Agricultura urbana y periurbana

El 50% de la población mundial vive hoy en ciudades y se espera que esta proporción aumente hasta el 70% en 2050. Esta gran expansión esta provocando la invasión por parte de la ciudad de los ecosistemas naturales y las tierras agrícolas de los alrededores. 

A menudo, las ciudades son incapaces de facilitar suficientes oportunidades de empleo a su población en crecimiento, lo que lleva a un rápido aumento de los ratios de pobreza urbana e inseguridad alimentaria. Con frecuencia, esta población urbana empobrecida carece de dinero para comprar alimentos o tierra para cultivarlos. Se estima que estas personas gastan hasta el 60% de sus ingresos en comprar alimentos. Por ejemplo, la reciente crisis por el aumento del precio de los alimentos y la recesión económica mundial redujo las oportunidades de empleo y los ingresos especialmente en zonas urbanas. El cambio climático y la mayor incidencia de desastres naturales y provocados por el hombre también ha provocado rupturas en las cadenas de suministro de alimentos a las ciudades, aumentando aún más la inseguridad alimentaria.

Aunque las ciudades seguirán dependiendo en gran medida de la agricultura rural, la agricultura urbana y periurbana está suministrando importantes cantidades de alimentos (especialmente productos perecederos)  y mejorando la seguridad alimentaria de la población
urbana empobrecida. Se estima que hasta un 15% de la alimentación mundial es producida por la agricultura urbana y el 70% de los hogares urbanos de los países en desarrollo participan en actividades agrícolas. Se están produciendo verduras, frutas, setas, hierbas, carne, huevos, leche e incluso pescado en huertos comunitarios, patios traseros, escuelas, hospitales, azoteas, jardineras y tierras públicas libres (incluso junto a carreteras y vías del tren). Esta producción doméstica puede aportar hasta el 60% de las necesidades alimenticias de una familia. Esto no sólo mejora enormemente la nutrición, sino que además permite a las familias gastar una mayor parte de sus 14 ingresos en otras partidas, como educación y salud. Además, la agricultura urbana también genera microempresas, como las dedicadas a la producción de fertilizantes orgánicos, el procesamiento y la venta de alimentos.

Micro-huertos en Dakar

La FAO y el Gobierno de Senegal pusieron en marcha microhuertos en 1999. Esta iniciativa ha logrado reducir la pobreza facilitando verduras frescas a las familias más pobres, mejorando así su disponibilidad de alimentos y su nutrición. El proyecto también promueve la generación de ingresos a través de la venta de los excedentes de producción. Además, facilita a los habitantes de las ciudades que no tienen acceso a terreno agrícola el acceso a la producción hortícola urbana y periurbana, moviliza recursos humanos en el ámbito de la administración y la investigación, y promueve el uso de residuos agrícolas como las cáscaras de cacahuete y arroz. La tecnología de los microhuertos ha sido adoptada en todos los sectores sociales: clases pobres y acomodadas, hombres, mujeres, jóvenes, ancianos y discapacitados. Más de 4.000 familias han recibido formación en tecnología relacionada con los microhuertos.

Entre los principales retos en la implementación del proyecto se encuentra la formación y organización de los beneficiarios, el acceso a equipos e insumos y la comercialización del producto. Los microhuertos se beneficiaron de los medios y equipos locales, albergados en el Centro de Desarrollo Hortícola (Horticultural Development Centre, CDH) del Instituto Senegalés de Investigación Agrícola (ISRA), incluyendo una oficina, un laboratorio y un microhuerto de referencia nacional.

Ante la ausencia de planificación territorial para la asignación de espacios de producción a los cuidadores de microhuertos, algunos ayuntamientos, escuelas y hospitales han puesto sus patios traseros a disposición de la iniciativa. El proyecto de microhuertos también ha creado tiendas de descartes en todas las capitales regionales para dar acceso a alternativas a los fertilizantes químicos de alto coste, vendiendo, entre otros, estiércol de té, abono y Biogen. Los rendimientos anuales han aumentado y el coste de los insumos ha sido reducido a través del uso de materiales alternativos y los kits de riego por goteo promovidos por la FAO. El proyecto está colaborando con ONG italianas en Dakar para establecer una cadena de suministro específica para los productos de los microhuertos, con el fin de reforzar la autonomía financiera de los beneficiarios y asegurar la sostenibilidad del proyecto. Los productos de los microhuertos se promocionan a través de programas de televisión y campañas de publicidad, así como mediante la introducción de un certificado de análisis vegetal establecido por el Instituto de Tecnología Alimentaria (ITA). El objetivo es crear una etiqueta para los productos de los microhuertos.

...más

 

Huertos en las azoteas de El  Cairo, Egipto

La explosión demográfica y la tendencia a edificar sobre terrenos agrícolas han limitado los recursos de las familias urbanas y su acceso a productos saludables. Con poco esfuerzo y dinero, las azoteas pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de las familias y aportarles alimentos saludables y un aumento de ingresos. Aunque la idea no es nueva, los huertos de azotea se han implementado en Egipto sólo en los últimos años. En los primeros años 90, en la Universidad Ain Shams, un grupo de profesores de agricultura desarrolló una iniciativa para cultivar verduras orgánicas para las ciudades egipcias con una gran densidad de población. La iniciativa se aplicó a pequeña escala, hasta que fue oficialmente adoptada por la FAO. Se utilizaron terrazas, balcones e incluso murallas. Estos métodos de producción no requieren grandes inversiones de capital ni muchas horas de trabajo, mientras que permiten la obtención de una gran variedad de frutas y verduras. 

...más

 

Máyor información y ejemplos

Libro de recursos de los productores urbanos: una guía práctica para trabajar con organizaciones de productores urbanos y periurbanos con bajos ingresos; proporciona una referencia útil con las directrices y las cuestiones que hay que abordar. Para cada tema se dan ejemplos de países, con el fin de mostrar cómo puede desarrollarse la agricultura urbana y periurbana con una serie de partes interesadas. Puede accederse a ella en:www.fao.org/docrep/010/a1177e/a1177e00.htm

...más

última actualización:  miércoles 29 de diciembre de 2010