¿Por qué los Andes tropicales?

 Los Andes tropicales se extienden desde el norte de Colombia hasta el sur de Perú, y son de importancia estratégica para la estabilidad ambiental de América del Sur.

El agua es el hilo conductor que conecta los Andes tropicales a la mayoría de las cuencas hidrográficas de América del Sur, no sólo aquéllas con vertiente Pacífico, suministrando agua a ciudades como Lima, Quito y Guayaquil, sino también cuencas con vertiente Atlántico, a través de la cuenca del río Amazonas y la cuenca del Río de la Plata. En este sentido, la estabilidad hidrológica de las mayor parte del continente depende de los servicios ambientales que proveen los micro-ecosistemas que se encuentran alrededor y por encima de 4000 msnm (páramos, humedales y glaciares). Existen distintas amenazas (por ejemplo, sequías, inundaciones, aumento de la necesidad de agua potable), acelerando la pérdida de humedales, afectando las funciones naturales de las llanuras aluviales y los estuarios.

Una estrategia para la adaptación al cambio climático/ gestión del riesgo de desastres/ gestión de los recursos naturales en el caso de América del Sur debe ser abordada con un enfoque regional que mire más allá de las fronteras nacionales, para convertirse en una estrategia para la gestión de los recursos naturales en el subcontinente de América del Sur como una unidad territorial.

Desafíos

Los desafíos en la región andina son múltiples, sin embargo, la debilidad institucional constituye el desafío transversal y, por ende, el principal. Una institucionalidad sólida permitirá atender los demás desafíos, tanto presentes como futuros, como el calentamiento global (a través de una adaptación efectiva); de la contaminación (con la implementación de políticas sobre manejo ambiental, y en particular la minería) y de problemas sociales como la emigración, pobreza y consecuente inseguridad alimentaria.

última actualización:  martes 22 de enero de 2013