Inversión responsable en la agricultura y los sistemas alimentarios

Para erradicar el hambre será necesario aumentar significativamente las inversiones agrícolas y, lo que es más importante, deberá mejorarse la calidad de las inversiones de manera que beneficien a quienes más lo necesitan.

En los Principios del CSA para la inversión responsable en la agricultura y los sistemas alimentarios (los Principios del CSA) se reconoce que el punto de partida para definir el modo en que la inversión responsable en la agricultura y los sistemas alimentarios puede contribuir a la seguridad alimentaria y la nutrición es el reconocimiento y el respeto de los derechos humanos. Constituyen un conjunto de 10 principios aplicables a todos los tipos y tamaños de inversión agrícola, que incluyen la pesca, la silvicultura y la ganadería. Se dirigen a todas las partes interesadas y se aplican a las distintas etapas de la cadena de valor. Como instrumento de derecho blando, son aplicables a escala mundial e incluyen medidas para abordar una serie de cuestiones ambientales, sociales y económicas. 

Puesto que los Principios del CSA se elaboraron por medio de un proceso integrado por múltiples partes interesadas, tienen una amplia aceptación. Se insta a todas las partes interesadas del CSA a que colaboren, establezcan redes y determinen las actividades conjuntas con objeto de promover la utilización de estos Principios en los planos local, nacional y regional. 


Principios para la inversión responsable en la agricultura y los sistemas alimentarios

La inversión responsable en la agricultura y los sistemas alimentarios es esencial para mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición y respaldar la realización progresiva del derecho a una alimentación adecuada en el contexto de la seguridad alimentaria nacional.