Director General  QU Dongyu
Declaración del Director General de la FAO Qu Dongyu

Reunión conjunta del Comité del Programa en su 129.º período de sesiones y el Comité de Finanzas en su 183.º período de sesiones

9 de noviembre de 2020

Discurso de apertura del Director General

Traducción de la intervención pronunciada en inglés

 

Distinguidos señores delegados,

Señoras y señores:

1. Bienvenidos a la segunda reunión conjunta que celebramos de forma virtual.

2. Me complace ver que todos ustedes se siguen encontrando bien y están seguros.

3. En mi discurso de hoy les pondré al corriente de todas las novedades más importantes que se han producido en nuestro trabajo en los últimos meses.

4. Más que un discurso, lo considero un informe de la labor que hemos venido realizando en los meses posteriores a la última reunión conjunta del Comité del Programa y el Comité de Finanzas. Me pidieron que construyera una FAO transparente y que mantuviera informados a ustedes y al Consejo oportunamente de nuestra labor.

5. Les hablaré de los resultados obtenidos, las nuevas iniciativas y las nuevas asociaciones.

6. Permítanme comenzar con los progresos realizados con respecto a la puesta en práctica de las decisiones adoptadas en el último período de sesiones del Consejo.

7. Les presentamos la nueva estructura orgánica de la Sede, formada por:

  • Oficinas, que desempeñan una función transversal.
  • Centros, con una intensa función de colaboración con otros organismos de las Naciones Unidas o con instituciones financieras internacionales (IFI).
  • Divisiones, que atesoran las competencias específicas de la FAO o proporcionan apoyo operacional o logístico.

8. Gracias al incansable trabajo de mi equipo, hemos logrado realizar el ajuste estructural aprobado por el Consejo. Es lo que doy en llamar un aterrizaje suave.

9. Eliminamos el nivel de los Departamentos y asignamos tareas específicas a los Subdirectores generales en la Sede.

10. Establecimos el Grupo directivo superior, integrado por tres Directores Generales Adjuntos (DDG), el Economista Jefe, el Científico Jefe y el Director de Gabinete.

11. Pusimos en funcionamiento las líneas A y B para presentar informes al Grupo directivo superior para todas las oficinas, los centros y las divisiones.

12. Cuento con ellos y les agradezco su coordinación y cooperación. Es una forma de compartir información y también de garantizar que se tomen decisiones correctas. Colaborarán entre sí en muchos programas e iniciativas de gran envergadura y se tendrán en cuenta durante el proceso de toma de decisiones. También compartiré toda la información importante con el Grupo directivo superior. En algunas ocasiones llegué a incluir al personal de nivel D2 entre los destinatarios de información importante. Es una manera de entablar una relación de solidaridad y cooperación en la FAO. Deseo sinceramente que todo el personal directivo de nivel D2 y niveles inferiores esté dispuesto a compartir información con los miembros de sus equipos.

13. Los equipos de los programas estratégicos se disolvieron.

14. La Oficina del Ombudsman se añadió como una oficina independiente.

15. Se creó la Oficina para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que coordina la participación de la FAO en las tareas de seguimiento y examen de la Agenda 2030, en estrecha colaboración con las unidades correspondientes de la Organización. La dotación de personal de la Oficina está en proceso.

16. Reforzamos el Centro de Inversiones de la FAO con 8 millones de USD, habida cuenta de su capacidad de acelerar la prestación de apoyo a los países y la financiación a gran escala.

17. Se estableció el Centro Conjunto FAO/OMS, que se ocupa de dos importantes iniciativas conjuntas: el Codex Alimentarius y las enfermedades zoonóticas.

18. Nuestras actividades de cooperación con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) se transfirieron de una división del antiguo Departamento de Agricultura al Centro Conjunto FAO/OIEA (Técnicas Nucleares en la Alimentación y la Agricultura), al que reforzamos con 1 millón de USD adicionales.

19. Dada la importancia de las asociaciones en la FAO renovada, hemos reajustado la línea de trabajo de las asociaciones y la promoción mediante:

  • la creación de una división que combina las asociaciones y la colaboración con organismos de las Naciones Unidas;
  • la transferencia de las asociaciones con el sector privado con movilización de recursos;
  • la creación de la nueva División de Apoyo a los Proyectos. Transferiremos a la Sra. Minà, Representante de la FAO en el Pakistán, para que asuma el cargo de Directora de esta nueva división. Tengo entendido que llegará a Roma el mes que viene.

20. Creamos la nueva División de Sistemas Alimentarios e Inocuidad de los Alimentos, que brinda orientación estratégica en la creación de sistemas alimentarios más sostenibles. Además de los cargos nuevos, ahora la División incluye todos los cargos que anteriormente pertenecían a la Oficina de Inocuidad Alimentaria y algunos cargos transferidos de otras divisiones.

21. Se creó la nueva División de Servicios Logísticos, que engloba los servicios compartidos, las adquisiciones y contrataciones, los servicios sanitarios, la logística relacionada con las infraestructuras, los viajes y la seguridad.

22. El Fondo multidisciplinario se presupuestó en 8,5 millones de USD para:

  • buscar fondos para las propuestas sobre innovación que tengan buenas posibilidades de poderse aplicar a mayor escala;
  • buscar fondos catalizadores que faciliten la participación y la inversión del sector privado;
  • apoyar las necesidades de los países, en particular las imprevistas que surjan con relación a la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19).

23. También hemos hecho grandes avances en el ámbito de la gestión de los recursos humanos.

24. Tras la aprobación de la nueva estructura orgánica por el Consejo, nos esforzamos para garantizar que se identificaran los cargos de todo el personal afectado mediante un intenso proceso de consulta.

25. Otro elemento importante lo constituyen las sesiones de planificación de medidas que se están celebrando en toda la Organización sobre los resultados de la encuesta a los empleados, dirigida por la Sra. Beth Bechdol, DDG y Patrocinadora de la encuesta al personal.

26. la Sra. Beth y la Sra. Greet, Directora de Recursos Humanos, les darán información actualizada sobre este asunto en la sesión de mañana del Comité de Finanzas.

27. Me complace constatar la mejora continua de las relaciones entre la Administración y los órganos de representación del personal, tal como ellos mismos mencionaron en el discurso que pronunciaron en el período de sesiones del Consejo de julio.

28. Debemos confiar los unos en los otros y ser transparentes. ¿Mantuvimos secretos con los órganos representativos del personal en el pasado? No lo comprendo. Podemos compartir con toda franqueza nuestros problemas e ideas de lo que vamos a hacer con los órganos representativos del personal. Por supuesto, es posible que no les den su apoyo al 100 % porque ellos también tienen diversidad de opiniones. Como dije anteriormente, la FAO es una organización grande y pobre, y es imposible que podamos satisfacer todas las necesidades y exigencias de cada miembro del personal.

29. El Comité consultivo personal-Administración se reúne con regularidad con espíritu de cooperación y diálogo, lo cual es fundamental es estos tiempos de cambio.

30. Es sumamente importante para mí que estas relaciones sigan mejorando, sobre la base de la confianza y el respeto mutuos; no siempre podemos estar de acuerdo, pero me he comprometido a que se tenga en cuenta a todas las partes y se consideren sus puntos de vista.

