Página precedente Indice Página siguiente


SECCION 4

4.  LA SITUACION Y EL RELIEVE

4.1  Situación

La situación se define sobre la superficie curvada de la Tierra por medio del sistema universal de longitud y latitud. Todos los diccionarios geográficos internacionales, y la mayoría de los nacionales, usan este sistema para situar rasgos catalogados. Los mapas a pequeña escala y las cartas marinas muestran generalmente un reticulado (malla) de meridianos y paralelos, para ayudar en la ubicación de los rasgos empleando sus coordenadas geográficas.

Las cuadrículas de las cartas marinas están basadas en puntos cuya latitud y longitud ha sido fijada por observaciones astronómicas o de satélites. Por el contrario, los mapas topográficos están acotados y ligados al punto local del datum geodésico nacional, que es una red de referencia para posiciones horizontales. En ocasiones esto da lugar a discrepancias al comparar la situación mostrada sobre el reticulado de una carta marina costera y la que indica un mapa topográfico. Esta es una de las principales razones de los esfuerzos que se estan llevando a cabo para desarrollar un datum geodésico mundial basado en las observaciones de satélites.

4.2  Control horizontal

Para establecer la base, la red de control horizontal requiere la determinación de las situaciones latitudinales y longitudinales de los puntos de control a través de un proceso conocido como triangulación (Figura 4.1). Esto supone el definir una línea de partida, conocida como la línea base, y determinar la longitud y latitud de sus extremos. A partir de esa línea de base se extiende una malla de líneas rectas hacia los puntos de control deseados. Los ángulos que se forman a lo largo de toda la malla se miden, y se utilizan cálculos trigonométricos para determinar las distancias y posiciones dentro de la red. Hay que hacer correcciones por la curvatura de la Tierra, mediante cálculos basados en trigonometría esférica.

La malla que es medida al mayor nivel de exactitud se denomina de primer orden o red primaria. Una vez que esta está establecida, se pueden construir dentro de ella redes de segundo y tercer orden. Estas nuevas mallas proporcionan un conjunto más denso de puntos de control, como los que se necesitan para prospecciones locales. Generalmente, los reconocimientos de primer orden están medidos con una exactitud de 1 parte a 25.000, los de segundo de 1 a 10.000 y os de tercer orden de 1 parte en 5.000. Se emplean medidas menos exactas de cuarto orden, si no causan errores apreciables en el mapa.

4.3  Sistemas de coordenadas

El movimiento de rotación de la Tierra girando sobre su eje proporciona dos puntos naturales, los polos, sobre los que basar los sistemas de coordenadas. Estos sistemas son redes de líneas entrelazadas (retículas), rotuladas sobre el globo, para permitir la ubicación precisa de rasgos de la superficie. Constituyen un método para organizar los conceptos de dirección y distancia tal, que pueda establecerse un sistema amplio de relaciones. Hay dos tipos de sistemas de uso general para la cartografía de referencia: un sistema geográfico de coordenadas, que utiliza las líneas de longitud y latitud para fijar las posiciones, y un sistema rectangular de coordenadas, como el Sistema de Cuadrícula Universal Transversal Mercator (UTM), que utiliza rumbos hacia el Este y hacia el Norte como técnica de situación. Las cartas de navegación marina, al contrario que su equivalente terrestre, el mapa topográfico, pueden estar cubiertas con otro sistema de georeferencia, el entramado de la red Loran C (ver Sección 5.2.3).

Figura 4.1   E1 principio de triangulación. (Según A.N. Strahler, 1963)

Figura 4.1

Figura 4.2   Un círculo grande y un círculo pequeño. (Según H.S. Roblin, 1969)

Figura 4.2

La terminología asociada a los sistemas de coordenadas incluye lo siguiente:

