FAO.org

Inicio > Fortalecimiento de capacidades > Recursos > Herramientas prácticas > Seguimiento: conseguir que el aprendizaje se traslade a la práctica
Fortalecimiento de capacidades

Seguimiento: conseguir que el aprendizaje se traslade a la práctica

¿Qué es el seguimiento de apoyo?

Después de una actividad de aprendizaje como una formación, un aprendizaje a distancia o un viaje de estudio, los participantes han adquirido nuevos conocimientos y competencias y necesitan traducir ese aprendizaje en la práctica. El seguimiento es una manera de acompañar a los alumnos en su transición de receptores en actividades formativas a la de activos utilizadores de esas nuevas competencias y conocimientos hasta acabar convirtiéndose en dinámicos agentes de cambio en sus entornos.

Muchas investigaciones indican que la probabilidad de que los participantes utilicen lo aprendido es mayor cuando reciben un seguimiento de apoyo. Además, mantener el contacto con los participantes durante el seguimiento permite que los organizadores adquieran una comprensión mucho mayor de la utilidad de la formación. Las dificultades a las que se enfrentan los participantes en la puesta en práctica de su aprendizaje también resulta útil para el diseño de actividades formativas futuras.

¿De qué manera ofrecemos un seguimiento de apoyo?

El tipo de seguimiento de apoyo depende de las necesidades de los participantes y de los objetivos de la iniciativa. Estas son algunas de las formas que podría cobrar :

  • Programa de tutorías que empareja educandos con otros participantes más experimentados.
  • Programas de entrenamiento para mantener el impulso y la motivación.
  • Comunidades de práctica para un apoyo constante entre pares.
  • Foros de Internet, enlace de participantes para un apoyo recíproco.
  • Cursos de refresco presenciales o en línea
  • Asistencia técnica para ayudar en la adaptación del aprendizaje a un entorno específico.
  • Servicio de asistencia o centros de coordinación,, para un acceso permanente a recursos y consultas.
  • Instrumentos y materiales de la Red, como referencia permanente.

Planificación de las actividades de seguimiento

Lo ideal sería que las actividades de seguimiento se planifiquen durante la fase de diseño de una iniciativa de fortalecimiento de capacidades que se puede ir afinando a medida que se van desarrollando y los participantes aportan información adicional.

El ejemplo de las escuelas de campo para agricultores

En Malí y en otros países con éste proyecto, los graduados de las escuelas de campo se reúnen una o dos veces por semana como grupo en alguno de sus campos, rotando el campo entre los distintos miembros del grupo. En esas reuniones hablan de sus problemas particulares y se aconsejan unos a otros, sobre posibles soluciones. Si no encuentran soluciones, el facilitador puede recurrir a conocimientos expertos en su distrito o en el país. Esto fomenta un intercambio de informaciones entre las comunidades y las redes de asistencia técnica. El coste de esas actividades de seguimiento (reducido a los gastos de transporte del facilitador) representa una fracción del de una escuela de campo.

También es útil evaluar él o los entornos de trabajo en los que se espera incorporar el aprendizaje utilizando la información recogida durante las etapas anteriores del ciclo de gestión del aprendizaje.. Ello podría servir para identificar oportunidades aprovechables como apoyo para las actividades de seguimiento y también retos que habría que superar para conseguir un seguimiento efectivo.

Herramientas utilizadas

Planilla orientativa – desarrollo de un plan de seguimiento de apoyo

Sugerencias para el desarrollo de un plan de seguimiento. Debería utilizarse junto con el modelo para un plan de seguimiento.

Tipos de medidas de seguimientos

Una reseña de tipos de medidas de seguimiento habituales junto con ejemplos y casos de utilización de las mismas por la FAO, cuando corresponda.

Modelo para un plan de seguimiento

Una plantilla modelo con ejemplos de seguimientos.

Compartir esta página