Director General  QU Dongyu

Los primeros 100 días del Director General de la FAO en el cargo

©FAO/Giuseppe Carotenuto

 

Qu Dongyu continúa adelante con su promesa de hacer que la FAO sea más transparente, responsable, inclusiva y eficiente. En sus primeros 100 días en el cargo, ha mejorado la gobernanza interna, puesto en marcha importantes iniciativas y fortalecido la colaboración con los Estados miembros, el sector privado, el mundo académico y la sociedad civil.

11 de noviembre de 2019, Roma – Apenas 100 días después de haber iniciado su mandato, el Director General de la FAO, Qu Dongyu, ya ha dado pasos importantes para conformar la FAO de acuerdo con su compromiso de forjar una organización dinámica para un mundo mejor.

Reconociendo que las personas son la clave para alcanzar el éxito y que los empleados de la Organización son su mayor activo, el Director General -desde su primer día en el puesto-, ha puesto en práctica medidas para levantar rápidamente la moral en los centros de trabajo y mejorar la gobernanza interna. Al mismo tiempo, ha actuado con firmeza para salvaguardar la integridad de la FAO, mostrando tolerancia cero para todo tipo de acoso -incluido el sexual- y el abuso de poder.

Con una actitud pragmática, Qu se ha esforzado por reunirse con los empleados en sus propias oficinas y ha almorzado con ellos en las cantinas de la sede de la FAO. El Director General también ha adaptado el permiso de maternidad a la duración recomendada por la OMS, y armonizado las condiciones de los viajes de larga duración con las del sistema de las Naciones Unidas.

Reconocer las aportaciones de la juventud y de la experiencia  

El Director General concede especial importancia a fomentar el espíritu de equipo y a dar oportunidades a los empleados jóvenes, valorando al mismo tiempo la experiencia y los conocimientos acumulados del personal más experimentado. Con este fin, ha introducido la Iniciativa de Reconocimiento a los empleados, que permitirá a los directivos y compañeros de trabajo encomiar a sus colegas por sus contribuciones a la labor de la FAO. De este modo, cada año se reconocerá la labor de 200 empleados, 100 de los cuales serán jóvenes.

Haciendo especial hincapié en el desarrollo de los jóvenes talentos en la FAO y velando por que se valore y promueva de forma consecuente la contribución de la mujer en todos los niveles de la organización, el Director General ha establecido un Comité Juvenil y un Comité de la Mujer.

 

 

©FAO/Giuseppe Carotenuto ©FAO/Giuseppe Carotenuto

 

Reforzar las relaciones con los Estados miembros y las organizaciones internacionales

Desde el primer día, el Director General ha impulsado la colaboración y las interacciones de la FAO con los Estados Miembros y se sintió especialmente complacido -después de sólo cuatro días en el cargo- de haber sido invitado a un encuentro con Giuseppe Conte, Primer Ministro de Italia, país anfitrión de la FAO. Conte también honró a la FAO al pronunciar el discurso de apertura del Día Mundial de la Alimentación el pasado mes de octubre.

Hasta la fecha, Qu se ha reunido de forma bilateral con Jefes de Estado o de Gobierno, ministros, embajadores y Representantes permanentes de más de 80 países. Con todos sus interlocutores ha escuchado sus puntos de vista e ideas y compartido su visión y prioridades para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En estos debates, el Director General ha subrayado su intención de implementar el mandato de la FAO, fortalecer la cooperación con los Estados miembros y hacerlo de manera transparente.

En este contexto, Qu también ha puesto en marcha la Iniciativa “Mano a mano” de la FAO, que da prioridad a las actividades específicas que benefician a las personas de las regiones más vulnerables del mundo, en particular los pequeños Estados insulares en desarrollo, los países menos adelantados y los países en desarrollo sin litoral.

La Iniciativa ha sido muy bien recibida por los Estados miembros, muchos de los cuales han aplaudido de forma especial el concepto de "emparejamiento", que pretende vincular a los países donantes y receptores para poder alcanzar diversos ODS.

 

 

©FAO/Giulio Napolitano ©FAO/Fredrik Varfjell

 

Incorporar al sector privado

El Director General está implementando en la FAO un nuevo modelo de operar orientado a la obtención de resultados, basado en alianzas sólidas en las que el sector privado desempeña un papel fundamental. Por ello, una de las prioridades de la política de Qu ha sido una estrecha colaboración con el sector privado. Esta idea coincide plenamente con los recientes llamamientos del Secretario General de la ONU, António Guterres, para que los dirigentes empresariales participen en el desafío de financiar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Con ocasión del 74º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Qu se reunió con representantes de las principales corporaciones multinacionales para explicarles la Iniciativa Mano a mano, en la que destacó que el éxito del proyecto depende también de que se establezcan asociaciones más sólidas a todos los niveles, incluyendo a los actores del sector privado.

El Director General celebró también una reunión bilateral muy fructífera con Bill Gates en la Oficina de la FAO en Nueva York. El empresario y filántropo expresó su firme apoyo y la disposición de su Fundación a asociarse con la FAO, en particular en materia de datos e innovación, y señaló que creía en el potencial de la FAO para convertirse en el líder mundial en soluciones agrícolas de base científica.

También en Nueva York, Qu se reunió con el Presidente y Director General de Danone, Emmanuel Faber, y firmaron un Memorando de Entendimiento para trabajar juntos en la mejora de los conocimientos mundiales sobre nutrición e inocuidad de los alimentos, y promover cadenas de valor agrícolas responsables para lograr sistemas alimentarios más sostenibles. En fecha más reciente, la FAO firmó otro acuerdo con el Banco Holandés de Desarrollo Empresarial (FMO).

