Director General  QU Dongyu

LA FAO Y EL JAPÓN INSTAN A AUMENTAR LAS INVERSIONES RESPONSABLES PARA LOGRAR SISTEMAS AGROALIMENTARIOS MÁS ECOLÓGICOS Y ROBUSTOS

Roma/Tokio, 19 de febrero de 2021 – El Japón va a incrementar su financiación a la FAO en tres áreas clave, según informó el Viceministro de Asuntos Internacionales del Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca, Sr. Makoto Osawa, al Director General, Sr. QU Dongyu, en el encuentro virtual que ambos mantuvieron hoy. El Sr. Osawa enumeró a continuación el fortalecimiento de las cadenas de suministro agrícola en el contexto de la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), la promoción de dietas tradicionales saludables y la capacidad estadística.

Añadió que se estaban tramitando otras solicitudes de financiación en el Parlamento japonés y que se esperaba que fueran aprobadas. Su país, subrayó, otorgaba a la FAO una importancia de “primer orden”.

El Director General, Sr. QU, felicitó al Japón por su generosa financiación del desarrollo internacional durante los últimos 50 años y animó al país a mantener su elevado nivel de compromiso.

Indicó que los fondos canalizados a través de la FAO tenían un efecto multiplicador, señalando las oportunidades adicionales para que el Japón diera a conocer su experiencia.

Tanto el Sr. QU como el Sr. Osawa señalaron que tenían grandes esperanzas puestas en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios, y el primero destacó el papel de liderazgo de la FAO tanto en la asistencia técnica previa a la Cumbre como en la implementación posterior.

Ambos coincidieron en la necesidad de cubrir el déficit de inversiones para compensar las emisiones de gases de efecto invernadero en la agricultura y la producción alimentaria. Señalaron que, aunque a menudo se afirmaba que el sector es responsable de una cuarta parte de las emisiones, el porcentaje de las inversiones asignadas a hacerlo más ecológico era inferior al 5 % del total del dinero destinado a los sistemas agroalimentarios.

También coincidieron en la necesidad de una mayor inversión privada y responsable en el sector. El Director General señaló que cuando los gobiernos daban ejemplo, el sector privado lo imitaba, a menudo multiplicando las inversiones.

El Viceministro japonés, Sr. Osawa, invitó a la FAO a ayudar a establecer normas comunes sobre las inversiones con fines económicos, sociales y de gobernanza en los sistemas agroalimentarios. Como ejemplo de las prioridades de financiación de su Gobierno, aludió a la potenciación de la producción agrícola procurando al mismo tiempo proteger los bosques tropicales. El Sr. Osawa apuntó también a la presencia del Japón en las estructuras de gobierno de la FAO como factor útil para promover una sólida coordinación en materia de políticas.

El Sr. QU, se refirió a la Plataforma geoespacial Mano de la mano de la FAO, que ofrecía una gran cantidad de oportunidades de financiación en el sector. Señaló que, si bien la percepción inicial era que la plataforma concernía sobre todo a los países en desarrollo, las naciones de ingresos medios estaban expresando cada vez más interés por la plataforma y sus beneficios.

Ambos coincidieron en elogiar los Sistemas importantes del patrimonio agrícola mundial (SIPAM) promovidos por la FAO. En la actualidad, existen 62 sitios SIPAM reconocidos en el mundo, de los cuales 11 se encuentran en el Japón. El programa concilia la preocupación por la seguridad alimentaria, la preservación del paisaje y el mantenimiento de frágiles tradiciones culturales. El Director General expresó su interés por ampliar el enfoque de los SIPAM para incluir sitios contemporáneos y más recientes de producción agrícola en todo el mundo: subrayó que el valor añadido de los SIPAM iba más allá de rendir homenaje al ingenio agrícola del pasado, extrayendo lecciones y beneficios hoy y en el futuro.

Los enfoques relativos a los sistemas agrícolas debían ser holísticos para tener éxito, concluyó el Director General, dando a entender que las agendas de la FAO y el Japón se habían armonizado en mayor medida en vista de la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de septiembre.

Send
Print