Pesca

© FAO/13488/I. De Borhegyi

La pesca y la agricultura tienen un rol importante en la seguridad alimentaria como fuente de ingreso económico: además de emplear a cientos de miles de personas entre pescadores, criadores de peces, y trabajadores asociados a las actividades pesqueras y el sector de acuacultura.  El alimento acuático proporciona 20% o mas del promedio de proteína animal per capita y abarca a más del 2.8 mil millones de personas, la mayoría viven en los países en desarrollo. El impacto del cambio climático, como el aumento de la temperatura de los océanos, ríos, y lagos y con los cambios en la precipitación, salinidad de las aguas, y acidez de los océanos como también el aumento de los eventos extremos relacionados con el clima, aumentan la incertidumbre en la disposición de peces para la captura en pesquería y acuacultura.  La disposición de alimento varía, positiva y negativamente dependiendo del cambio de los habitas, de las existencias, de la distribución de especies en la tierra, sistemas costeros y ecosistemas marinos.  Las fluctuaciones más frecuentes a largo plazo en los ambientes marinos, como por ejemplo los eventos inducidos por El Niño, aumentan la cantidad de eventos extremos, y pueden impactar en la estabilidad del abastecimiento de los recursos.  Los cambios climáticos inducidos incrementan los riesgos de invasión de especies, y distribuyen por medio de enfermedades transmitidas por vectores, que pueden amenazar la calidad del alimento.  De cualquier manera, nuevas oportunidades e impactos positivos (por ejemplo cambio de especies, y nuevos mercados) pueden también ser parte de los cambios futuros.

Actividades

Las actividades de FAO buscan incrementar la capacidad de adaptación de las comunidades dependientes de la pesca y la acuacultura y reducir la tendencia de aumento de carbono mejorando las prácticas de manejo.  La áreas principales incluyen:

  • colecta y diseminación de datos e información sobre el impacto del cambio climático en pesca, acuacultura y dependencias en los sistemas de vida;
  • desarrollo y diseminación de directrices para promover enfoque ecosistémico en la pesca y a la acuacultura, manejo costero integral, y manejo adaptativo a las situaciones de incertidumbre;
  • proporcionar directrices técnicas sobre tecnologías apropiadas en pesca y acuacultura (por ejemplo especies resistentes) y agricultura integrada (por ejemplo piscicultura);
  • defendiendo la importancia del sector a los sistemas de vida para la seguridad alimentaria;
  • asistiendo en el desarrollo de estrategias, prioridades, y políticas en el ámbito nacional y regional sobre seguridad alimentaria; y
  • proporcionar asistencia y apoyo a la coordinación inter-sectorial (técnica, social, política, legal e institucional).

Publicaciones


última actualización:  jueves 17 de octubre de 2013