Director General  QU Dongyu
Declaración del Director General de la FAO Qu Dongyu

CONSEJO MUNDIAL DE CIUDADES Y GOBIERNOS LOCALES UNIDOS (CGLU) 2020 - GUANGZHOU

EL PAPEL DEL MOVIMIENTO MUNICIPAL Y REGIONAL INTERNACIONAL EN TIEMPOS DE COVID

11-13 de noviembre de 2020

Observaciones del Director General de la FAO, Sr. QU Dongyu

Traducción de la intervención preparada en inglés 

Distinguidos invitados,

Colegas,

Señoras y señores:

1. Es un placer estar con ustedes con ocasión del Consejo Mundial de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU) 2020 y me complace que el Consejo se centre en El papel del Movimiento Municipal y Regional Internacional en tiempos de COVID.

2. Estos son tiempos difíciles. En los últimos meses, hemos sido testigos de cómo la pandemia ha afectado a nuestras sociedades, nuestras economías y nuestros sistemas alimentarios.

3. La pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) ha añadido nuevos desafíos, empeorando las ya precarias condiciones de los grupos vulnerables. Las zonas urbanas densamente pobladas se han visto especialmente castigadas, ya que son mucho más vulnerables a la propagación del virus.

4. En muchos casos, las restricciones para impedir que el virus se propague han provocado interrupciones en las cadenas de suministro alimentario, lo que ha dado lugar a la escasez y al aumento de los precios de los alimentos en las zonas urbanas.

5. Pero el potencial de los gobiernos locales y municipales para tomar medidas relacionadas con el sistema alimentario y evitar que esto ocurra no se ha aprovechado plenamente.

6. La FAO realizó recientemente una encuesta sobre los sistemas alimentarios urbanos y la COVID-19. Se obtuvieron 861 respuestas de 77 países. Alrededor del 57% de las mismas procedían de miembros de gobiernos locales.

7. Los resultados muestran que las administraciones locales han desempeñado un papel activo para mitigar los efectos de la pandemia en los sistemas alimentarios y en la salud y la seguridad alimentaria de sus ciudadanos.

8. Muchas ciudades han establecido mecanismos de seguimiento de los mercados de alimentos, sistemas innovadores de distribución de alimentos, como el comercio electrónico, y centros temporales de distribución para mejorar el acceso de los más vulnerables.

9. Estas medidas se adoptaron a menudo sin contar con recursos financieros adicionales.

Señoras y señores,

10. En momentos de emergencia es fácil caer en la trampa de centrar exclusivamente la atención en las necesidades más urgentes. Debemos adaptarnos rápidamente y hacer frente a la pandemia de forma más integral para poder construir sistemas alimentarios urbanos mejores, más resilientes e inclusivos.

11. Para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, las redes urbanas y regionales deben colaborar con los organismos de las Naciones Unidas y los donantes internacionales, a fin de crear un entorno propicio que permita a los gobiernos locales y regionales disponer de recursos apropiados, delegación de autoridad y vínculos adecuados para la adopción de decisiones políticas nacionales.

12. Dando voz a los gobiernos locales y regionales se reconoce la importancia de su proximidad a las comunidades, su capacidad de movilizar a las partes interesadas locales y su cualidad de detectar rápidamente a los más vulnerables.

13. Cabe preguntarse por qué las zonas urbanas son tan importantes para la transformación sostenible del sistema alimentario y por qué la FAO se ocupa de las cuestiones urbanas.

14. Algunos datos clave que hablan por sí solos:

15. Los habitantes de las ciudades consumen alrededor del 70% del suministro mundial de alimentos. La urbanización en curso aumentará sin duda esta proporción.

16. Muchas comunidades urbanas y periurbanas están expuestas a la inseguridad alimentaria y la inseguridad nutricional.

17. Al mismo tiempo, las tasas de sobrepeso y obesidad están aumentando, especialmente en los entornos urbanos, lo que contribuye a la rápida difusión de las enfermedades no transmisibles relacionadas con la dieta.

18. Las ciudades en expansión están invadiendo los hábitats naturales. Grandes extensiones de tierras agrícolas se están reconvirtiendo para el desarrollo urbano y el uso industrial.

19. La deforestación, vinculada a la expansión urbana, está provocando una pérdida de biodiversidad.

20. Las ciudades contribuyen de manera significativa al cambio climático, pues representan en torno al 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía a nivel mundial.

Señoras y señores,

21. Debemos actuar ahora para apoyar a los gobiernos locales y regionales en la incorporación de los sistemas alimentarios y los espacios verdes en su política, planificación y medidas para aumentar el bienestar de la población.

22. La Nueva Agenda Urbana firmada en Quito en 2016 reconoce los sistemas alimentarios urbanos y los espacios verdes como áreas clave para lograr un desarrollo urbano sostenible.

23. Muchas ciudades, regiones y redes internacionales de ciudades están reconociendo el estrecho vínculo entre los sistemas alimentarios urbanos y los espacios verdes, por un lado, y los desafíos relacionados con el cambio climático, la inseguridad alimentaria y la malnutrición en las zonas urbanas, por otro.

24. En septiembre, la FAO puso en marcha la iniciativa “Ciudades verdes” para mejorar su labor en las ciudades y regiones.

25. La iniciativa trabaja en pro de la urbanización como una oportunidad para que las ciudades se vuelvan más sostenibles, más resilientes y ofrezcan alimentos nutritivos y una vida mejor a todos.

26. La FAO prestará apoyo a las ciudades para que apliquen medidas verdes urbanas innovadoras y adaptadas a cada contexto en relación con los sistemas alimentarios y los espacios verdes, incluidas la agricultura y la silvicultura urbanas y periurbanas.

27. Nuestro enfoque de Ciudades verdes está vinculado a la Iniciativa Mano de la mano de la FAO, que tiene por objeto erradicar la pobreza, el hambre y todas las formas de malnutrición.

28. En el centro de la iniciativa Ciudades verdes se encuentra la Agenda Alimentaria Urbana de la FAO, que aborda algunos de los principales desafíos a los que se enfrentan los sistemas alimentarios urbanos, incluidas las recientes perturbaciones causadas por la COVID‑19.

29. Un importante esfuerzo paralelo de la FAO es el intercambio entre ciudades, que incluye la cooperación Sur-Sur y triangular para ampliar las medidas relativas a los sistemas alimentarios urbanos.

30. Exhortamos a los gobiernos locales a que incorporen los sistemas alimentarios y los espacios verdes en sus planes urbanos y territoriales, promoviendo una transformación ecológica e inclusiva con una perspectiva a largo plazo, con miras a la generación de empleo y la participación de los jóvenes mediante una industria verde, un entorno verde y un estilo de vida verde.

31. Esperamos poder trabajar en forma conjunta con todos ustedes para alcanzar la Agenda 2030, con un mundo de ciudades prósperas, hermosas y verdes y un futuro libre de hambre.

Gracias.

Send
Print