Vinculación de los pequeños productores con los mercados

La mayor parte de los 600 millones de explotaciones agrícolas existentes en el mundo son de pequeño tamaño. Las fincas de menos de 1 hectárea representan el 70 % del total, pero explotan solo el 7 % de las tierras agrícolas. Los pequeños productores desempeñan un papel esencial para afianzar la seguridad alimentaria y la nutrición. Los pequeños productores pueden contribuir también a proporcionar una gran variedad de beneficios adicionales, como la creación de empleo en las zonas rurales, la reducción de la pobreza y el fortalecimiento de la ordenación sostenible de los recursos naturales. A menudo, ellos mismos se ven afectados por la inseguridad alimentaria y la malnutrición, pues alrededor del 80 % de las personas pobres y que padecen inseguridad alimentaria viven en las zonas rurales y la mayoría de los campesinos pobres son pequeños productores familiares de alimentos.

En junio de 2015, se celebró un Foro de alto nivel sobre la vinculación de los pequeños productores con los mercados en el que se examinaron las implicaciones para las políticas, los retos y las enseñanzas extraídas de ejemplos concretos de agricultores que habían aprovechado las oportunidades para establecer vínculos sostenibles con los mercados.

En su 43.º período de sesiones, celebrado en 2016, el CSA aprobó un conjunto de recomendaciones sobre la vinculación de los pequeños productores con los mercados que garantizan que los pequeños productores puedan seguir contribuyendo a la producción mundial de alimentos y a su propia seguridad alimentaria y nutrición. Se pretende que estas recomendaciones respalden los esfuerzos de los gobiernos encaminados a promover la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, con especial atención a la seguridad alimentaria y la nutrición y a la promoción de la agricultura sostenible. También se centran en la reducción de las desigualdades, al abordar los problemas que impiden el acceso equitativo a los mercados, la tierra y otros recursos naturales. Se presta asimismo atención a aspectos relacionados con la sostenibilidad del medio ambiente y a la resiliencia de los pequeños agricultores y su adaptación al cambio climático.

En su 46.º período de sesiones, en octubre de 2019, el CSA celebrará un acto para el seguimiento del uso y la aplicación de estas recomendaciones sobre políticas, junto con otros dos conjuntos de recomendaciones sobre políticas del CSA interrelacionadas:

En el acto también se examinará la posible aplicación de los resultados en materia de políticas del CSA, en especial para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y en el contexto del Decenio de las Naciones Unidas de la Agricultura Familiar y el Decenio de las Naciones Unidas de Acción sobre la Nutrición.

Vinculación De Los Pequeños Productores Con Los Mercados

Recomendaciones de políticas