La respuesta de la FAO y del sistema de Naciones Unidas

La crisis actual en Japón –desatada por el fuerte terremoto del 11 de marzo y el consiguiente tsunami– es una emergencia compleja en la que el sistema de Naciones Unidas responde cuándo y dónde se lo solicita el Gobierno japonés.

El daño a las centrales nucleares y el consiguiente riesgo de radiación significa que la salud humana es ahora el objetivo prioritario de los esfuerzos de socorro. En este sentido la Organización Mundial de la Salud en Ginebra desarrolla un papel activo. La OMS evalúa los riesgos para la salud pública y aporta consulta y asistencia técnica. Los expertos del Organismo Internacional de Energía Atómica –organismo de la ONU con base en Viena– están realizando un seguimiento activo e informan de la situación sobre el terreno, incluyendo daños, niveles de radiación y en particular los esfuerzos para contenerla. El equipo de respuesta del OIEA aporta apoyo y consejo a los gobiernos y las organizaciones internacionales bajo petición.

La FAO está preparada para responder bajo petición del Gobierno de Japón, en las áreas siguientes: 

  • Evaluar la contaminación radiactiva del ambiente agrícola, especialmente de los alimentos
  • Aportar consejos técnicos y determinar las medidas apropiadas a medio y largo plazo para la agricultura, incluyendo los suelos y la tierra, bosques, cultivos agrícolas, pesca, sanidad y bienestar animal e inocuidad alimentaria
  • Facilitar el comercio internacional de alimentos, incluyendo los productos agrícolas  

Junto al OIEA, la FAO está preparada para enviar al terreno equipos especializados y ofrecer servicios analíticos. Los dos organismos mantienen una División conjunta FAO/OIEA de Técnicas Nucleares en Agricultura y Alimentación. Sus actividades presentes se centran en:

  • Orientación internacional en relación con la preparación y respuesta ante eventos nucleares o radiológicos, incluyendo la aplicación de las contramedidas agrícolas adecuadas 
  • Regulaciones nacionales para las aplicaciones sanitarias y fitosanitarias de radiación en base a las normas internacionales
  • Regulación de los niveles de radionucleidos en los alimentos, y 
  • Prácticas y procedimientos analíticos adecuados en los laboratorios para los contaminantes y residuos en los alimentos, incluyendo pesticidas y medicamentos veterinarios.

 

última actualización:  viernes 4 de noviembre de 2011