooperación Sur-Sur Trilateral con la participación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el Gobierno de Brasil, representado por la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC/MRE), productores, universidad, artesanos y otros actores del complejo productivo del algodón.

El proyecto “Más Algodón” es una iniciativa que se desarrolla en seis países de la región, y trabaja desde hace tres años en Bolivia impulsando la reactivación del sector algodonero, dormido a fines de los años 90 debido a la baja drástica de los precios del mercado.

Los resultados positivos del proyecto han hecho que el Estado Plurinacional priorice la formulación de una política pública que buscará promocionar a los productores como emprendedores, dijo Murillo.

El Programa será formulado por una consultora, tomando como base los logros de “Más Algodón” y se espera que la propuesta sea presentada el 2 de agosto.

La meta es que a través de esta política se impulse la implementación de tecnologías que aseguren ingresos económicos al productor; se fortalezca a las organizaciones productivas, especialmente de medianos y pequeños productores; se facilite la importación de bienes, como por ejemplo maquinaria de post cosecha; y se articule a los actores del complejo productivo a servicios financieros y a proveedores de insumos y servicios.

Logros de “Más Algodón”

El proyecto “Más Algodón” ya ha logrado que pequeños agricultores familiares accedan a créditos productivos del Banco de Desarrollo Productivo.

Pero este es sólo uno de sus logros. Actualmente y después de 17 años se está produciendo la única semilla de variedad nacional convencional (Mandiyuti), para dotar de este insumo a agricultores familiares.

Así, la producción se ha incrementado en un año de 1.800 a 7.000 hectáreas.

Este ascenso inyecta optimismo para atender una demanda insatisfecha de casi 10 mil toneladas de algodón, con el plus de que se trata de un producto de la agricultura familiar.

Además de la variedad Mandiyuti se está produciendo algodón nativo de color marrón, de gran importancia para la artesanía. En torno a la producción de algodón hay un movimiento de pequeñas artesanas indígenas que en este momento se sienten fortalecidas por el buen momento productivo.

Este despertar involucra a la Federación de Productores de Algodón (FEDEPA), a la empresa privada y pública, instancias de control y monitoreo estatal, como el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria (INIAF), el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (SENASAG) y el Centro de Investigación Agrícola y Tropical (CIAT) de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRAM).

El algodón en América Latina y el Caribe es de gran importancia para la agricultura familiar, siendo el 80% de las unidades productivas de este tipo. En la región el cultivo de algodón se remonta a miles de años de antigüedad y, en la actualidad, corresponde a uno de los cultivos agrícolas más importantes del mundo, con un uso del 5% de la tierra cultivable del mundo.