Director General  QU Dongyu

Codo a codo con los países árabes para transformar los sistemas agroalimentarios

18 de febrero de 2021, Roma – El Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Sr. QU Dongyu, ha mantenido hoy un encuentro virtual con el Grupo de los embajadores árabes en Roma, en el que se le brindó la oportunidad de hablar sobre la reforma y reestructuración de la Organización y de la labor que esta realiza, así como de la importancia de la transformación de los sistemas agroalimentarios en el mundo árabe.

En su discurso de apertura, el Director General resaltó que las reformas estructurales constantes estaban propiciando una FAO más dinámica, más orientada a los resultados y más cercana a sus Miembros.

“Una nueva estructura modular y flexible de la Sede garantiza la eficiencia, la eficacia y la colaboración intersectorial. Eliminar la compartimentación y fortalecer el entorno propicio nos sitúa en mejores condiciones de responder con rapidez a las nuevas necesidades y prioridades”, dijo el Sr. QU.

En 2021, “seguiremos esforzándonos por alcanzar la eficiencia, basándonos en la experiencia adquirida a fin de incorporar una mayor eficacia en nuestro trabajo”, añadió, mientras destacaba que la reforma en curso de la Sede iría acompañada de “la cosecha de los frutos del cambio sobre el terreno y en nuestras oficinas en todo el mundo”.

Entre los asistentes a la reunión de hoy se encontraban los embajadores y representantes permanentes de los países árabes y la Embajadora de la Liga de los Estados Árabes en Roma.

En su discurso, el Embajador de Egipto y presidente del Consejo de embajadores árabes, Excmo. Sr. Hisham Badr, mostró su deseo de colaborar con la FAO mediante la cooperación Sur-Sur y reconoció la reforma del Director General y la atención continua de los jóvenes y el papel que podían desempeñar en la lucha contra el hambre.

El Embajador de Omán y Decano de los embajadores árabes, Excmo. Sr. Ahmed Salim Baomar, manifestó su agradecimiento al Director General en nombre de los Estados árabes y dio las gracias, asimismo, por los esfuerzos de la FAO para combatir el hambre y la pobreza, así como por la respuesta a la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) de este organismo de las Naciones Unidas. Señaló que los países árabes anhelaban trabajar con la FAO de cara a la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios.

La Embajadora de la Liga de los Estados Árabes, Excma. Sra. Enas Mekkawy, dijo que ella y otros representantes de los Estados Miembros apreciaban la transformación y las reformas emprendidas por el Director General y sus esfuerzos encaminados a que la FAO fuera más dinámica. Reiteró el compromiso asumido por la Liga de los Estados Árabes de colaborar con la FAO para promover el desarrollo agrícola sostenible e iniciativas para erradicar el hambre en la región. 

Transformación de los sistemas alimentarios

El Director General señaló que la pandemia de la COVID-19 había puesto de manifiesto la fragilidad de los sistemas agroalimentarios actuales y subrayó que la prioridad fundamental de la FAO era abanderar los esfuerzos mundiales para lograr unos sistemas agroalimentarios más inclusivos, resilientes y sostenibles.

“Transformando nuestros sistemas agroalimentarios podemos reducir la pobreza, aumentar el acceso a dietas saludables y variadas, crear nuevos puestos de trabajo impulsados por la tecnología digital para los jóvenes y las mujeres, contribuir a reequilibrar las desigualdades y crear medios de vida sostenibles y resilientes”, dijo.

El Sr. QU aludió a diversas iniciativas y actividades puestas en marcha por la FAO, como la Iniciativa Mano de la mano y sus herramientas de vanguardia: la Plataforma geoespacial Mano de la mano, el Laboratorio de datos para la innovación estadística y Earth Map.

Indicó que la República Árabe Siria y el Yemen formaban parte de los 34 países que se habían sumado a la Iniciativa Mano de la mano y que los Emiratos Árabes Unidos habían ofrecido su apoyo para el diseño y la ejecución de un programa Mano de la mano por países en África.

El Director General se refirió asimismo al Programa de respuesta y recuperación de la COVID-19, a la nueva Estrategia para la colaboración con el sector privado, a la Iniciativa Ciudades verdes, a la Coalición alimentaria y a la Iniciativa de las 1 000 aldeas digitales, señalando a un tiempo que también existían grandes posibilidades de fomentar la colaboración y la acción conjunta mediante la cooperación Sur-Sur, especialmente para combatir la escasez de agua y los efectos del cambio climático en la región.

“Los desafíos a los que se enfrenta el mundo son demasiado arduos como para que un país o una organización los aborden por sí solos“, dijo el Sr. QU. “Son necesarios esfuerzos conjuntos concretos y asociaciones amplias para reunir a todas las partes interesadas“.

Nuevo Marco estratégico

El Director General destacó asimismo que la FAO había formulado un nuevo Marco estratégico mediante un proceso inclusivo y transparente, que comprendía amplias consultas internas y externas, reuniones de los órganos rectores y consultas informales.

“El discurso que orienta el nuevo Marco estratégico respalda la consecución de la Agenda 2030 ‘asegurando que nadie se quede atrás’ por medio de la transformación de los sistemas agroalimentarios para una producción, una nutrición, un medio ambiente y una vida mejorados”, indicó el Sr. QU, al tiempo que señalaba que el nuevo marco se regía por los Objetivos de Desarrollo Sostenible 1 (Fin de la pobreza), 2 (Hambre cero) y 10 (Reducción de las desigualdades).

El Sr. QU dijo a los embajadores que en 2021 se producirían eventos claves para ayudar a transformar los sistemas agroalimentarios en torno a las cuatro mejoras, como las reuniones del Grupo de los Veinte (G‑20), la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios y los actos previos a esta, y el Foro alimentario mundial de los jóvenes promovido por la FAO.

Send
Print