Cambio climático

Bioeconomía

La bioeconomía es la producción, utilización y conservación de los recursos biológicos, incluidos los conocimientos relacionados, la ciencia, la tecnología y la innovación, para proporcionarle información, productos, procesos y servicios a todos los sectores económicos, con el objetivo de avanzar hacia una economía sostenible. Global Bioeconomy Summit, 2018

 

 

 

 

 

 

El desarrollo de la bioeconomía a nivel mundial está y estará impulsado por tres grandes fuerzas:  

  1. aspiraciones de la sociedad y un buen gobierno para el desarrollo sostenible y para mejorar la salud y el bienestar humanos;
  2. necesidades y oportunidades de valorización y protección de los recursos biológicos, incluidos los residuos, en los sectores centrales de la bioeconomíatradicional relacionados con la agricultura, la silvicultura, la pesca, el manejo del agua y de los alimentos, y la bioenergía, 
  3. avances científicos en los campos de las tecnologías biológica, digital y otras, expandiendo las fronteras de las posibilidades de innovación.

Su naturaleza transversal ofrece una oportunidad única para abordar de manera integral desafíos sociales interconectados, como la seguridad alimentaria, la dependencia de los recursos fósiles, la escasez de recursos naturales y el cambio climático, al tiempo que consigue un desarrollo económico sostenible. Sin embargo, conseguir el desarrollo sostenible de la bioeconomía afronta muchos desafíos: estos se refieren no solo a garantizar la seguridad alimentaria, sino también a abordar el cambio climático y a gestionar los recursos naturales de manera sostenible, manejando la competencia entre los diferentes usos de las materias primas de biomasa y al mismo tiempo garantizando que el desarrollo de la bioeconomía beneficie a todos. Por lo tanto, es crucial establecer directrices que permitan desarrollar la bioeconomía de manera sostenible.

En enero de 2015, con ocasión de la reunión del Foro Global para la Alimentación y la Agricultura (GFFA) en Berlín, 62 Ministros de Agricultura recomendaron que la FAO coordinara el trabajo internacional sobre bioeconomía. Posteriormente, el Ministerio Alemán de Alimentación y Agricultura (BMEL) ha provisto de apoyo económico a la FAO para comenzar a trabajar en las Directrices para una Bioeconomía Sostenible. Las directrices se validarán a través de reuniones, tanto regionales como de partes interesadas específicas.

La FAO también forma parte de otros foros internacionales de bioeconomía donde colabora activamente, incluidos el Comité Asesor Internacional (IAC) de la Cumbre Global de Bioeconomía (GBS) y el Foro Internacional de Bioeconomía (IBF)