Director General  QU Dongyu

El Director General se reúne con el personal directivo superior para crear una FAO ágil y orientada a los resultados

30 de julio de 2020, Roma – El Director General de la FAO, Sr. QU Dongyu, se reunió virtualmente hoy con más de 120 miembros del personal directivo superior de este organismo de las Naciones Unidas, destinados en todas partes del mundo, con el fin de presentar las siguientes fases de la aplicación de las reformas para que la Organización sea más eficiente, eficaz, inclusiva, transparente y orientada a la obtención de resultados.

Se trató de la tercera reunión mundial en la que el Sr. QU se comunicaba personalmente con todos los empleados de las categorías de director y superiores. En septiembre de 2019, tan solo un mes después de asumir sus funciones, el Director General solicitó al personal directivo superior que se centrara urgentemente en la obtención de resultados más tangibles. En enero de este año, declaró 2020 como “el año de eficiencia para la FAO” y destacó la importancia de abrazar la innovación, no solo digital, sino también “la innovación respecto de la mentalidad, la innovación en el enfoque y la innovación del modelo operativo”.

En la inauguración de la reunión de hoy, el Sr. QU elogió al equipo directivo por los logros y buenos resultados de la FAO durante la primera mitad de 2020, pese a los tremendos desafíos planteados por la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19). “Les felicito a todos; todos los logros son sus logros. Todas las dificultades que hemos enfrentado, las hemos enfrentado juntos”, dijo.

El Director General aludió a dos importantes decisiones adoptadas en enero que resultaron fundamentales para que la FAO siguiera en funcionamiento en plena pandemia. En primer lugar, el fortalecimiento de la gestión de emergencias, al designar al Director General Adjunto, Sr. Laurent Thomas, para encabezar esta iniciativa. En segundo lugar, el refuerzo de la recopilación y gestión de macrodatos, con el Economista Jefe, Sr. Máximo Torero, al frente.

“Si bien lo primero era proteger el bienestar y la seguridad de nuestros empleados, mantuvimos nuestro compromiso prioritario de prestar asistencia y así beneficiar a quienes servimos, comenzando por los que están más atrás”, dijo el Sr. QU, al tiempo que señalaba que la FAO también había dado grandes pasos hacia la verdadera digitalización de la Organización para hacer frente a “la nueva normalidad”.

Nueva estructura orgánica

La reunión de hoy se centró en la ejecución de los planes del Director General para la reforma de la Organización, aprobados recientemente por el Consejo de la FAO. 

“Seamos claros: hemos introducido la reforma y la reorganización más importantes desde la fundación de la FAO”, recalcó, refiriéndose al establecimiento de una estructura orgánica más modular y flexible. Un equipo directivo superior integrado por los tres directores generales adjuntos, el Economista Jefe, el Científico Jefe y el Director del Gabinete, prestará apoyo directo al Director General. 

El Sr. QU hizo hincapié en el papel destacado que se tiene previsto otorgar al personal directivo superior en ese sentido: con arreglo a esta nueva estructura, los directores de las divisiones, los centros y las oficinas, en calidad de expertos en sus respectivas materias, rendirán cuentas directamente al equipo directivo superior, fortaleciendo así el consenso interno, evitando la compartimentación y reduciendo al mínimo la burocracia.

“Esta reforma da lugar a una estructura cohesionada y plana, un sistema de gestión con mayor delegación de facultades y un entorno que fomenta la creatividad y la iniciativa. Se trata de una nueva FAO ágil”, dijo el Sr. QU, al tiempo que señalaba que la Organización seguía anclada “más que nunca al mandato originariamente conferido por nuestros Miembros fundadores”.

El Director General dejó claro que la nueva estructura brindaba a los directores la oportunidad de demostrar sus capacidades técnicas y profesionales, al tiempo que les hacía responsables de sus actos. 

“Este enfoque resultará difícil al principio, ya que tendrán que adaptarse y adecuar sus métodos de trabajo. Pero muy pronto traerá consigo más ventajas, decisiones y oportunidades”, manifestó el Sr. QU. Pidió a los miembros del personal directivo que trascendieran la compartimentación habitual y que, desde las instancias superiores, predicaran con el ejemplo: “Cuando te abres al mundo, el mundo se abre a ti”.

El Director General alentó asimismo a todos a pensar con originalidad y demostrar que sus propias actividades van en beneficio de la FAO en general. Mencionó que el personal directivo tendría objetivos de movilización de recursos, indicadores del rendimiento de los proyectos y calendarios con hitos sucesivos para el cumplimiento de plazos concretos.

“Las expectativas son altas. Pero confiamos plenamente en sus capacidades y creo que estarán a la altura de los desafíos que este nuevo nivel de responsabilidad entraña”, declaró el Sr. QU, a lo que añadió que “esta profunda transformación nos afecta a todos. Ahora me veo pasando de liderar un grupo de reflexión a guiar un grupo de acción, de Diseñador Jefe a Ingeniero Jefe.”

Respuesta a la COVID-19

Al examinar el modo en que la FAO venía ayudando a los países a hacer frente a las repercusiones de la pandemia de la COVID-19 en los sistemas alimentarios, el Director General instó al personal directivo superior a ceñirse al plan de respuesta integral de la FAO para afrontar los desafíos planteados por la crisis y ayudar a la comunidad internacional a reconstruir mejor.

El Programa de respuesta y recuperación de la COVID-19 se presentó recientemente durante un diálogo virtual con los sectores privado y público. El objetivo era ofrecer una respuesta mundial ágil y coordinada que garantizara el acceso a alimentos nutritivos para todos movilizando todo tipo de recursos y asociaciones en los planos nacional, regional y mundial.

La FAO exhorta a que se tomen medidas urgentes en siete esferas prioritarias fundamentales:

“Todo el personal directivo debería estar informado y orientar sus esfuerzos hacia la promoción y el apoyo de este enfoque”, dijo el Director General.

El Sr. QU alentó asimismo al personal directivo a encontrar soluciones innovadoras para resolver problemas antiguos y nuevos. “Vivimos en una realidad cada día más complicada y competitiva. Debemos demostrar que estamos cambiando nuestro modelo operativo, para conseguir más con menos dinero. Al igual que estamos haciendo con la Iniciativa Mano de la mano”.

Para concluir, el Director General exhortó al personal directivo superior a colaborar estrechamente para buscar “una senda que nos conduzca a un futuro mejor, mediante una mejor producción, una mejor nutrición y un mejor medio ambiente para una vida mejor”.

Send
Print