31. Como Director General, yo y todo mi equipo de dirección estamos decididos a luchar contra todas las formas de hostigamiento, acoso sexual, discriminación, explotación sexual y abuso de poder.

32. No solo entre las paredes de nuestra Organización, sino también al ejecutar nuestro mandato sobre el terreno.

33. En diciembre de 2019, el Consejo nos exhortó a seguir centrando nuestra labor en este ámbito y, al hacerlo, a reforzar una cultura de prevención, mejorar las actividades de concienciación y garantizar un planteamiento centrado en las víctimas.

34. Desde entonces, he designado un nuevo Director de Recursos Humanos, un Oficial de Ética, un Ombudsman y un Inspector General, que son mis guardianes de las políticas y los procesos vigentes dirigidos a asegurar el cumplimiento efectivo de estos objetivos.

35. También hemos establecido un Grupo interno de trabajo sobre la prevención del acoso y la prevención de la explotación y el abuso sexuales, que está presidido por el DDG.

36. El bienestar de nuestros empleados en el último año se benefició enormemente de dos comités muy activos que reflejan el espíritu y la solidaridad de la nueva FAO.

37. El Comité de la juventud y el Comité de las mujeres de la FAO, que celebraron sus respectivos primeros aniversarios con una elevada participación, siguen organizando actividades y encuentros importantes para nuestros colegas.

38. Dimos la bienvenida a la Enviada del Secretario General de las Naciones Unidas para la Juventud, Sra. Jayathma Wickramanayake, y a la ganadora de origen keniano del premio BBC World News Komla Dumor, Sra. Victoria Rubadiri, a estos dos eventos.

39. La FAO debería ser una organización orientada al aprendizaje. Independientemente de si somos un empleado de categoría superior o joven, deberíamos ser buenos aprendices en primer lugar, puesto que la sociedad está cambiando muy rápidamente y la cantidad de información es ingente. Primero deberíamos aprender y, luego, elaborar una metodología para encontrar soluciones basadas en la verdad y en hechos comprobados. Animo encarecidamente a nuestros empleados jóvenes a adquirir una amplia gama de conocimientos y a reflexionar más detenidamente.

Señoras y señores:

40. El 75.º aniversario de la FAO no fue un Día Mundial de la Alimentación cualquiera.

41. Si bien los países de todo el mundo están luchando contra la pandemia de la COVID-19, los empleados de la FAO de todo el mundo se sumaron a los gobiernos, los asociados del sector privado y otras partes, quienes manifestaron su apoyo a través de más de 450 actividades en 150 países.

42. El año 2020 también ha marcado la primera celebración virtual del Día Mundial de la Alimentación, que tuvo lugar en Roma, lo que significa que las actividades se abrieron a un gran número de participantes y a nuevos públicos.

43. La ceremonia virtual incluyó mensajes del Papa Francisco, el Presidente de Italia, el Rey de Lesotho y la Reina de España, los Embajadores especiales de buena voluntad de la FAO para la nutrición, el Secretario General de las Naciones Unidas y los jefes de la FAO, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

44. A las novedosas proyecciones de vídeo y luz en el edificio de la Sede de la FAO y el icónico Coliseo asistieron el Ministro de Agricultura, Alimentación y Políticas Forestales de Italia; el Viceministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional; la Alcaldesa de Roma y nuestro honorable Presidente Independiente del Consejo.

45. Gracias a haber abierto la ceremonia al exterior, asistieron 76 000 participantes, que se conectaron a través de Zoom, retransmisiones en la Web o retransmisiones en directo en las redes sociales.

46. La ceremonia se retransmitió en directo en cientos de emisoras de televisión de todo el mundo para hacer llegar los actos a más millones de personas.

47. A pesar de las dificultades, los colegas y asociados ahondaron en el mundo digital para descubrir nuevas formas de lograr resultados concretos:

  • El material de las actividades del día se tradujo a 49 idiomas.
  • Los mensajes de la FAO llegaron a más de 1 500 millones de cuentas de usuarios de redes sociales.
  • Más de 860 000 usuarios vieron el contenido del Día Mundial de la Alimentación en las páginas web de la FAO.
  • El vídeo del Día Mundial de la Alimentación también se retransmitió en más de 40 canales de televisión.
  • La publicidad (gratuita) en espacios exteriores de 31 ciudades llegó a nuevos lugares y regiones.
  • Los anuncios de servicio público se retransmitieron en más de 160 emisoras de radio en más de 30 países.

48. El año pasado, el Día Mundial de la Alimentación lo celebramos de forma presencial. Hoy, gracias a la innovación, la FAO se convierte en una organización digital. Hemos logrado organizar una de las actividades más influyentes hasta la fecha, gracias a un pequeño cambio en innovación.

Distinguidos delegados:

49. Proseguimos nuestros esfuerzos por aumentar la concienciación y aportar conocimientos técnicos en foros internacionales.

50. En septiembre, fui invitado al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde informé sobre la situación actual de la seguridad alimentaria en varios países de todo el mundo que padecen inseguridad alimentaria, junto con la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios y el PMA.

51. Fue la segunda vez este año que informé al Consejo de Seguridad.

52. Colaboramos de forma eficaz con el PMA en dos ocasiones este año en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en favor de la seguridad alimentaria. También fue un placer ayudar al PMA a darse a conocer en todo el mundo con vistas al Premio Nobel de la Paz. Es un trabajo de equipo. Debido a la relación especial que existe entre las dos organizaciones, estoy muy orgulloso de que el PMA haya sido galardonado con el Premio Nobel de la Paz. Es un reconocimiento a muchos decenios de duro trabajo del Programa, que ha perdido a muchos de sus empleados sobre el terreno.

53. Nuestro trabajo sobre la alerta y la acción tempranas está estrechamente relacionado.

54. En la presentación de octubre del informe de 2020 sobre la situación de los servicios climáticos titulado “State of Climate Services Report”, coincidí con el Secretario General de la Organización Meteorológica Mundial en destacar la importancia de la alerta temprana y la acción temprana para evitar catástrofes.

55. La respuesta a la langosta del desierto y al gusano cogollero del maíz es una prioridad máxima para la FAO.

56. En el caso concreto de la langosta del desierto, los asociados que aportan recursos fueron rápidos y generosos al aumentar sus contribuciones. Hasta la fecha, se han recaudado más de 203 millones de USD.

57. Desde enero de 2020, se han tratado casi 1,3 millones de hectáreas en el Gran Cuerno de África y el Yemen.

58. Además, con los esfuerzos realizados en la región, se estima que se han protegido más de 2,5 millones de toneladas de cereales, con un valor de 765 millones de USD.

59. Esto es suficiente para alimentar a más de 17 millones de personas durante un año y evitar que más de 1,2 millones de hogares de pastores pierdan sus medios de vida y caigan en la miseria solo en Etiopía.

