FAO.org
Food and Agriculture Organization of the United Nations

Inicio > Director General José Graziano da Silva > Sala de prensa > Noticias > Noticias
Director General  José Graziano da Silva

La FAO y Argentina refuerzan la seguridad en biotecnología

Un nuevo acuerdo permitirá aprovechar de manera segura los avances de la biotecnología para incrementar la productividad agrícola y mejorar la seguridad alimentaria
©FAO/Giulio Napolitano
La FAO y Argentina refuerzan la seguridad en biotecnología

31 de  octubre de 2014, Roma - La FAO y la Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria (CONABIA) de Argentina han unido sus fuerzas para reforzar la seguridad en el ámbito de la biotecnología y aprovechar sus avances para incrementar la productividad agrícola de los agricultores familiares, mejorar la seguridad alimentaria y aliviar la pobreza.

Un acuerdo firmado entre el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, y el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca del país, Carlos Casamiquela, establece el inicio de una nueva colaboración para el diseño de medidas de bioseguridad y evaluación y gestión de riesgos en el desarrollo e introducción de  Organismos Genéticamente Modificados (OGM) en el medio agropecuario.

El convenio establece asimismo la designación de la CONABIA como “Centro de Referencia de la FAO para la Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados”.

Esta colaboración permitirá a la Organización aprovechar la larga experiencia de la comisión, que ha resultado en la aprobación de 27 OGM en los últimos 20 años.

En virtud del acuerdo, la FAO y Argentina brindarán a los países que así lo soliciten el asesoramiento y capacitación sobre bioseguridad agrícola en general y el análisis y monitoreo de riesgos de los OGM en concreto.

La FAO brinda asesoramiento jurídico y técnico a los gobiernos, y presta asistencia para el desarrollo de capacidades en áreas como la formulación de estrategias nacionales sobre biotecnología y la elaboración de marcos de bioseguridad.

Hasta la fecha, ha prestado apoyo a países como Bangladesh, Paraguay y Sri Lanka para formular sus políticas y estrategias nacionales sobre biotecnología; y a Bolivia, Kenia, Malasia,  Suazilandia, Tanzania y Uruguay para reforzar sus capacidades en materia de bioseguridad y análisis de riesgo de OGM.

Send
Print