FAO.org

Inicio > Portal lácteo > Producción > Animales lecheros > Otros animales
Portal lácteo

Otros animales

Yaks

El yak es una especie de bóvido criado por los habitantes de las altas montañas que viven en condiciones de privación y dificultad extremas. Los yaks viven predominantemente en la meseta tibetana-Qinghai, y proporcionan leche, carne, pelo y fibra, piel, tracción animal y estiércol (utilizado principalmente como combustible). El yak tiene características físicas y fisiológicas que le permiten proliferar en altitudes elevadas (con poco oxígeno) y en condiciones de frío extremo (temperaturas de hasta -40 °C) y sobrevivir a la escasez de alimentos en invierno.

El rendimiento lechero del yak no suele ser superior al volumen ingerido por su cría y no puede compararse con el rendimiento lechero del ganado vacuno. Sin embargo, aunque la extracción de la leche para el consumo humano puede ir en detrimento de la cría, la leche de yak es importante para los hogares. En términos económicos, la leche suele ser el producto más importante del yak. La leche de yak es producida generalmente por pequeños agricultores en sistemas tradicionales donde la gestión depende en sobremanera del clima y las estaciones. La lactación es estacional y los yaks producen entre 150 y 500 litros; los rendimientos varían según la raza y la localidad. La lactancia en general puede continuar en un segundo año sin otro ternero. Durante el invierno, los yaks no van en secado y siguen produciendo pequeñas cantidades de leche, con rendimientos tan bajos como 2 a 4 litros por mes. Durante el segundo año de lactancia, los rendimientos lecheros se sitúan entre la mitad y los dos tercios de los obtenidos en el primero año. Actualmente, no existen razas de yak lecheras especializadas.

Equinos

En algunos países en desarrollo, la leche de las yeguas (Equus caballus) y burras (Equus asinus) es un alimento básico para la subsistencia de los ganaderos. Generalmente, las yeguas se utilizan más frecuentemente con fines lecheros en las zonas frías, y las burras en las regiones semiáridas. El ordeño de los equinos requiere mucho tiempo y debe repetirse de cinco a seis veces por día. Además, un equino no dará leche a menos que sea estimulado por la presencia de su cría. La leche de yegua se consume frecuentemente en las zonas esteparias de Asia central, donde se produce, mediante fermentación, una bebida tradicional láctico-alcohólica denominada kumis. La leche de yegua también es una fuente importante de proteína animal para los pastores de Mongolia. El consumo de leche de burra es marginal. En algunas comunidades africanas, la leche de burra se consume con fines médicos.

¿Sabía que?

  • Los yaks son la principal fuente de leche y productos lácteos en Mongolia.