Construyendo la generación #HambreCero

¡Entra en acción!

Evita el desperdicio de alimentos

Evita el desperdicio de alimentos

Una cuarta parte de la comida perdida o desperdiciada cada día sería suficiente para alimentar a las personas que padecen hambre en el mundo. Sin duda tú no quieres participar en esta catástrofe mundial, ¡Así que prepárate para el cambio! Compra y come solo lo que sea necesario, no discrimines las verduras y frutas “feas”, di NO a los envases de plástico inútiles y ama tus sobras.

¡No te dejes engañar por las etiquetas!

¡No te dejes engañar por las etiquetas!

Solo la fecha de “consumir antes de” te informa de la fecha en la que el consumo del producto ya no es seguro. Incluso si algo ha pasado la fecha “de caducidad”, ¡aún puede estar bueno! Comprueba antes de tirar alimentos. La “fecha de caducidad” y “consumir antes de” a menudo pueden ser engañosos...

Mejora tu dieta

Mejora tu dieta

Producir carne consume muchos más recursos naturales de nuestro planeta, especialmente el agua, que producer plantas o legumbres. ¿Qué puedes hacer? Trata de hacer una comida a la semana totalmente vegetariana (que incluya legumbres como lentejas, frijoles, guisantes y garbanzos) en lugar de carne. ¡Puedes pensar que es muy poco para marcar la diferencia, pero lo hará, 100% garantizado!

Come alimentos sanos

Come alimentos sanos

Ayuda con la compra de comestibles y aprende a identificar ingredientes malsanos en las etiquetas de los alimentos como los ácidos grasos trans. Reemplaza los refrigerios procesados insalubres por fruta fresca, verduras crudas, nueces o pan integral. Come patatas al horno en lugar de patatas fritas tradicionales y evita los alimentos con azúcar añadida.

Cuida del agua

Cuida del agua

La sequía significa que no hay agua y esto es cada vez más común, incluso en países donde solía haber mucha. Esto está relacionado con el cambio climático, es decir que... somos parte del problema. Así que arregla las goteras, usa agua de lluvia o aguas residuales “grises” para tu jardín, date duchas rápidas en lugar de baños y cierra el grifo mientras te cepillas los dientes (¡esto ampliará tu sonrisa!).

Mantén viva la población de peces

Mantén viva la población de peces

Algunos peces, como el bacalao o el atún, son más conocidos que otros y, debido a esto, están sobreexplotados y corren el riesgo de desaparecer para siempre. Convence a tus amigos y familiares para que coman otros tipos de pescado que sean más abundantes, como la caballa o el arenque. También puedes buscar pescado capturado o cultivado de manera sostenible y etiquetado como pescado ecológico o certificado. Cuando pidas mariscos en un restaurante, pregunta siempre si provienen de una fuente sostenible. ¡Conviértete en in héroe de los peces!

Mantén limpia la tierra y el agua.

Mantén limpia la tierra y el agua.

No arrojes basura, recoge la basura que ha sido tirada de manera irresponsable por personas descuidadas, ¡Y no te olvides de regañarlos si las ves haciéndolo! Conviértete en un consumidor consciente y elige productos de limpieza para el hogar, pinturas y otros productos que no contengan lejía u otros productos químicos fuertes. Esto mantendrá nuestros suelos más saludables. Busca en línea e intenta comprar solamente de empresas que incorporen prácticas sostenibles y que no dañen el medioambiente. Si algo es barato, es probable que perjudique a las personas o al planeta de alguna manera. Compra mejor calidad o no compres en absoluto y cuando compres, compra lo que realmente necesites.

Compra productos locales

Compra productos locales

Compra productos de agricultores locales siempre que puedas. ¿Por qué? Tú apoyas el crecimiento económico local y el viaje entre las personas y los productos es más corto. Menos emisiones, menos contaminación, un mundo más saludable, agricultores más felices. ¡Excelente relación calidad-precio!

Haz más verdes las ciudades.

Haz más verdes las ciudades.

Añade un poco de verde a la escena y come verduras saludables de cosecha propia construyendo y cuidando un jardín en la escuela, en tu comunidad local, en terrenos baldíos, instala un microhuerto en la azotea o incluso cultiva algo en el balcón de tu apartamento. Anima a las autoridades locales a que consideren plantar jardines en las azoteas en lugar de extender grava y alquitrán negro que absorben el calor. Tener plantas en todas partes crea sombra, limpia el aire, enfría el paisaje urbano y reduce la contaminación del agua.

Recicla

Recicla

Plástico, vidrio, aluminio y papel. No te olvides de usar las dos caras de cada hoja de papel, ¡salva árboles! Comienza a reciclar en la escuela, ¡Haz que tus compañeros te sigan!

Conviértete en un experto en basura

Conviértete en un experto en basura

Aprende qué artículos domésticos no se mezclan con la basura común, como las baterías, pinturas, teléfonos móviles, medicamentos, productos químicos, fertilizantes, neumáticos, cartuchos de tinta, etc. Si se cuelan dentro, pueden ser extremadamente perjudiciales para el medio ambiente, sobre todo si entran en contacto con nuestros sistemas hidráulicos. El plástico desechado de manera irresponsable puede dañar gravemente los habitats marinos y matar a miles de animales marinos cada año. ¡Aprende a reciclar o eliminar estos artículos dañinos de forma segura!

La eficiencia energética es mejor.

La eficiencia energética es mejor.

¿Tu familia necesita una nevera nueva, una lavadora, una cocina o algún otro electrodoméstico? Cuando lo compren, asegúrate de que ahorre energía y que consuma menos electricidad y que tenga el símbolo A +++. También puedes ahorrar energía apagando las luces cuando salgas de una habitación, desenchufando el televisor, equipo de música u ordenador, en lugar de dejarlos en modo de espera y usando bombillas de bajo consumo. También podrías ponerte otro jersey en invierno y pedirles a tus padres que bajen la calefacción o que protejan las ventanas del sol en verano en lugar de abusar del aire acondicionado.

Organiza una limpieza comunitaria

Organiza una limpieza comunitaria

No esperes a que el ayuntamiento o el gobierno actúen. ¡Reúne a algunos amigos y vecinos para formar un equipo de limpieza para hacer brillar tu territorio! Ya sea que elijas un pueblo o una ciudad, un parque local o una playa, haz un esfuerzo para que brillen para todo el mundo.

Ayuda al #HambreCero

Ayuda al #HambreCero

¡La unión hace la fuerza! Comparte publicaciones interesantes en las redes sociales utilizando #HambreCero, haz que se escuche tu voz y desafía a los políticos a que se unan a la misión Hambre Cero elaborando leyes e iniciativas que ayuden a nuestro planeta. Nunca eres demasiado joven para estar informado sobre política. ¡Comienza a pensar en cómo usarás tu voto cuando llegue el momento!