Construyendo la generación #HambreCero

Migración


¿Qué es la migración? 

La migración es el movimiento de personas, incluidos los niños, dentro de un país o cruzando una frontera internacional. Los migrantes se pueden dividir en dos categorías principales: los migrantes internacionales, que cruzan las fronteras de un país y los migrantes internos, que se desplazan dentro del país en el que nacieron (de una zona rural a una ciudad, por ejemplo).

En 2015, había unos 240 millones de migrantes internacionales, mientras que en 2013 alrededor de 760 millones de personas se desplazaron dentro de su propia nación. Es posible que existan más migrantes internos que internacionales, pero irse a vivir a un pueblo o a una ciudad es a menudo el primer paso antes de cruzar las fronteras internacionales. La migración siempre ha existido. Forma parte del crecimiento y del cambio de un país, con personas que buscan mejores empleos y vidas en su país de origen y también fuera de éste.  Entonces, ¿por qué es hoy la migración un desafío tan grande?

Desafíos y beneficios
La migración es hoy un desafío en parte porque las personas están llegando a países o ciudades en grandes grupos, buscando a menudo protección. Muchos migrantes internacionales llegan a países en desarrollo que tienen menos dinero, comida, oportunidades de empleo y recursos naturales para compartir con los recién llegados. Tener que compartir estos recursos entre más personas a veces puede crear problemas o tensiones. Las comunidades rurales también pueden sufrir la pérdida de trabajadores jóvenes que emigran, lo que significa que a menudo se producen menos alimentos o que hay menos disponibles. Nos enfrentamos a desafíos parecidos con la migración interna.

Por otra parte, los migrantes pueden aportar nuevas competencias, conocimiento y cultura a sus países de acogida y contribuir al crecimiento económico si se les da acceso a más y mejores empleos. Pueden aumentar la mano de obra en las comunidades donde no hay suficiente población para hacer todos los trabajos necesarios y también liberar empleos para los jóvenes en el país que dejan. Una vez que se establecen, a menudo invierten en su comunidad de acogida o ayudan a su país de origen mediante el envío de dinero.

¿Por qué la migración suele ser la única opción?
A veces las personas se marchan porque quieren un nuevo comienzo, un trabajo nuevo, estudiar o reunirse con su familia. Pero a veces la gente se ve obligada a migrar debido a eventos potencialmente mortales, entre ellos luchas y guerras, o desastres naturales que destruyen sus casas como terremotos o tsunamis. A menudo, la migración puede ser la única opción para mejorar la vida de las personas frente a la pobreza y el hambre, el escaso empleo, ningún apoyo del gobierno, pocos recursos naturales (como agua o suelos sanos) o los efectos del cambio climático.

Descargue el libro de actividades aquí.