De regreso en Roma, Qu se reunió con el Mecanismo del Sector Privado en coincidencia con el 46º período de sesiones del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) para debatir propuestas concretas para hacer operativa la Iniciativa Mano a mano.

De las 20 empresas que asistieron a la reunión, más de la mitad pudieron presentar propuestas concretas, y todas las partes acordaron seguir adelante con alianzas sólidas y planes de acción tangibles. Las corporaciones pusieron además de relieve las acciones que ya están en marcha, como el trabajo de Unilever en las cadenas de suministro de té sostenibles y el compromiso de Bayer de empoderar a 100 millones de pequeños agricultores con semillas adaptadas, productos fitosanitarios, herramientas digitales y asociaciones.

 

Llegar a la sociedad civil y al mundo académico

En el contexto de crear alianzas sólidas e inclusivas en todos los sectores, el Director General se reunió con los principales exponentes de la sociedad civil y los pueblos indígenas que representan a los pequeños productores y a los agricultores familiares en el Foro del Mecanismo de la sociedad civil y los pueblos indígenas, en el que participaron la Marcha Mundial de las Mujeres, La Vía Campesina, la Alianza Internacional de Mujeres y la ROPPA, organizaciones que representan a una amplia gama de regiones del mundo. Qu hizo hincapié en la importancia de aprender y trabajar juntos y esbozó su visión sobre la importancia de las soluciones digitales para la agricultura, que puede desempeñar un papel decisivo en la mejora de los medios de subsistencia de los pequeños productores de alimentos que son vulnerables, en particular a los efectos del cambio climático.

En consonancia con su objetivo de estrechar vínculos entre la FAO y las instituciones académicas y de investigación, el Director General invitó al Profesor Jeffrey Sachs, de la Universidad de Columbia, a dar una conferencia en el Día Mundial de la Alimentación en la FAO este año. Este fue el primero de una serie de eventos especiales en la FAO en los que participaron destacados expertos internacionales.  El Director General también mantuvo un intercambio positivo con el Profesor Klaus Schwab, Presidente Ejecutivo del Foro Económico Mundial en Ginebra el mes pasado, donde se discutió la colaboración futura, y mantuvo igualmente una fructífera conversación con Robert Bertram, responsable científico de la Oficina de Seguridad alimentaria de USAID.

 

 

 

Aumentar la visibilidad y reputación internacional de la FAO

Una de las principales prioridades del Director General es también dar a conocer a la FAO como centro de conocimientos y promover su labor normativa mundial sobre la alimentación y la agricultura -incluido el CODEX- al tiempo que se refuerza la posición del organismo para responder a las crisis alimentarias en todo el mundo.

Dentro de sus esfuerzos para lograrlo, Qu ha participado en una serie de eventos de alto nivel, entre ellos ha encabezado la delegación de la FAO en el 74º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, donde también firmó un acuerdo de financiación por valor de 28 millones de dólares EEUU con los Países Bajos para crear sistemas alimentarios más resilientes en situaciones de crisis prolongadas.

Durante su visita a los EEUU, mantuvo cordiales encuentros con el Secretario estadounidense de Agricultura, el Administrador de USAID y otros altos funcionarios.

En Washington DC, el Director General de la FAO mantuvo una serie de reuniones con el Grupo del Banco Mundial y otras instituciones financieras internacionales, con el fin de reforzar su colaboración con la FAO. Entre ellos se encontraban el Fondo Monetario Internacional, la Corporación Financiera Internacional, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

El Director General también visitó Yokohama (Japón) con motivo de la 7ª Conferencia Internacional de Tokio sobre el Desarrollo de África, donde se reunió con altos funcionarios japoneses y varios Jefes de Estado africanos, asegurándoles el apoyo de la FAO y explorando nuevas esferas de colaboración. Qu aprovechó la ocasión para expresar el gran aprecio de la FAO por el apoyo a largo plazo que presta Japón a África.

Por otro lado, Qu participó en el primer evento del Día Mundial del Algodón celebrado en la sede de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y coorganizado por la FAO en Ginebra.  Fue una ocasión para discutir formas y medios de apoyar conjuntamente a los productores africanos de algodón y otros productos básicos.

Durante su estancia en Ginebra, el Director General debatió con los jefes de varios organismos de la ONU con sede aquí, entre ellas la UIT, la ONUG, la OMS y la OMC, la manera de optimizar la colaboración interinstitucional en beneficio de los Estados Miembros, en particular mediante iniciativas conjuntas y la cooperación triangular.

En una visita a Moscú, el Director General se reunió con el Primer Ministro de la Federación de Rusia y otros altos funcionarios y presentó las reflexiones de la FAO sobre la agricultura ecológica en un Foro Agroindustrial Internacional de alto nivel, que se celebró en paralelo a la 21ª edición de la exposición "Golden Autumn 2019".

En su viaje a Belgrado -el primero de un Director General de la FAO- se reunió con el Primer Ministro de Serbia y con los Ministros de Asuntos Exteriores, Agricultura y Protección del Medio Ambiente del país. Durante esta visita, Qu quedó muy impresionado por la diversidad de alimentos disponibles en los mercados abiertos.

El responsable de la FAO participó además en la conferencia “Our Ocean” en Oslo, donde mantuvo intercambios productivos con el Primer Ministro noruego, junto a los Ministros de Asuntos Exteriores, Ayuda Internacional, Pesca y otros miembros del gabinete. En la capital noruega, el Director General asistió a la firma de un acuerdo para un programa quinquenal de 40 millones de euros entre la UE y el Grupo de Estados de África, el Caribe y el Pacífico, a través del cual la FAO impulsará el desarrollo de la pesca y la acuicultura sostenibles en estas regiones.

 

 

Send
Print