FAO.org

Inicio > Country_collector > Chile > FAO en Chile
Chile

Nuestra oficina

En febrero de 1978, se firmó el acuerdo con el Gobierno de Chile para establecer la Representación de la FAO en el país. La FAO ha colaborado con el Estado chileno a ser un país reconocido globalmente en agricultura, alimentación, pesca, forestal y desarrollo institucional. La visión de crecimiento y análisis de su realidad con miras a futuro desde la década del 50, y la autonomía comercial, permitieron a Chile situarse en el mundo del vino y de las frutas, compartiendo la estrategia “Chile una potencia agroalimentaria y forestal”.

La FAO ha aportado sus conocimientos en la creación de instituciones señeras en el inicio de la nueva institucionalidad agrícola de Chile. En la última reorganización del Ministerio de Agricultura en el año 1962, la FAO promovió la generación del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) a partir de la Dirección Nacional de Agricultura, participó en la creación de la Escuela de Técnicos en Industrias Pesqueras, que dio origen a la actual Escuela de Ciencias del mar de la Universidad de Valparaíso, cooperó en la creación de instituciones de enseñanza superior, como es la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Austral de Chile, instituciones de investigación y fomento en el área de la pesca, como es el Instituto Nacional de Fomento Pesquero (INFOP), y otros organismos y centros destinados a diversas labores en beneficio del país.

FAO ha otorgado un constante apoyo a los esfuerzos nacionales para aumentar el acceso a los alimentos, reduciendo el hambre en el país, colaborando en la formulación de guías alimentarias, hasta llegar al impulso de la creación de la Agencia de Inocuidad y Calidad de alimentos.

La sanidad agropecuaria ha sido también una prioridad y la FAO ha colaborado con la erradicación de la fiebre aftosa y de la mosca de la fruta además de otras enfermedades y plagas que afectaban al campo chileno. En los últimos años, además, ha ayudado a la disminución de los riesgos que afectan a la agricultura, generando instrumentos en apoyo para aumentar la resiliencia de las comunidades agrícolas mediante el monitoreo geográfico de prevención o en apoyo al seguro agrícola.

Para FAO ha sido satisfactorio acompañar al Estado Chileno para superar los momentos de catástrofes provocadas por los terremotos o erupciones volcánicas y estar apoyando los programas de recuperación de territorios afectados por incendios forestales.

La constante participación de la FAO, a través de sus proyectos y misiones técnicas, en el establecimiento de políticas sectoriales, como el Plan de Acción Forestal, el Plan de Manejo de recursos Salmonídeos y del Sistema Nacional de Identificación y Registro del Ganado Bovino, entre otros, ha permitido un crecimiento estable de los sectores más importantes de la política silvoagropecuária chilena.

Fiel a su mandato, FAO ha sido un catalizador para el desarrollo institucional en el sector silvoagropecuario, pesquero y de la alimentación en Chile; hitos significativos que se desprenden de este caminar conjunto, se pueden mencionar, por constituir importantes contribuciones al desarrollo del país, como es el proyecto TPC/CHI/3001, que permitió generar las bases para la elaboración del documento llamado “Política de Estado para la Agricultura: 2000-2010”, instrumento que posibilitó el avance del sector agrícola, que logró aunar los esfuerzos de todos los actores involucrados en pos de un fin último y superior de convertir a Chile en una potencia agroalimentaria y forestal.

No menos importantes han resultado los proyectos relacionados con aspectos forestales, biotecnología, agricultura orgánica y pesca, que han dado pie a la creación de nuevas leyes, como la Ley de Pesca, la Ley de Agricultura Orgánica; y de instituciones, como el Instituto de Fomento Pesquero, ACHIPIA y otras.