Portal del fortalecimiento de las capacidades de la FAO
Buenas Prácticas
 

Gestión de sistemas de producción de cultivos

  1. Agricultura de Conservación
  2. Plant Nutrients/Fertilizer


Tratando la erosión del suelo y la degradación de la tierra

¿Qué problema se abordó, dónde?

Los problemas de la erosión del suelo y la degradación de la tierra ocurren frecuentemente en aquellos países que adoptan estrategias para intensificar la producción de cultivos (como por ejemplo la introducción de cultivos dobles intercalados). La FAO ha tratado estos problemas a través del enfoque de la Agricultura de Conservación en Tanzania, Kenia, Uzbekistán y la RPD de Corea. En estos casos el principio clave de la Agricultura de Conservación es el mantenimiento de la cubierta orgánica para proteger el suelo subyacente.

¿Cómo?

La Agricultura de Conservación mantiene una cubierta orgánica permanente o semi-permanente. Esta puede ser un cultivo en crecimiento o un mantillo. Su función es la de proteger físicamente el suelo del sol, la lluvia y el viento y la de alimentar la biota del suelo. Los microorganismos y fauna del suelo llevan acabo tareas de laboreo y equilibrio de los nutrientes del suelo. El laboreo mecánico perturba este proceso. Así pues, un laboreo mínimo o cero y siembra directa son elementos importantes de la AC. Una rotación variada de cultivos es también importante para evitar problemas de enfermedades y plagas. En vez de incorporar biomasa como cultivo de abono verde, cultivo de cobertura o como residuo agrícola, en AC esto se deja sobre la superficie del suelo. La biomasa muerta sirve como protección física para la superficie del suelo y como sustrato para su fauna. De esta manera la mineralización se reduce y se crean y mantienen niveles adecuados de materia orgánica en los suelos. Como consecuencia, la Agricultura de Conservación también implica el plantar a través de la cobertura del suelo usando un equipamiento especializado (los costos se compensan debido a la reducción de la necesidad de equipamiento convencional). El cultivo sin o con bajo laboreo también incluye el uso de herbicidas químicos, particularmente en las primeras etapas de adopción de la técnica, para el control de las malas hierbas. Bajo esta amplia definición, la Agricultura de Conservación puede ponerse en práctica en diversos sistemas productivos en función de los tipos de cultivos, el tamaño de los terrenos, la mano de obra y las limitaciones de la maquinaria agrícola etc. Ha sido también introducido en conjunto con las Escuelas de Campo para Agricultores para permitir a los agricultores el participar en el aprendizaje activo y poner a prueba las perspectivas por ellos mismos, en vez de la capacitación agrícola tradicional.

¿Próximo ámbito?

La Agricultura de Conservación se podría considerar en todos los casos en los que las autoridades desean promover una intensificación de la producción de manera sostenible y/o que hayan experimentado con anterioridad problemas relacionados con la erosión.

Enlaces relacionados

Contact Information

Contacte con nuestro equipo