Portal del fortalecimiento de las capacidades de la FAO
Buenas Prácticas
 

Política alimentaria y agrícola

  1. Enfoque sobre seguridad alimentaria en crisis prolongadas
  2. Inseguridad alimentaria y vulnerabilidad
  3. Reforma política sobre pesticidas para reducir el uso excesivo de insecticidas


Abordar las cuestiones urgentes y a largo plazo de la seguridad alimentaria

¿Qué problema se abordó, dónde?

La FAO promueve la adopción de un enfoque de doble componente para reforzar la capacidad de resistencia en materia de seguridad alimentaria durante las crisis prolongadas con políticas específicas que vinculen las intervenciones inmediatas de socorro contra el hambre con una estrategia a largo plazo de crecimiento sostenible. Si bien la ayuda alimentaria es esencial para la disponibilidad (cuando la capacidad de producción e importación es insuficiente) y el acceso (para quienes tienen derechos limitados a la alimentación o carecen de ellos), el calendario de distribución y la selección adecuada de los beneficiarios también son esenciales. Se ha tendido a minusvalorar la distribución de efectivo frente a la ayuda alimentaria, pero se ha dado cuenta de sistemas satisfactorios en Somalia y la República Democrática del Congo.

En conjunto el enfoque de doble componente se ha utilizado en los últimos años en Somalia, Sudán y Eritrea y Etiopía así como en la República Democrática del Congo.

¿Cómo?

Existen opciones para las políticas relativas a las tres dimensiones de la seguridad alimentaria: disponibilidad, acceso y estabilidad, tanto a corto como a largo plazo.

Las opciones a corto plazo relativas a la disponibilidad incluyen la ayuda alimentaria, el socorro en materia de semillas/insumos y la reconstitución del capital ganadero, mientras que los enfoques a largo plazo podrían consistir en la mejora del suministro de alimentos a favor de las personas más vulnerables, la mejora de la producción alimentaria a nivel rural, especialmente de los pequeños agricultores o la inversión en infraestructura rural.

Por lo que respecta al acceso a corto plazo, los programas de rehabilitación/socorro social o de intervención nutricional pueden contribuir en parte, mientras que las opciones a largo plazo incluyen el restablecimiento de las instituciones rurales, incluidos los sistemas financieros rurales, la garantía del acceso a las tierras y el refuerzo del mercado de trabajo.

En lo referente a la estabilidad, las necesidades a corto plazo se centran en el mantenimiento de la paz y el restablecimiento de redes de seguridad social; a largo plazo, se trata de diversificar la agricultura y el empleo rural y de vigilar la seguridad alimentaria y la vulnerabilidad actuando contra las causas estructurales de la inseguridad alimentaria.

¿Próximo ámbito?

Se está actuando en varios países de África oriental y Asia central para tratar las cuestiones de las políticas vinculadas con el desarrollo agrícola a largo plazo en el contexto de este enfoque de doble componente.

Contacte con nuestro equipo