60. La situación parece haber mejorado respecto a hace un año, pero la lucha está lejos de llegar a su fin.

61. En diciembre de 2019, presentamos la Acción mundial de lucha contra el gusano cogollero del maíz para reducir de inmediato la pérdida de rendimiento ocasionada por la infestación del gusano cogollero del maíz y frenar su propagación a otros países.

62. La Acción mundial se centra en tres regiones: África, el Cercano Oriente y África del Norte, y Asia, donde se han seleccionado ocho países de demostración y 53 países piloto para llevar a cabo una intervención radical a escala de los países y los agricultores.

63. Todos estos países juntos abarcan ocho zonas de demostración y representan más del 50 % de la superficie de maizal en las regiones seleccionadas.

64. En noviembre de 2020, se han establecido dos órganos de supervisión principales, a saber:

  • El Comité Directivo, que yo mismo presido y que está integrado por más de 20 líderes de alto nivel, se ha reunido en dos ocasiones para guiar la elaboración y la aplicación de la Acción mundial.
  • El Comité Técnico, presidido por el Científico Jefe de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional e integrado por más de 50 líderes técnicos, se ha reunido en tres ocasiones para prestar asesoramiento técnico al Comité Directivo.

65. Se ha creado una Secretaría interna sobre el gusano cogollero del maíz a fin de garantizar la labor cotidiana de ejecución. La Secretaría se encuentra en las oficinas de la División de Producción y Protección Vegetal y está dirigida por el Director de la División.

66. Proseguimos nuestra labor de divulgación mediante la asistencia a numerosos eventos y el establecimiento de nuevas asociaciones.

67. En septiembre, presenté la Conferencia Ministerial Virtual sobre la Gran Muralla Verde donde señalé una serie de ámbitos clave en los que la Organización contaba con activos esenciales para el éxito de la iniciativa, en particular, las tecnologías geoespaciales modernas y la plataforma de teledetección remota de la Base de datos de acceso libre sobre la productividad del agua para la evaluación de la productividad del agua.

68. El 29 de septiembre, conmemoramos por primera vez el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, presentando un nuevo informe: “Los sistemas alimentarios del futuro: por las personas, nuestro planeta y la prosperidad”.

69. En octubre, fui invitado por los Comités de Asuntos Exteriores y de Agricultura de la Cámara de Diputados italiana a pronunciar un discurso principal sobre las repercusiones de la COVID-19 en la seguridad alimentaria mundial y sobre la Coalición alimentaria propuesta.

70. Estamos sumamente agradecidos a nuestro país anfitrión en lo que se refiere a la infraestructura, la alimentación, el agua y el aire fresco. ¡No tanto con la pandemia! Quisiera instar a nuestro país anfitrión a que se tome esta cuestión muy en serio. He hecho cuanto está en mi mano para proteger la salud del personal de la FAO. Pero vivimos en Italia. Dado que el virus es invisible, dependemos completamente de nuestro país anfitrión para que combata el virus. Hasta la fecha, la situación del personal de la FAO no es mala. La Organización comenzó a prepararse para la pandemia en febrero. Me tomo muy en serio esta cuestión, pues la vida lo es todo. ¡Sin vida no hay nada!

71. En los últimos meses, celebré reuniones bilaterales con el Vicepresidente Ejecutivo de la Comisión Europea, Sr. Frans Timmermans, y los comisarios de la Unión Europea (UE) de Vecindad y Ampliación, Salud y Seguridad Alimentaria, y Agricultura. Están en marcha los preparativos del próximo Diálogo estratégico UE-FAO que tendrá lugar en enero de 2021.

72. He venido recalcando reiteradamente mi interés en las asociaciones orientadas a los resultados mediante relaciones en las que todos salgan ganando.

73. Por tanto, me complace que hayamos sumado a nuestros asociados entidades de prestigio, en particular:

74. Instituciones académicas como la Universidad de los Emiratos Árabes Unidos, la Universidad de Florencia y la Universidad de Duke, para reforzar nuestras sinergias con la ciencia y la investigación.

75. Con la Asociación Asiática para el Desarrollo de Recursos Humanos en Zonas Rurales colaboraremos en el fortalecimiento de las capacidades de las organizaciones rurales para mejorar la prestación de servicios, el acceso a los mercados, la igualdad de género, así como la defensa de intereses y la promoción.

76. Con la Federación de Agricultores de África Oriental colaboraremos en Kenya, Uganda y Rwanda en la promoción del empleo juvenil en los sistemas agroalimentarios.

77. Nuestra asociación con el Consejo Noruego para Refugiados contribuye a llevar a cabo los esfuerzos de emergencia y rehabilitación de la FAO mediante el préstamo a la Organización de personal de reserva para emergencias, así como a reforzar la colaboración en las oficinas regionales y en los países.

78. Asimismo, hemos firmado cartas de intenciones con varias entidades, como el Banco Islámico de Desarrollo y CropLife International.

79. El acertado posicionamiento de la FAO en cuanto asociado de confianza y fuente de conocimientos técnicos también se refleja en los fondos extrapresupuestarios que recibimos, por los que estamos muy agradecidos.

80. He aquí algunos de los últimos meses:

81. En julio acogimos con agrado una aportación de 17 millones de GBP del Departamento del Reino Unido para el Desarrollo Internacional, con el fin de apoyar los esfuerzos para combatir el brote de langostas del desierto en curso. Los fondos se suman a la contribución de 8 millones de GBP donada a principios de este año en respuesta al llamamiento de lucha contra la langosta del desierto.

82. Ese mismo mes, la FAO y la Federación de Rusia firmaron un acuerdo de contribución por valor de 10 millones de USD, destinado a impulsar los esfuerzos para controlar y eliminar la langosta del desierto.

83. En agosto, la Junta del Fondo Verde para el Clima (FVC) aprobó un proyecto por valor de 11,8 millones de USD para apoyar la producción de cacao sin deforestación en Côte d’Ivoire, que la FAO ejecutará en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible del país. El proyecto constituye la primera propuesta REDD+ en África y a escala mundial que se aprobará en el marco del programa piloto del proceso de aprobación simplificado del FVC. Es asimismo la primera propuesta de financiación del FVC aprobada para la FAO en África.

84. En septiembre, el Presidente de China, Excmo. Sr. Xi Jinping, prometió aportar 50 millones de USD adicionales para financiar los esfuerzos de Cooperación Sur-Sur de la FAO. La financiación de la Fase III viene precedida de una contribución total de 80 millones de USD para las dos primeras fases.

85. También en septiembre, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo aprobó una contribución voluntaria para la FAO de 2,8 millones de EUR de apoyo a la mitigación de los efectos de la COVID-19 mediante el Programa integral de respuesta y recuperación de la COVID-19 de la Organización.

86. A principios de este mes, Italia movilizó 1,2 millones de USD para la Coalición alimentaria con unas promesas de contribución que actualmente se sitúan en alrededor de 2,2 millones de USD.

Señoras y señores:

87. Permítanme ponerles al día sobre la Iniciativa Mano de la mano (IMM).

88. En julio presentamos la plataforma de datos geoespaciales Mano de la mano.

89. En septiembre, junto con Google, dimos a conocer Earth Map, una herramienta de macrodatos innovadora, gratuita y de código abierto, elaborada por la FAO.