i) Círculo máximo: Un plano que pasa a través del centro de la Tierra cortando la superficie en un círculo máximo (Figura 4.2); por ejemplo, todos los meridianos y el Ecuador;
ii) Círculo menor: Un plano que pasa a través de la Tierra, por otro lugar distinto al centro (Figura 4.2); por ejemplo, paralelos de latitud;
iii) Polos: Extremos (Norte y Sur) del eje de la Tierra;
iv) Meridanos (líneas de longitud): Un conjunto de líneas de dirección Norte a Sur que unen los polos. Cada meridiano es un semicírculo. Dos meridianos opuestos hacen un círculo máximo (Figura 4.3);
v) Ecuador: El único círculo máximo perpendicular al eje de la Tierra, y que la divide en los hemisferios Norte y Sur;
vi) Paralelos (líneas de latitud): Un conjunto de líneas que van de Este a Oeste paralelas al Ecuador (Figura 4.3);
vii) Latitud: El ángulo (al Norte y al Sur) comprendido por dos líneas rectas imaginarias, extendiéndose una de ellas desde un lugar dado hacia el centro de la Tierra, y la otra desde el centro de la Tierra hacia el Ecuador (Figura 4.4);
viii) Longitud: El ángulo (al Este o al Oeste del meridiano de orígen) comprendido por dos líneas rectas imaginarias, prolongándose una hacia el eje de la Tierra, y la otra hacia el meridiano de orígen (MO), por ejemplo el meridiano elegido para 0° que pasa a través de Greenwich, R.U. (Figuras 4.4 y 4.5). En dirección hacia el Este del MO, los meridianos se numeran hasta 180° Oeste (hemisferio occidental) (Figura 4.4). Debido a que los meridianos convergen en los polos, el intervalo de 1° de longitud decrece de 111 kilómetros en el Ecuador, a 56 kilómetros a 60° de latitud Norte o Sur, y a o kilómetros en los polos (Tabla 4.1);

Figura 4.3   (a) Meridianos; (b) paralelos. (Según A.N. Strahler, 1963)

Figura 4.3

Figura 4.4   E1 reticulado geográfico de paralelos y meridianos. E1 punto A tiene una latitude de 50° Norte y una longitud de 75° Oeste. (Según A.N. Strahler, 1963)

Figura 4.4
TABLA 4.1

LA LONGITUD DE INTERVALOS DE 1° EN LATITUDES Y LONGITUDES SELECCIONADAS
 Longitud de 1° DE LATITUDLONGITUD DE 1° DE LONGITUD
Latitud (Grados)Millas legaleskilómetrosMillas legales kilómetros
 068.704110.56969.172111.322
 568.710110.57868.911110.902
1068.725110.60368.129109.643
1568.751110.64466.830107.553
2068.786110.70165.026104.650
2568.829110.77062.729100.953
3068.879110.85059.956   96.490
3568.935110.94156.725   91.290
4068.993111.03453.063   85.397
4569.054111.13248.995  78.850
5069.115111.23044.552   71.700
5569.175111.32739.766   63.997
6069.230 111.41534.674   55.803
6569.281111.49729.315   47.178
7069.324111.56723.729   38.188
7569.360111.62517.960   28.904
8069.386111.66612.051   19.394
8569.402111.692  6.049    9.735
90 69.407111.700  0.000    0.000

Basado en el elipsoide de Clark de 1866, del U.S. Geological Survey Bulletin 650, “Geographic Tables and Formulas” por S.S. Gannet, 1916, pp. 36 – 37 (Según Strahler, 1975)

Figura 4.5   E1 origen (0°) y otros meridianos desde la perspectiva del polo Norte. (Según A.R. Grime, 1978–80)

Figura 4.5
ix) Cuadrícula: Una malla de líneas representando a los paralelos y meridianos sobre papel, por ejemplo, las coordenadas geográficas que se definen en grados, minutos y segundos;
x) Reticulado: Dos juegos de líneas paralelas cruzándose en ángulos rectos para formar cuadrados, por ejemplo coordenadas rectángulares.

4.3.1  Sistema de coordenadas geográficas

El sistema de coordenadas geográficas se desarrolló a partir de conceptos originados por los filósofos griegos antes de la Era Cristiana. Este es el primer sistema utilizadó para estimaciones básicas de la situación, tales como la navegación y la prospección. El sistema es fundamentalmente del tipo de coordenadas esféricas, no siendo los meridianos y paralelos rectos ni estando regularmente espaciados. Es útil para cartografiar grandes áreas y la medir distancias y direcciones en unidades angulares de grados, minutos y segundos. Un sistema rectangular de coordenadas, que es mucho más simple de construir y utilizar, se puede superponer al sistema de coordenadas geográficas.

