Un enfoque regional para hacer frente a los desafíos del cambio climático

El rol de las regiones, en el sentido de entidades administrativas de nivel infranacional (provincias, departamentos, etc.), en la lucha contra los efectos del cambio climático parece un complemento necesario a las estrategias y acciones ya desempeñadas en los niveles de gobierno nacional y mundial. Esta lucha requiere que todos los niveles de gobierno coordinen sus esfuerzos.

Por lo que se refiere al nivel nacional, el nivel geográfico regional permite proyectar un enfoque territorial que corresponda a las problemáticas e impactos homogéneos del cambio climático en una zona determinada.

El enfoque regional emerge de una lógica de articulación e integración ambiciosa y preocupada por el desarrollo económico y la transformación del territorio, que viene en apoyo de las políticas puestas en marcha por las autoridades nacionales.

Con distintos interlocutores involucrados, la FAO desarrolla alianzas para el desarrollo de proyectos que implican a las regiones a través de su Programa de Cooperación Descentralizada y de colaboraciones con otras instituciones (PNUD/ClimSat y asociaciones de regiones). La Organización desea unirse a la Alianza PNUD/PNUMA/Asociaciones de regiones ‘Hacia territorios menos emisores de gases de efecto invernadero y más resistentes al cambio climático’, presentada en la Cumbre Mundial de Regiones ‘Cambio climático: las regiones en acción’, organizada en octubre de 2008 por la Red de Gobiernos Regionales para el Desarrollo Sostenible (nrg4SD) y la región de Bretaña.

Foto: Cumbre Mundial de Regiones ‘Cambio climático: las regiones en acción’, 29-30 de octubre de 2008, Saint-Malo, Francia.

última actualización:  jueves 19 de noviembre de 2009