90. Está integrada en la plataforma geoespacial Mano de la Mano de la FAO y permite que todas las personas con acceso básico a Internet puedan utilizar información crítica sobre agricultura, medio ambiente y clima.

91. El pasado viernes, durante la reunión de la Junta de los Jefes Ejecutivos con más de 30 jefes de los organismos de las Naciones Unidas, los participantes se mostraron realmente sorprendidos de que la FAO estuviera liderando de tantas maneras. El año pasado, el Secretario General pidió unas Naciones Unidas basadas en datos. Actualmente, solo la FAO cuenta con una plataforma geoespacial de datos fidedignos para ofrecer dichos servicios a los Miembros, no solo sobre agricultura y alimentación, sino también sobre clima y aspectos socioeconómicos. Me enorgullece, y a ustedes también debería enorgullecerles, puesto que habían respaldado esta iniciativa. 

92. Un año después de su puesta en marcha, la IMM está apoyando los esfuerzos de 30 países para poner fin a la pobreza (ODS 1) y al hambre y todas las formas de malnutrición (ODS 2), estando dirigida y controlada por los países.

93. Somos optimistas en que esta cifra aumente considerablemente en los próximos meses.

94. El programa Mano de la mano tiene un formato único en cada país.

95. En algunos países, hemos adoptado un programa ya existente —lo que nos permite avanzar rápido—, que ahora estamos fortaleciendo mediante la mejora de los análisis técnicos, asociaciones que traen consigo innovación y tableros que refuerzan la coordinación y favorecen el análisis de impacto.

96. Esto es lo que está ocurriendo en Papua Nueva Guinea, donde estamos trabajando muy estrechamente con la UE para reforzar un programa destinado a mejorar la producción y el acceso a los mercados en las cadenas de valor de dos de las regiones más pobres y de más difícil acceso del país.

97. También en Etiopía, donde estamos intensificando la labor que ya se viene realizando en las zonas de elaboración agroalimentaria vinculadas a territorios específicos.

98. Una innovación determinante en Etiopía es la unión de la labor de protección social de la FAO con las redes de producción en los territorios a fin de garantizar que sí erradiquemos realmente la pobreza y el hambre, al tiempo que mejoramos el crecimiento económico y el acceso a los mercados.

99. En Haití, la Iniciativa está conllevando una reflexión programática nueva y más audaz para acelerar un cambio a largo plazo, territorio por territorio.

100. Estamos vigorizando a los donantes y otros asociados, al tiempo que asumimos los riesgos reconocidos y los cambios profundos a los que Haití se enfrenta en todas las dimensiones del desarrollo.

101. En el Sahel y África oriental y austral, la IMM está trayendo consigo nuevas herramientas y asociaciones, así como apoyo sustancial al compromiso regional de África de un comercio más abierto.

102. En los pequeños Estados insulares en desarrollo, que se han visto golpeados con particular dureza, la Iniciativa constituye un vehículo para estimular programas ambiciosos y nueva inversión con miras a mejorar la nutrición y fortalecer la resiliencia frente a los efectos persistentes de las dietas poco saludables, los fenómenos meteorológicos extremos y la recesión económica mundial.

103. Todas estas colaboraciones de Mano de la mano comparten principios y elementos:

104. Según lo prometido, estamos dirigiéndonos a las personas más pobres y vulnerables y, en respuesta a la COVID-19, que ha incrementado el número de países en situación de crisis alimentaria, hemos ampliado nuestro alcance para garantizar que los que se han visto más afectados por las crisis ocasionadas por la COVID-19 puedan beneficiarse del enfoque de la IMM;

105. Hemos ido avanzando muy rápido a fin de crear capacidad técnica y analítica para la toma de decisiones basadas en hechos objetivos mediante la plataforma geoespacial de la IMM;

106. Hemos venido estableciendo asociaciones más estrechas con los donantes y las IFI, y elaborando nuevas agendas conjuntas con una amplia variedad de instituciones y organizaciones mundiales del ámbito empresarial, de la investigación y las fundaciones;

107. Estamos colaborando con ONG, el sector privado y las organizaciones de productores, así como con otras redes de expertos y profesionales dispuestos a trabajar con nosotros en el espíritu de la Iniciativa; y

108. Hemos estado diseñando tableros para proporcionar transparencia, rendición de cuentas y mejor apoyo a la coordinación a nuestros Miembros, nuestros asociados de la IMM y nosotros mismos, y permitirnos anticipar los cambios y adaptarnos a ellos según sea necesario a medida que transcurra el tiempo.

109. Y, en la mayoría de los casos, hemos hecho todo esto sin necesidad de misiones fuera de la Sede.

110. Como pueden ver, estamos haciendo lo que predicamos cuando se trata de integrar enfoques innovadores y tecnologías digitales en nuestras actividades esenciales.

111. La Plataforma Internacional para la Alimentación y la Agricultura Digitales es otro elemento importante de este enfoque.

112. Hemos elaborado un proyecto de mandato, según lo solicitado por el Consejo, cuyo examen han iniciado los comités técnicos.

113. Al elaborar el mandato, hemos subrayado que la Plataforma trabajará con arreglo al mandato de la FAO y reforzará la colaboración y las sinergias con otras organizaciones internacionales, especialmente aquellas cuyo mandato esté relacionado con la economía digital.

114. Asimismo, estamos procurando encontrar el equilibrio entre una estructura ligera y ágil, la representación geográfica y la inclusión.

115. Los Miembros de la FAO constituirán la esencia de esta iniciativa, pero la Plataforma estará abierta a todo el mundo —pequeños agricultores y pequeñas y medianas empresas—, para que participen y expresen sus opiniones sobre la evolución de la alimentación y la agricultura digitales.

116. Los debates y observaciones del Comité de Agricultura y el Comité Forestal han sido inestimables para determinar el mandato, y esperamos vivamente la deliberación del Comité de Pesca el próximo mes de febrero para ultimar el proyecto y presentarlo al Consejo de la FAO.

117. Hemos presentado un Programa integral de respuesta y recuperación de la COVID-19 con el fin de afrontar los desafíos que plantea la pandemia y ayudar a los países a “reconstruir mejor”, de conformidad con el enfoque más amplio de las Naciones Unidas.

118. El programa tiene por objeto fortalecer la resiliencia a más largo plazo de los sistemas alimentarios y los medios de vida, abordando los efectos socioeconómicos de la pandemia y abarcando los tres pilares del desarrollo sostenible.

119. Está estructurado en torno a siete esferas prioritarias que son fundamentales para aplicar el enfoque de la FAO para la realización de los programas iniciados en el marco de la IMM.

120. Gracias al Mecanismo de asistencia para las políticas FIRST de la UE y la FAO, esta última está haciendo un seguimiento de las repercusiones de la pandemia en los sistemas agroalimentarios y las respuestas en el plano nacional en más de 20 países para adaptar los programas en curso, reasignar recursos para reforzar la respuesta y reorientar las políticas existentes hacia el contexto de recuperación de la COVID-19.