4.3.2  Sistema de coordenadas rectangulares

El sistema de cuadrícula Universal Transversal Mercator (UTM) es un sistema internacional que proporciona zonas de retículas retángulares entre las latitudes 80° Sur y 80° Norte. Entre los 80° y los polos, se emplea el el sistema de cuadrícula Universal Polar Estereográfica (UPS). Estos sistemas se denominan según las proyecciones cartográficas sobre las que se basan. El sistema de cuadrícula UTM consiste en 60 zonas rectángulares, cada una de 6° de longitud en amplitud (Figura 4.6). El orígen (0°) de la cuadrícula es la intersección entre el meridiano central y el Ecuador, ambos en línea recta. La cuadrícula es una malla de 1.000 metros, 10.000 metros o 100.000 metros cuadrados, cada una identificada por las coordenadas de la esquina inferior izquierda de la cuadrícula. Al expresar las coordenadas de la cuadrícula se dá primero el número de metros al Este o diferencia de longitud hacia el Este (derecha), seguido del número de metros al Norte o la diferencia de latitud septentrional (arriba). El procedimiento para leer coordenadas de cuadrículas UTM se explica en la Figura 4.7. Con el fín de tener todos los incrementos de longitud al Este hacia la derecha, a lo largo de toda la zona, se le dá al meridiano central el valor arbitrario de 500.000 metros Este. Al Ecuador se le asigna el valor de 0 metros Norte, como línea de referencia diferencias de latitud septentrional que se incrementen hasta el 80 paralelo Norte. Para el hemisferio Sur, al Ecuador se le dá valor arbitrario de 10 millones de metros Norte, de tal manera que las diferencias de latitud comienzan con sus valores más bajos en los 80° de latitud Sur, y se van incrementando hacia el Norte hasta alcanzar dicho valor en el Ecuador. El sistema de cuadrícula Universal Transversal Mercator ya ha sido ampliamente aceptado para mapas topográficos, referencias las imágenes de los satélites, bases de datos de recursos naturales y aplicaciones similares que requieren una situación precisa.

Figura 4.6   La zona de reticulado UTM cerca del Ecuador y a 45° Norte. (Según A.N. Strahler, 1969).

Figura 4.6

Figura 4.7   E1 procedimiento para leer coordenadas de reticulado UTM. (Según el Departamento del la (Energía, Minas y Recursos de Canadá, n.d.)

Figura 4.7

4.4  Datum vertical y control

El primer paso para establecer una red de control vertical es la determinación del nivel de partida o plano de referencia. El nivel más conveniente para este fín es la superficie del geoide; si no hubieran mareas, la superficie del océano podría proporcionar la superficie requerida. Por esta razón, las medidas que eliminan las variaciones del nivel del mar debido a la acción de las mareas se emplean para fijar el plano de referencia del nivel del mar. El establecimiento de este nivel o plano de referencia requiere el registro de los niveles de marea cada hora, a lo largo de un periodo de 19 años. Estas lecturas son entonces promediadas para establecer un plano de referencia medio conocido como el Nivel Medio del Mar. El Plano de Referencia de América del Norte, basado en el Nivel Medio del Mar, ha sido ajustado hasta ahora dos veces, en 1929 y en 1983. El Nivel Medio del Mar (NMM) es de hecho un plano de referencia que fluctúa de acuerdo con los cambios de presión atmosférica, los vientos, intensidades de marea, etc. Se han observado variaciones de hasta un metro. A pesar de ello, el NMM ha sido adoptado por la mayoría de los paises como su plano de referencia topográfico vertical.

Al contrario que los mapas topográficos, las cartas marinas tienen que mostrar en cualquier momento alturas y profundidades por encima y por debajo de las superficie del mar. Por ello, las cartas marinas usan dos planos de referencia distintos el NMM para alcanzar estos requerimientos.

La información más importante de una carta marina es la menor profundidad del agua en cualquier punto. Por ello el plano de referencia primario utilizado para las cartas marinas es el Nivel Mínimo del Mar. Las profundidades por debajo de este nivel se conocen como sondas. En las zonas intermareales, las alturas se miden hacia arriba desde el mismo nivel y normalmente están subrayadas sobre la superficie de la carta. Algunas cartas emplean las palabras “dries” junto a estos números y se refieren a ellos como alturas en seco.

El otro plano de referencia se utiliza para identificar las superficies terrestres sobre estas cartas. El fenómeno de las mareas de primavera, los dos máximos mensuales de la amplitud de marea, se utilizan generalmente para determinar este datum. Este puede ser calificado como Máxima Pleamar de las Mareas Ordinarias de Primavera, Pleamar Media de Primavera, Máxima Marea Astronómica, Máxima Mayor Pleamar, etc. La Figura 4.8 ilustra las diversas formas de trazar y cartografiar planos de referencia.

