El proyecto derivó una serie de conclusiones y lecciones aprendidas, que fueron agrupadas de acuerdo a su enfoque:

Conclusiones institucionales

1. Los consejos de cuenca permiten una gobernabilidad de los recursos naturales allá de los límites políticos que definen las fronteras, cubriendo la entera superficie de la cuenca. Sin embargo, existen limitaciones sectoriales que restringen su ámbito de acción a lo estrictamente relacionado con la cuenca. Por esa razón es vital que, donde existan, los consejos de cuenca establezcan una estrecha asociación con las autoridades de gobierno local en particular los municipios. Asimismo, es fundamental que, con objeto de superar los límites fronterizos, los municipios a su vez establezcan alianzas inter-municipales que les permitan cubrir la totalidad de la cuenca inclusive por encima de fronteras nacionales.

2. La retroalimentación de instancias supranacionales tiene que partir desde las comunidades ubicadas en las cotas superiores de los Andes, que fungen como auténticos guardianes de las zonas de recarga de agua.

Leer más...


Conclusiones ambientales

1. El agua es el hilo conductor que conecta los Andes tropicales a la mayoría de las cuencas hidrográficas de América del Sur, no sólo aquéllas con vertiente Pacífico, suministrando agua a ciudades como Lima, Quito y Guayaquil, sino también cuencas con vertiente Atlántico, a través de la cuenca del río Amazonas y la cuenca del Río de la Plata. En este sentido, la estabilidad hidrológica de las mayor parte del continente depende de los servicios ambientales que proveen los micro-ecosistemas que se encuentran alrededor y por encima de 4000 msnm (páramos, humedales y glaciares).

2. El cambio climático  incrementa la frecuencia y la recurrencia anual de eventos extremos, por lo cual es necesario generar políticas para hacer frente a estos episodios como parte de la gestión de recursos naturales en lugar de emergencias.

Leer más...


Conclusiones sobre el manejo de Riesgos

1. El adecuado manejo de los recursos naturales (MRN) es la estrategia central para la prevención de riesgos. Dadas sus características de alta montaña en los países andinos el MRN requiere la adopción de un enfoque de cuencas.

2. Una estrategia de adaptación al cambio climático/ gestión de riesgos/gestión de recursos naturales en el caso de América del Sur debe abordarse con un criterio regional que desborda los límites nacionales para constituirse en una estrategia de manejo de los recursos naturales en el sub-continente de América del Sur como unidad territorial. La unidad territorial del continente de América del Sur está determinada por la dinámica del agua que, en función de la ley de gravedad, tiene su origen en las cotas superiores de los Andes, hasta su desembocadura en los océanos Pacifico y Atlántico.

Leer más...

 

última actualización:  miércoles 16 de julio de 2014