121. Estamos ayudando a los Miembros en la formulación de políticas y programas que promuevan y protejan el empleo y sustenten los sistemas agroalimentarios y la economía rural, en particular los sectores impulsados por pequeños productores informales, proveedores de servicios y los agentes situados al final de la cadena de valor.

122. Estamos prestando asistencia a los Miembros para ampliar la protección social con capacidad de reacción ante las perturbaciones y otros programas de asistencia con miras a apoyar a los pequeños productores, los trabajadores rurales y los migrantes afectados por la COVID-19.

123. El acceso a asistencia social, en forma de transferencias de efectivo o en especie, así como seguro médico y garantías específicas para la mano de obra, es fundamental para mitigar los efectos sanitarios y económicos de la pandemia.

124. Estamos ayudando a los países a proteger y mejorar la situación de los migrantes, con miras a afrontar los desafíos de reducir las remesas y el aumento del retorno a las zonas rurales de los trabajadores que han perdido su trabajo en zonas urbanas u otros países.

125. Estamos ayudando a los países a hacer frente a los desafíos especiales de la COVID-19 que afrontan las mujeres rurales, relativos a la pérdida de empleo y el aumento de la carga que supone el tiempo destinado a prestar cuidados.

126. Se están realizando evaluaciones rápidas acerca de las repercusiones en las mujeres en las distintas dimensiones económicas y sociales.

127. El apoyo para la sensibilización de la comunidad local y la respuesta a la pandemia se está canalizando mediante los clubes Dimitra, proporcionando información sobre el uso de mascarillas y otras medidas de prevención, así como formación profesional y la mitigación de la violencia de género.

128. Estamos trabajando con redes mundiales, asociados en el desarrollo, organizaciones de jóvenes del medio rural e instituciones regionales para abogar por la inclusión de las necesidades específicas de estos jóvenes en las políticas y estrategias de enseñanza, capacitación y empleo juvenil durante y después de la pandemia.

129. Estamos proporcionando apoyo a corto plazo en determinados países para proteger a los trabajadores jóvenes y el regreso de la juventud y sostener sus medios de subsistencia, además de estar utilizando campañas nacionales en los medios de comunicación para sensibilizar sobre la prevención del trabajo infantil en el contexto de la pandemia.

130. Y seguimos sensibilizando a la población sobre las repercusiones de la pandemia.

131. En julio, por ejemplo, convocamos con la Comisión de la Unión Africana la reunión tripartita de ministros africanos de agricultura, comercio y finanzas, la primera reunión de este tipo en respuesta a la emergencia de la COVID-19.

132. La reunión congregó a 80 ministros y otros representantes de más de 50 países. Hice hincapié en la necesidad de una respuesta coordinada multidimensional para abordar los desafíos complejos e interrelacionados que plantea la pandemia de la COVID-19.

133. También en julio, destaqué la necesidad de abordar las causas subyacentes de la pandemia, una de las cuales es la pérdida de biodiversidad, durante el Marco mundial de la diversidad biológica posterior a 2020 —un acto paralelo celebrado por la Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica.

134. En septiembre, fui designado Jefe de los organismos de las Naciones Unidas encargado de pronunciar en nombre del resto un discurso durante la Cumbre de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica en la Asamblea General, lo que constituyó un empuje sustancial para sensibilizar sobre esta cuestión entre los dirigentes mundiales.

135. En septiembre, di un discurso principal en el Foro para una Revolución Verde en África, urgiendo la transformación de los sistemas agroalimentarios, para proporcionar alimentos nutritivos a las personas y evitar que la crisis de la COVID-19 se convirtiera en una crisis alimentaria.

136. Ese mismo mes, participé en la reunión de los ministros de agricultura y recursos hídricos del Grupo de los Veinte (G-20), donde presenté varias esferas prioritarias en las que la FAO puede ayudar al Grupo y a la comunidad internacional a reforzar los sistemas agroalimentarios y recuperarse de los efectos de la COVID-19.

137. Y estamos fortaleciendo las asociaciones para colaborar en respuestas específicas.

138. Por ejemplo, en julio, establecimos una nueva asociación entre la FAO y Rabobank para respaldar la labor de transformación de los sistemas alimentarios, especialmente en el contexto de la respuesta a la COVID-19.

139. La labor inicial comenzará por dos esferas de interés principales: los sectores lácteos de la India y Kenya.

140. Asimismo, estamos trabajando con Rabobank y el Banco Mundial para crear cámaras frigoríficas estratégicas vinculadas con sistemas de certificación electrónica de almacenes en tres países de África.

141. La información y los datos oportunos y detallados sobre la forma en que la pandemia está afectando a las metas del Hambre cero son esenciales para que los países planifiquen su respuesta y protejan a los más vulnerables.

142. La comunidad internacional también necesita información de nivel mundial para poder identificar los nuevos focos de inseguridad alimentaria que se produzcan incluso en países y grupos de población que tradicionalmente no se han visto afectados por la inseguridad alimentaria.

143. Estamos reuniendo datos para medir las repercusiones de la COVID en la inseguridad alimentaria utilizando la escala de experiencia de inseguridad alimentaria (FIES) en más de 130 países mediante entrevistas telefónicas asistidas por computadora.

144. En más de 30 países que atraviesan crisis alimentarias, se están utilizando estimaciones subnacionales para fundamentar las evaluaciones de la seguridad alimentaria de los países, como la Clasificación Integrada en Fases y el Cadre Harmonisé.

145. Al mismo tiempo, estamos prestando apoyo técnico para la recopilación, análisis e interpretación de datos de la FIES y su utilización con miras a producir información de alta calidad sobre la seguridad alimentaria y cifras actualizadas sobre los efectos de la COVID-19.

146. Ese apoyo se presta a instituciones nacionales como las oficinas nacionales de estadística, los órganos de gobernanza de los ODS, los ministerios competentes y los módulos de seguridad alimentaria, así como a asociados internacionales como el Banco Mundial, el FIDA, el PMA y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

147. A fin de prestar mayor asistencia a los países para comprender los efectos de la COVID-19 en tiempo real, estamos aplicando técnicas innovadoras utilizando nuestro laboratorio de macrodatos, con la finalidad de analizar las redes sociales para comprender las repercusiones de la pandemia y fundamentar la toma de decisiones.

148. El Laboratorio de macrodatos para la innovación estadística de la FAO ha elaborado un conjunto de instrumentos, abierto a todos los usuarios, para estudiar de qué manera la pandemia está repercutiendo en las cadenas de suministro de alimentos, los precios al consumidor de los productos alimentarios o la medida en que la pandemia puede estar produciendo malestar social, por ejemplo.

149. Estos instrumentos utilizan fuentes de datos no estructurados, que se actualizan diariamente, y tecnologías de vanguardia, como el scraping (raspado) de datos de la Web, la minería de textos y la inteligencia artificial.

150. Se utilizan para analizar la información de las cuentas de Twitter de 150 países y abrir artículos de periódicos; los resultados se visualizan gráficamente y se clasifican según las necesidades de los usuarios.

Señoras y señores:

151. La nueva Visión y el Marco estratégico requieren un replanteamiento del Programa de cooperación técnica (PCT) de la FAO.