En cartas lacustres el plano de referencia, la proyección y el reticulado son generalmente idénticos a los de los mapas topográficos circundantes. No obstante, al igual que con las cartas marinas, el nivel mínimo del agua tiene que adoptarse como plano de referencia vertical de control. Muchos lagos tienen una amplia variación estacional, particularmente aquellos sin salida. La elevación de este plano de referencia sobre el Nivel Medio del Mar siempre debe señalarse. La elección de planos de referencia cartográficos es generalmente más difícil en aguas interiores que en aguas costeras, a causa de que los primeros no tienen la influencia estabilizadora que el océano ejerce sobre el nivel medio del mar. Debido a que un río desciende desde su fuente hasta la desembocadura, el plano de referencia de la carta tiene que descender analogamente a la superficie del agua con nivel mínimo para evitar constantes variaciones del plano de referencia a lo largo del río.

Como contraste a las medidas de profundidad, las elevaciones de objetos prominentes (por ejemplo, balizas) y la altura bajo los obstáculos (por ejemplo, puentes), se refieren al plano de referencia para las elevaciones (Figura 4.8). En la mayoría de las cartas canadienses es la MPGM (Máxima Pleamar, Mareas Equinociales).

Las cotas (C) son marcas fijas de elevación. En Canadá, el Geodetic Survey de Canada sitúa las cotas geodésicas en relación con el plano geodésico nacional. Analogamente, el Servicio Hidrográfico de Canadá (Canadian Hidrografic Service) es responsable de las cotas hidrográficas que identidican localmente la altura de de la superficie física utilizada como plano de referencia cartográfico. Aunque no es necesario para fines cartográficos, es deseable que el plano de referencia de la carta se relacione con el plano de referencia geodésico, de tal forma que la elevación geodésica del datum de referencia de la carta pueda ser suministrado a los topógrafos y documentado sobre las cartas.

4.5  El relieve - La Tercera dimensión

La mayoría de la gente piensa en la situación solo en términos horizontales, no cayendo en la cuenta de la importante tercera dimensión de nuestro medio ambiente - la vertical. Para ciertas aplicaciones, la dimensión vertical es un factor importante, y en ocasiones crítico, que los cartógrafos tienen que reflejar dentro de sus gráficos bidimensionales. En el medio marino, buques enormes y pesados tienen que maniobrar a escasos metros sobre un fondo invisible y potencialmente letal. Una carta náutica actualizada mostrará al navegante la topografía del fondo del océano, de tal forma que pueda navegar con seguridad por los valles y crestas submarinos.

4.5.1  Valores puntuales

La representactión más sencilla de la elevación del terreno es el empleo de valores puntuales para indicar la medida de la altura o de la profundidad que corresponde a ese punto en particular. El lugar se representa mediante un pequeño símbolo puntual con un número a su lado que indica la altura o la profundidad por encima o por debajo de un valor de referencia o plano de referencia. En planos topográficos y cartas aeronáuticas la medida de la altura está relacionada con el Nivel Medio del Mar; sobre cartas marinas, las elevaciones y profundidades están en relación con el plano de referencia de la carta.

Sobre los mapas topográficos, los valores puntuales conocidos como cotas, se muestran mediante puntos topográficos físicamente construidos sobre el terreno. A otros accidentes significativos tales como cimas de colinas, pasos de montaña e intersecciones de carreteras también se les coloca cotas (Figura 4.9). Sobre las cartas náuticas, las sondas son valores puntuales que muestran la profundidad del agua (Figura 4.10). Las cotas y las sondas son muy simples y exactas para el punto especifico elegido. No obstante, no proporcionan un efecto gráfico de forma, ni indican los valores situados entre los puntos. Debido a esta limitación, el observador del mapa no puede visualizar fácilmente las características de la superficie que se está mostrando. Las cotas y las sondas se utilizan mas frecuentemente como un suplemento de información a alguna otra técnica para mostrar el relieve.

