Página precedente Indice Página siguiente


SECCION 2

2.  LA CARTOGRAFIA COMO UNA AYUDA PARA EL DESARROLLO

En la mayoría de los países en desarrollo, la cartografía topográfica ha precedido a las demás clases y ha constituido la base para subsiguientes programas cartográficos. Habitualmente las prospecciones geológicas se realizan sobre estas bases topográficas, y se transforman en el intrumento de planificación para el desarrollo de los recursos minerales. Este es seguido por estudios tan importantes como el desarrollo vial y ferroviario, majora de la agricultura regional, desarrollo de suministros de agua y potencia hidroeléctrica a partir de la construcción de embalses, cultivo a gran escala de nuevas cosechas y otros aspectos de la planificación nacional necesarios antes de acometer grandes proyectos de capital. Otros grandes proyectos cartográficos construidos sobre una base topográfica han incluido: la planificación y el desarrollo del turismo, los estudios del censo, la gestión forestal, la ubicación de plantas industriales, la propiedad del terreno, el uso del terreno, los peligros ambientales, los estudios ecológicos, el transporte, los estudios arqueológicos y antropológicos, la investigación, el control y uso de los recursos acuáticos, las prospecciones catastrales, los estudios urbanos, las defensas del mar, las prospecciones del suelo, las evaluciones económicas, las investigaciones sanitarias, los sistemas de irrigación, las reclamaciones de la tierra, el control de mosquitos en ciénagas, la ubicación de aeropuertos. los desarrollos urbanos; la clasificación de la vegetación, etc. También se han realizado muchos debido a consideraciones militares y de seguridad interna, y por disputas fronterizas.

A los obvios aspectos económicos y de seguridad arriba relacionados, hay que añadir un cierto número de beneficios que son difíciles de cuantificar. Estos podrían incluir el significado de la cartografía en la educación y diversas actividades de recreo.

Una lectura de la relación anterior mostrará que muchas de las áreas principales tienen un impacto directo sobre el medio ambiente marino. De hecho, la división del mundo natural en aspectos terrestres y marinos es artificial, ya que uno afecta al otro.

2.1  Necesidades cartográficas en los países en desarrollo

El bienestar económico de una nación, o de una región, depende directamente de los recursos de que dispone y de la habilidad de los habitantes para utilizar estos recursos en su beneficio. Un conocimiento inadecuado tiene frecuentemente como resultado el que los recursos sean sobreexplotados, o incluso destruidos, antes de ser verdaderamente apreciados. Estos recursos incluyen todos los minerales explotables, los suelos, la vegetación, la vida silvestre y el agua. Para obtener beneficios de un recurso, tiene primero que ser identificado y luego gestionado. El mapa es el método mas eficiente para exponer la información necesaria sobre los recursos.

Para construir una serie efectiva de cartografía topográfica, muchas naciones emergentes comienzan por establecer una red geodésica de prospección. Estos mapas, no sólo son vitales para cualquier clase de registro o planificación, sino que también constituyen una inversión económica que, aunque diversificada, produce una gran ganancia. Estos crean beneficios económicos al evitar una gran cantidad de medidas innecesarias, por la eliminación de una enorme cantidad de trabajo de campo caro y por acortar el tiempo necesario para evaluar una propuesta de desarrollo.

Una vez que ha sido establecido el marco básico de la malla de prospección de control para mapas topográficos o planimétricos, puede ser la base sobre la que se apoyen estudios especiales terrestres y del medio marino. Ello no implica que el cartografiar sea imposible sin una red de control de la prospécción; de hecho, algunos aspectos de este manual se concentrarán sobre técnicas cartográficas sencillas que utilizan fuentes de información ya disponibles. No obstante, una vez concluida la fase de visión de conjunto o reconocimiento, son necesarias generalmente mediciones exactas ligadas a redes de control de la prospección, si va a tener lugar un desarrollo importante.

A pesar de los beneficios de la cartografía nacional normalizada, la cobertura actual de la cartografía topográfica mundial está lejos de ser completa. Solamente el 42% de los países del mundo están cartografiados en una escala de 1:50.000, que está considerada como la escala mas útil disponible. A las tasas actuales, la cobertura inicial no estará completa hasta el año 2000. Un estudio reciente de la Oficina Hidrográfica Internacional encontró, que sólo el 40% del área marítima cubierta por la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de 39 países estudiados, estaba adecuadamente cartografiada.

La cartografía normalizada tiende a tener una vida larga. Por ejemplo, los mapas topográficos están en circulación tipicamente de 15 a 20 años antes de ser actualizados. No se pueden prever los usuarios o usos potenciales para tal producto. Algunas cartas hidrográficas han sido continuamente empleadas, mediante periódicas actualizaciones, de 70 a 100 años y sus beneficios económicos, sociales y aparentes pueden difícilmente ser exagerados. Estos mapas devolverán fácilmente su coste muchas veces a lo largo se su vida útil, y algunos harán posible un retorno de beneficios sobre la inversión y la humanidad, que es virtualmente incomparable a cualquier otro gasto de desarrollo.

Los mapas tienen un efecto catalítico sobre el desarrollo e impiden la principal fuente de planificación al azar, cual es la falta de información facilmente comprensible. En relación con el desarrollo y la explotación de los recursos marinos, un programa de cartografía puede dirigirse a necesidades críticas de información relacionadas, por ejemplo, con las pesquerías, la oceanografía, la geología, la navegación, el desarrollo del litoral y las realidades políticas locales. Además, se pueden tratar temas tan importantes como la educación y la formación.


Página precedente Inicío de página Página siguiente