Portal del fortalecimiento de las capacidades de la FAO
Buenas Prácticas
 

Plagas y enfermedades de animales y plantas

  1. Lucha biológica contra las plagas - ejemplo de las hierbas de agua
  2. Planificación de contingencia para parásitos y enfermedades
  3. Capacitación: evaluación de capacidad fitosanitaria
  4. La erradicación en toda la zona de las plagas con insectos estériles
  5. Observación temprana de la enfermedad a nivel de la comunidad
  6. Redes sobre la vigilancia y el control de la enfermedad


Enfoques estructurados para la preparación a la eventual aparición de plagas o enfermedades y la mejora de la distribución estratégica de recursos

¿Qué problema se abordó, dónde?

Plagas y enfermedades animales transfronterizas como la Langosta del Desierto, la Peste Bovina, o la Fiebre Aftosa pueden aparecer de repente en un país y causar pánico ya que existe un tiempo muy limitado para actuar. Planificar programas de contingencia permite el uso de información y experiencia internacional en los planes nacionales, incluyendo datos nuevos sobre la difusión de plagas y enfermedades de países vecinos, priorizar acciones, regulaciones, recursos y comunicación de planes para responder más rápidamente cuando una enfermedad o plaga transfronteriza invade. Bajo los auspicios del Comité de Control de la Langosta del Desierto la FAO ha asistido países en Oriente Próximo, el Norte de África, el Cuerno de África, y más recientemente en África del Oeste para preparar el plan de contingencia para la Langosta del Desierto. Países en Asia del Sur o del Este, y África del Sur o del Oeste han puesto en práctica planes de contingencia para la Fiebre Aftosa, y se están poniendo en práctica planes de contingencia en el Sureste de Asia para el brote epidémico de Influenza Aviar.

¿Cómo?

Siguiendo la petición de uno o más países miembros, y usando las directrices preparadas por la FAO, ejercicios en hojas de cálculo, y actualizaciones de datos sobre la distribución y dinámica de plagas y enfermedades, se han llevado a cabo seminarios de una o dos semanas en los que especialistas técnicos, encargados de operaciones y personal sobre el terreno llevan a cabo escenarios de simulación realistas, donde se tabulan recursos y se comparan con la escala de los brotes epidémicos esperada, poniendo en práctica estimaciones simples y robustas de costos y otros estimadores (como el crecimiento de la población, índices de extensión de infección, presupuestos a disposición) para decidir si las organizaciones están bien preparadas para responder a supuestos brotes epidémicos. Los resultados de la planificación de contingencia refuerzan los argumentos que los participantes usan para ganar recursos financieros y otros en la preparación y la respuesta a los brotes epidémicos. Cuando la planificación de contingencia puede ser acoplada con la creación de mapas, los planes pueden ser más útiles durante los brotes epidémicos en el terreno.

¿Próximo ámbito?

En África Sub-Sahariana, Asia, Oriente Próximo y los pequeños Estados insulares en desarrollo dónde las enfermedades transfronterizas tanto de animales como de plantas están en creciente tráfico y comercio, aumentando los riesgos asociados con la producción, la salud y el medioambiente.

Contacte con nuestro equipo