152. El uso y efecto catalizador del PCT ha sido validado por su evaluación, y también es el núcleo de una consulta interna en curso destinada a reinventar el Programa.

153. Como un primer paso para mejorar la comunicación y la transparencia, hemos puesto en marcha un nuevo sitio web del PCT que ofrece datos en directo sobre los resultados del programa, así como sobre la situación de la consignación corriente del PCT.

154. También hemos armonizado rápidamente la asistencia que se presta a través del PCT con el Programa de respuesta y recuperación de la COVID-19 de la FAO.

155. Hasta ahora, se han asignado aproximadamente 25 millones de USD en respuesta a solicitudes de asistencia para la pandemia de la COVID-19.

156. Confío en que la utilización del PCT en el marco de un enfoque más programático atraerá financiación complementaria adicional y dará lugar a asociaciones más sólidas para lograr una mayor repercusión de nuestras acciones colectivas con miras a la consecución de la Agenda 2030.

Estimados colegas:

157. El programa del Comité del Programa y el Comité de Finanzas, o de su reunión conjunta, no incluye ningún tema dedicado específicamente a las conferencias regionales de 2020.

158. Sin embargo, deseo referirme a ellas porque son pertinentes para sus debates esta semana.

159. Una de mis primeras prioridades como Director General fue transformar las conferencias regionales, que en gran medida eran actos formales e independientes, en plataformas dinámicas y eficientes para el establecimiento de políticas, captando la retroalimentación de todas las partes involucradas. Y lo hicimos en 2020.

160. Anteriormente, las conferencias regionales tenían apenas 100 participantes. Esta modalidad virtual no solo ofreció a miles de delegados, tales como funcionarios gubernamentales, observadores y representantes de organizaciones donantes, la sociedad civil y el sector privado, la oportunidad de participar, sino que también cientos de miles de personas pudieron participar a través de redes sociales de todo el mundo. Todos ustedes ayudaron a que estos actos fueran más abiertos, inclusivos y eficaces.

161. Las cinco conferencias regionales de 2020 y la Conferencia Regional Oficiosa para América del Norte acaban de concluir. Todas se celebraron en un formato virtual, lo que constituye una primicia histórica para la FAO.

162. Todas las conferencias regionales debían celebrarse en el primer semestre de 2020 y fueron pospuestas.

163. Reconozco que algunos de ustedes querían esperar hasta que la situación respecto de la pandemia mejorara. Esto es comprensible, porque las reuniones presenciales de las conferencias regionales son mejores que las virtuales, en cuanto a que se reúnen en un país anfitrión de la región, y se mantienen reuniones presenciales con los ministros.

164. Sin embargo, insistí en que las conferencias regionales de 2020 debían celebrarse en 2020. Y estoy agradecido a los países anfitriones y a todos los Miembros por haber aceptado adoptar un formato virtual este año.

165. En estos tiempos difíciles, la modalidad virtual de estas reuniones nos recordó que estamos en una nueva era, en la que la tecnología moderna puede transformar nuestras vidas y acercarnos, aunque estemos físicamente más separados.

166. Felicito a las oficinas regionales y a todos los colegas involucrados por el excelente trabajo realizado en favor del éxito de estas reuniones virtuales.

167. Desde luego, la modalidad virtual tiene algunas desventajas, ya que hay menos contacto físico y humano. Sin embargo, en todas las conferencias regionales, logramos realmente una amplia participación por medio de reuniones virtuales. En las reuniones presenciales que se realizaban anteriormente, tal vez algunos países no deseaban participar.

168. Y, por primera vez, invitamos al Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) a celebrar un acto especial en cada conferencia regional y a participar en el plano regional.

169. Pronuncié unas palabras en cada uno de estos actos, confirmando el apoyo de la FAO para que el CSA participe plenamente en la consecución de la prioridad de la transformación de los sistemas alimentarios y en la promoción de políticas y estrategias que apoyen estos esfuerzos.

170. Durante las conferencias regionales, el CSA realmente tuvo oportunidades para hacer una buena presentación. El CSA solicitó a la FAO que le prestara apoyo. Respondí de manera muy positiva, ya que, junto con el FIDA y el PMA, hemos invertido en el CSA durante muchos años.

171. La Constitución de la FAO prevé sólidos mecanismos de gobernanza regional, siendo las conferencias regionales una parte integral y esencial de la gobernanza de la FAO, basada en el diálogo y la identificación de prioridades comunes.

172. Por ello, las conferencias regionales de 2020 son pertinentes para ustedes, los integrantes del Comité del Programa y el Comité de Finanzas.

173. Esa es la otra razón por la que insistí en que las conferencias regionales de 2020 se celebraran este año: porque necesitábamos sus aportaciones, desde una perspectiva regional, sobre cuestiones importantes que ustedes examinarán esta semana.

174. Cuestiones como el esquema del próximo Marco estratégico y el Plan a plazo medio, las repercusiones de la COVID-19, nuestro trabajo con el sector privado, las emergencias y los sistemas agroalimentarios.

175. Y, sobre todo, las conferencias regionales confirmaron el firme apoyo de los Miembros a la FAO renovada.

176. Los programas de todas las conferencias regionales abarcaron la innovación digital y la colaboración con el sector privado. Incluso en las reuniones virtuales, las diferentes regiones tienen características diferentes. Participé plenamente en todas las conferencias regionales, no solo pronunciando un discurso, sino también escuchando muy atentamente lo que decían los ministros y asistiendo a algunos actos paralelos. Fue una forma de autoaprendizaje para el personal de la FAO, incluso para mí. Y también constituyó un buen proceso de aprendizaje para las diferentes regiones.

177. Informé al respecto en la reunión de la Junta de los Jefes Ejecutivos. Ahora, la FAO es una organización completamente digitalizada.

178. La cooperación con los organismos afines con sede en Roma está bien encaminada.

179. Estamos colaborando mucho más a nivel nacional, regional y de la Sede, logrando el efecto más tangible en los países.

180. Me complace afirmar que la colaboración se da ahora en más del 80 % de los países en los que hay más de un organismo con sede en Roma (OSR).

181. Además, el número de programas conjuntos de los OSR prácticamente se ha duplicado desde 2017, y llegan a más de 50 países hoy en día.

182. Asimismo, mi grupo directivo superior me ha informado que, para las actividades importantes que organiza la FAO, deberíamos invitar a participar a otros organismos de las Naciones Unidas con sede en Italia, no solo a los OSR. Deberíamos invitar a los organismos con sede en Italia.

Estimados colegas:

183. Permítanme ahora pasar al nuevo Marco estratégico 2022-2031.

184. Desde el inicio, hice hincapié en la necesidad de elaborar el nuevo Marco estratégico mediante un proceso consultivoiterativo.

185. El proceso de consulta oficial está avanzando según lo previsto:

  • En los períodos de sesiones del Comité del Programa, celebrado en junio, y del Consejo, celebrado en julio, se formularon observaciones acerca del esquema provisional del Marco estratégico.
  • Las conferencias regionales, que se celebraron entre septiembre y principios de noviembre de 2020, aportaron información sobre las prioridades regionales.
  • Los comités técnicos, que celebrarán sus reuniones entre septiembre de 2020 y principios de 2021, están haciendo aportaciones sobre las prioridades técnicas.