Figura 4.8  Relación entre superficies de marea, datum cartográficos y carateristicas fisicas.(Según W.D. Forrester, 1983)

Figura 4.8
HWL - Nivel medio del mar - la media de todos los niveles horarios del mar sobre el periodo de registros disponible.
HHWT - Mayor pleamar, grandes mareas - media de las mayores pleamares, una para cada 19 años de predicción.
HHWMT - Mayor pleamar, mareas medias - media de todas las mayores pleamares en 19 años de predicciones.
LLWMT - Mayor bajamar, grandes mareas - media de las mayores bajamares, una para cada 19 años de predicción.
LNT - Bajamar más baja - en el presente es sinónima de LLWLT, pero en las cartas antiguas puede referirse a diversos datum cartográficos de bajamar.

Las cartas náuticas han mostrado tradicionalmente un gran número de sondas, además de las isolíneas o isobatas, para indicar al marino la fiabilidad de la información de la cual se deriva la carta. No obstante, con la creciente exactitud de los detalles de las modernas prospecciones marinas, muchas organizaciones cartográficas maritimas han abandonado esta práctica, lo que simplifica tanto la producción como el uso de estos productos visualmente más atractivos.

4.5.2  Isolíneas

Las curvas de nivel, o isolíneas, son con mucho el método más ampliamente utilizado para reflejar el relieve o las profundidades sobre mapas y cartas (Figura 4.9). Pueden definirse como líneas de elevación o profundidad constantes; son imaginarias pero aparecen en el mapa como líneas reales.

Las curvas de nivel pueden obtenerse de diversas maneras, incluyendo:

i)  técnicas tradicionales de prospección;
ii)  prospecciones hidrográficas;
iii)   interpolación a partir de cotas o sondas;
iv)  trazado fotogramétrico;
v)  técnicas de plomada en ortofotoproducción;
vi)  conversión a partir de otros mapas.

Desafortunadamente, en raras ocsiones es posible determinar el orígen y la naturaleza de las curvas de nivel sobre un mapa dado. En particular, la fiabilidad de las curvas de nivel interpoladas o dibujadas variará de mapa y con la pericia del cartógrafo. Las curvas de nivel de muchos mapas viejos deben ser tratadas con precaución, a menos que proporcionen detalles sobre la exactitud. El obtener isolíneas exactas por medio de métodos tradicionales de prospección es tedioso y frecuentemente duplicará el coste de una prospección dada. De aquí que muchas curvas de nivel han sido interpoladas a partir de un mínimo de datos de prospección. En general, las isolíneas modernas dibujadas fotográmetricamente están delineadas con un gran detalle y, por ello, su exactitud revelará frecuentemente los errores existentes en mapas más antiguos.

4.5.2.1  Isobatas (Figura 4.11):

La prospección del fondo del océano está aún sujeta a una considerable dificultad, ya que los barcos y la superficie del agua están normalmente en movimiento durante la prospección. La exactitud de las situaciones en el mar, hasta la llegada de los satélites, dependía de la distancia a tierra. La situación en alta mar dependió históricamente de las observaciones astronómicas utilizando sextantes, que no se destacaban por su exactitud.

Figura 4.9   E1 relieve retratado por les curvas de nivel. (Según Department of Energy, Mines and Resources, Canadá, n.d.)

Figura 4.9

Figura 4.10   Carta náutica mostrando las profundidades. (Canadian Hydrographic service, Chart no. 4332)

Figura 4.10

Las medidas de profundidad se toman en relación con un plano de referencia artificial, debido a que el nivel real del mar está continuamente fluctuando. Hay también varios otros planos de referencia en uso, por ejemplo, aquellos que utilizan Gran Bretaña y Francia varian en 0.6 metros. Por razones de seguridad, los franceses utilizan el Nivel Arpoximado de Máxima Bajamar, mientras que Gran Bretaña ha empleado uno que está 0.6 metros por debajo de la Media de la Bajamar Equinocial de Primavera.

La mayoría de las cartas náuticas se destacan por la densidad de las sondas, pero estas no estan uniformemente distribuidas, concentrándose a lo largo de las rutas de navegación, desembocaduras de ríos y aguas someras (Figura 4.10).

Es importante señalar que las cartas hidrográficas, diseñadas para la navegación, y las cartas batimétricas, diseñadas para representar la topografía marina, se perfilarán diferentemente utilizando los mismos datos. Las cartas hidrograficas destacan las zonas de aguas poco profundas, como un factor deliberado de seguridad. Las cartas batimétricas son el equivalente marino de los mapas topográficos; la interpolación de isolíneas está basada estrictamente en las sondas locales y la distancia entre ellas.