186. También se están realizando consultas y reuniones oficiosas.

187. En octubre, se mantuvieron primero conversaciones con todos los grupos regionales y luego organizamos una consulta oficiosa con todos los Miembros.

188. Seguiremos utilizando consultas tanto oficiales como oficiosas para la elaboración del Marco estratégico.

189. Nuestro objetivo es contar con un documento que sea aceptado por todos los Miembros y que permita a la FAO prestar el máximo apoyo para lograr los ODS en el plano nacional.

190. El fortalecimiento de las asociaciones es en realidad un aspecto clave del nuevo Marco estratégico.

191. No solo con nuestros Miembros, sino también con los organismos de las Naciones Unidas, instituciones financieras, el sector privado, organizaciones de productores, instituciones académicas y de investigación y la sociedad civil.

192. El nuevo Marco estratégico aprovecha el impulso y las transformaciones que ya se han generado en la Organización.

193. La nueva estructura modular y flexible de la Sede, por ejemplo, con su objetivo de garantizar la eficiencia, la eficacia y la colaboración intersectorial, está bien alineada para apoyar la nueva dirección.

194. Al seguir aumentando la eficiencia, rompiendo la compartimentación y fortaleciendo el entorno propicio, la FAO también está en mejores condiciones de responder rápidamente a las nuevas necesidades y prioridades.

195. Con la innovación, la tecnología y los datos que impulsan nuestra labor de prestar apoyo a los países en el logro de los ODS, podemos ayudar a garantizar que las compensaciones recíprocas se reduzcan al mínimo.

196. Además, las nuevas iniciativas como la IMM, con sus herramientas y tecnologías de vanguardia (la Plataforma de datos geoespaciales y el Laboratorio de datos para la innovación estadística), ofrecen una estructura de coordinación ya preparada, como por ejemplo para una respuesta integrada a la COVID-19.

197. El nuevo Marco estratégico se centra en el discurso estratégico de “no dejar a nadie atrás” mediante sistemas alimentarios sostenibles, inclusivos y resilientes para una producción, una nutrición, un medio ambiente y una vida mejorados.

198. El Marco está anclado en la Agenda 2030 y se guía conforme al ODS 1, “Fin de la pobreza”, el ODS 2, “Hambre cero”, y el ODS 10, “Reducción de las desigualdades”, en torno a estas cuatro mejoras. 

199. En el Marco también se destaca la importancia de todos los ODS para lograr la visión general de la FAO.

200. El carácter central de la transformación de los sistemas alimentarios en el nuevo Marco estratégico permitirá a la FAO prestar un apoyo sustantivo a los Miembros en sus esfuerzos de ejecución tras los resultados de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios de 2021.

201. En los próximos meses discutiremos y elaboraremos más a fondo, en consulta con ustedes, las esferas programáticas prioritarias.

202. Estas esferas programáticas prioritarias son mecanismos de ejecución interdisciplinarios y temáticos, que representan la contribución estratégica de la FAO para impulsar los cambios que, en última instancia, contribuirán a la consecución de las metas seleccionadas de los ODS.

203. Asimismo, presentamos una nueva estrategia para la colaboración con el sector privado.

204. Creo que ahora es el momento adecuado para aprobar la nueva estrategia. Aguardo con interés nuevas sugerencias concretas del Comité del Programa y el Comité de Finanzas, que no ahonden demasiado en cuestiones teóricas. Les aliento a aprovechar esta reunión conjunta a fin de mejorar la calidad de este documento. Necesitamos sus sugerencias concretas.

205. Una colaboración más estrecha y mejorada con el sector privado es una de mis principales prioridades, y esta estrategia es un paso importante para que avancemos.

206. En la nueva estrategia se prevé la ampliación de las esferas de colaboración, como las de la tecnología y la innovación, la información, las inversiones y la financiación innovadora. La estrategia también se armonizará con los ODS.

207. Mantiene los valores de las Naciones Unidas como elementos esenciales de su aplicación, al tiempo que ofrece una mayor flexibilidad para explorar nuevas formas de colaboración y adapta las modalidades a las oportunidades específicas y los posibles riesgos de cada asociado.

208. Somos plenamente responsables del cumplimiento de nuestros principios de las Naciones Unidas. Pero nuestros métodos anteriores de evaluación de riesgos se basaban en evitarlos por completo, y no en su mitigación integral.

209. Somos totalmente conscientes de que el aumento de nuestra colaboración con el sector privado conllevará riesgos.

210. Pero los riesgos pueden gestionarse con eficacia, en lugar de evitarse completamente, si queremos dialogar y fomentar la confianza con el sector privado.

211. Tengo el compromiso de establecer una estructura adecuada de gestión de riesgos en la FAO.

212. El fortalecimiento de la colaboración de la FAO con el sector privado y todos los asociados se realizará de forma totalmente transparente.

213. Como saben, una FAO eficiente, transparente e inclusiva es mi mayor prioridad, y esto también se aplica a la manera de relacionarnos con el sector privado.

214. Estoy seguro de que, con esta nueva estrategia, veremos que nuestra asociación con el sector arrojará resultados aún más sólidos a nivel nacional, regional y mundial en el futuro.

215. Pusimos en marcha la iniciativa Ciudades verdes de la FAO y su programa de acción en paralelo al 75.º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

216. Me parece que se trata de un aspecto destacado de la contribución de la FAO a la Asamblea General de las Naciones Unidas de este año. La iniciativa Ciudades verdes no consiste simplemente en hacer verdes las ciudades (espacios verdes, industrias verdes y un estilo de vida verde). Necesitamos cooperar con el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat), la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) y las IFI a fin de desarrollar un enfoque integral para fortalecer la relación entre las ciudades y las regiones rurales.

217. Les pido a mis colegas que formulen planes de acción, conjuntos de instrumentos, criterios o indicadores más concretos para colaborar con los miembros de las ciudades. Deberíamos ayudar a diseñar los vínculos entre las ciudades y las zonas rurales. Queremos construir las ciudades del futuro a partir de las experiencias y saberes internacionales más recientes. Creo que muchos países de África, Asia y América Latina tienen más ventajas a la hora de construir las ciudades del futuro.

218. El objetivo de la iniciativa es mejorar el bienestar de las personas mediante el aumento de la disponibilidad de productos y servicios proporcionados por los espacios verdes ―con inclusión de la agricultura y las actividades forestales urbanas y periurbanas―, así como un mayor acceso a estos productos y servicios, y mediante sistemas alimentarios sostenibles.

219. Plantea una visión integral, al reunir los objetivos de la Agenda Alimentaria Urbana y del programa ambiental.

220. El programa de acción se centra en crear un entorno propicio con medidas de apoyo a las políticas y los marcos de gobernanza inclusivos, así como medidas específicas para las ciudades metropolitanas, medianas y pequeñas.

221. Durante los primeros tres años, el programa incluirá 100 ciudades en 15 países (15 metropolitanas, 40 medianas y 45 pequeñas), y de aquí a 2030 se unirán 1 000 ciudades.

222. La iniciativa se basa en programas, proyectos y asociaciones existentes de toda la Organización y aprovechará las numerosas expresiones de interés ya recibidas desde su puesta en marcha.

223. En una reunión celebrada en julio con el Director Ejecutivo del FVC, convinimos en la necesidad de grandes proyectos con grandes repercusiones y debatimos la posible colaboración en la iniciativa Ciudades verdes, ya que se centra en abordar preocupaciones ambientales.

224. Ya han comenzado los trabajos para poner a prueba el programa en 10 ciudades de África para finales de año, en estrecha colaboración con ONU-Hábitat.

225. También estableceremos juntos indicadores para definir las “ciudades verdes” y hacer un seguimiento de ellas.

226. La iniciativa de las 1 000 aldeas digitales tiene como objetivo permitir que los agricultores utilicen tecnologías digitales, instrumentos de información y comunicación, incluidas las redes sociales, con vistas a promover el desarrollo local sostenible.

227. Ya les he pedido a los Representantes Regionales que formularan algunas propuestas concretas. Deberían hacerlo a través de la Plataforma Internacional para la Alimentación y la Agricultura Digitales. Ayudemos a los Miembros a cambiar sus formas de desarrollar la agricultura y la alimentación y sus estilos de vida en las aldeas y ciudades. Este es un gran salto. Los habitantes pueden acceder a los servicios sociales, incluido el servicio médico en línea, y pueden vender con facilidad sus productos a las ciudades de todo el mundo, a través del comercio electrónico.

228. Las tecnologías digitales pueden incrementar los beneficios económicos y contribuir a la seguridad alimentaria aumentando la productividad de los sectores agrícolas, mejorando las oportunidades de mercado a través del comercio electrónico y el acceso a la información sobre los mercados y facilitando la inclusión de los productores en las cadenas de valor.

229. Asimismo, pueden promover la armonización de la agricultura con el medio ambiente mediante la optimización del uso de los recursos y de la mejora de la adaptación al cambio climático.

230. La iniciativa también tendrá beneficios sociales y culturales. El nivel de vida de las aldeas rurales podría mejorarse por medio del aumento de los ingresos y de la comunicación y la información.

231. A través de la iniciativa de las 1 000 aldeas digitales, es posible preparar un paquete de asistencia específico en el ámbito de la innovación digital en función de las solicitudes y las situaciones de los sitios, incluidos los Sistemas importantes del patrimonio agrícola mundial.

232. Se tratará de un esfuerzo de colaboración con muchos asociados, entre ellos los gigantes tecnológicos.

233. La iniciativa también formará parte de nuestra nueva colaboración con la Organización Mundial del Turismo, en la que nos centramos en el turismo rural sostenible.

234. Nuestra Oficina Regional para Asia y el Pacífico está comenzando un proceso de selección y propuesta de la primera ronda de aldeas experimentales.

235. Además, en una reunión con el Director General de la IRENA celebrada en noviembre, acordamos reforzar la colaboración con miras a proporcionar un mayor acceso a las energías renovables para las comunidades rurales y apoyar el desarrollo del sector en las zonas rurales.

236. El plan de acción de la FAO y la IRENA que se está elaborando beneficiará a ambas iniciativas.

237. Muchos de ustedes se unieron a nosotros durante la presentación de la Coalición alimentaria la semana pasada, junto con el Primer Ministro de Italia, el Viceprimer Ministro de los Países Bajos, ganadores del Premio Nobel y varios actores ministeriales clave.

238. La Coalición alimentaria propuesta por el Gobierno de Italia y dirigida por la FAO es una alianza mundial de múltiples partes interesadas orientada a la adopción de medidas mundiales unificadas en respuesta a la COVID-19.

239. Con un firme apoyo al Programa de respuesta y recuperación de la COVID-19 de la FAO, la Coalición alimentaria fomentará la sensibilización, movilizará recursos financieros, conocimientos especializados y la innovación en apoyo de las siete esferas de trabajo prioritarias y las necesidades y solicitudes formuladas por los países.

240. La FAO actuará como líder neutral y convocante de la Coalición alimentaria, con su amplia red de oficinas en los países en todo el mundo, velando por que se otorgue prioridad a las opiniones y necesidades de los países y los asociados nacionales.

241. Los períodos de sesiones de dos comités técnicos se celebraron de forma virtual desde la última reunión conjunta: el Comité Forestal y el Comité de Agricultura.

242. El 25.º período de sesiones del Comité Forestal (COFO) se centró en examinar formas de aumentar las significativas contribuciones del sector forestal al Decenio de Acción sobre los ODS y la función fundamental de los bosques y la actividad forestal en la recuperación de la actual pandemia y la prevención de otras futuras.

243. Al 25.º período de sesiones del COFO asistieron más de 730 delegados de 112 Miembros y 18 organismos de las Naciones Unidas y observadores.

244. El mensaje de este período de sesiones fue muy claro: tenemos que trabajar conjuntamente entre los sectores agrícola y alimentario; y la silvicultura debe constituir un elemento integrante.

245. Asimismo, se alentó encarecidamente a mejorar la labor conjunta con los asociados, en particular con el sector privado y las partes interesadas, con vistas a determinar y potenciar soluciones adecuadas a escala local.

246. El tema principal del 27.º período de sesiones del Comité de Agricultura (COAG) fue la ganadería sostenible en favor de los ODS.

247. El sector ganadero contribuye directamente a muchos ODS.

248. Para una gran parte del 10 % de la población mundial que vive en la pobreza extrema, la ganadería es la principal fuente de ingresos, empleo y medios de vida.

249. Si bien la producción y la sanidad animales constituyen una parte esencial del mandato de la FAO, la Organización nunca ha contado con un foro intergubernamental específico para abordar las complejidades del desarrollo del sector ganadero de manera más coherente.

250. El mes pasado el COAG subsanó la carencia y estableció el Subcomité de Ganadería como foro intergubernamental con el mandato de debatir y crear consenso sobre cuestiones y prioridades relativas al sector ganadero, y asesorar al COAG y, por su intermedio, al Consejo y la Conferencia de la FAO.

251. Sobre la base del alto grado de interés mostrado por los Miembros, confío en que se asegurará el modesto apoyo extrapresupuestario necesario para celebrar los períodos de sesiones del Comité.

Distinguidos Delegados:

252. Quería compartir todos los elementos mencionados porque confirman tres puntos:

253. Primero: La FAO se ha adaptado a la nueva normalidad y actualmente es más eficiente, dinámica, innovadora y eficaz; ¡estamos agilizando nuestro desempeño!

254. Segundo: La FAO está estableciendo su futura orientación estratégica de una forma transparente e inclusiva, junto con todos ustedes.

255. Tercero: La FAO es reconocida mundialmente en la actualidad como un asociado profesional de confianza de todas las partes interesadas que colaboran para erradicar el hambre y la malnutrición, hacia el logro de los ODS.

256. Estamos decididos a continuar por esta senda y nos sentimos honrados por el apoyo de ustedes.

Gracias.

Send
Print