Las normas de exactitud para la cartografía marina son aún más variables que las de las cartografías terrestres. En general, las plataformas continentales del mundos. En Canadá, por ejemplo, sólo el 50% de aquellas áreas que soportan el tráfico maritimo comercial están de acuerdo con normas modernas de cartografía, y en aguas Articas es inferior al 20%

4.5.2.2  Separación vertical o de isolíneas:

Esta es la distancia vertical entre dos isolíneas adyacentes. Esta es generalmente una unidad constante sobre los mapas topográficos mientras que muchas cartas hidrográficas utilizan un cierto número de intervalos diversos. Este último sistema ayuda mucho al usuario del mapa, debido a que es el intervalo vertical quién con mucho controla la efectividad de las isolíneas en la representación del terreno. Cualquier accidente, cuya altura es inferior al intervalo vertical , no será probablemente identificado por la forma de las isolíneas, de aqui que una gran cantidad de información de “microrelieve”, que puede ser de interés para algunas personas, se pierda sobre la cartografía topográfica normalizada. La selección de una separación más pequeña de isolíneas en áreas de bajo relieve, es una solución obvia que no se utiliza suficientemente en estos dias de presentaciones normalizadas. A la inversa, en regiones montañosas, la separación de isolíneas debe mantenerse mayor para evitar la aglomeración. Puesto que los intervalos variables de isolíneas pueden conducir a problemas de consistencia en series de mapas, es necesario un sistema para seleccionar la separación de isolíneas para las diversas escalas de mapas. El sistema más extenso para este fín fué desarrollado por el destacado cartógrafo alemán Eduard Imhof. Ver Tabla 4.2.

Figura 4.11   Ejemplos de isobatas. (Canadian Hydrographic Service, Chart no 15062)

Figura 4.11
TABLA 4.2

SEPARACION DE CURVAS DE NIVEL PARA VARIAS ESCALAS DE MAPAS (Según E. Imhof, 1965)
ABC
ESCALA1234  567
1:2,000    1.0 2   2.7 2    1.0    1.0   0.5
1:5,000    2.5 5   5.7 5    2.5 2   1.0
1:10,000    5.01010 55 5 2
1:25,000   12.5   10.219201010   2.5
1:50,00025     20.2529201010 5
1:100,000505047502525 5
1:250,000125 10085100 505010
1:1,000,000500 200 200 200 100 100 20
Separación de curvas de nivel en metros

Clave

A:   RELIEVE ESCARPADO (Pendientes hasta de 45°)

  1. Menor intervalo de curvas para facilitar el trazado.
  2. Intervalo vertical más comunmente utilizado.
  3. Intervalo teórico de curvas basada en una fórmula empírica.
  4. Intervalo recomendado para las curvas principales.
  5. Intervalo recomendado para curvas de nivel intermedias, donde son necesarias para resaltar accidentes que normalmente son omitidos.

B:   RELIEVE MEDIO (Pendientes hasta de 26°)

6.   Intervalo recomendado.

C:   RELIEVE BAJO (Pendientes hasta de 9°)

7.   Intervalo recomendado.

Las isolíneas intermedias o auxiliares son una solución para el problema arriba enunciado. Se insertan entre isolíneas de separación vertical normalizada, a fín de ilustrar accidentes menores significativos. Para asegurar que su naturaleza no normalizada no confunda al lector, se dibujan con líneas de trazos o puntos o, en ocasiones, en otro color.

Una isolínea es de poca utilidad para un lector de mapas, a menos que su valor pueda ser fácilmente identificado. Los valores numéricos se colocan en cortas interrupciones de la línea adecuada y se alinean con la orientación local de dicha línea. se han desarrollado dos sistemas convencionales diferentes para numerar las curvas de nivel:

i)    la parte superior del número señalando la dirección ascendente (inclinación hacia arriba);

ii)    números colocados de tal forma que puedan ser facilmente legibles, normalmente desde el punto de vista de la base del mapa (en sentido vertical).

No existe una regla que regule la cantidad de números de isolíneas sobre un mapa. La única orientación es que el usuario del mapa tiene que ser capaz de obtener la información de relevancia exacta, requerida con un mínimo esfuerzo. La frecuencia de la ubicación de los números debe ser elegida en consecuencia. Se debe evitar el efecto de escalera visual creado por largas cadenas de números, debido a que es altamente desorganizativo. Por el contrario, la colocación totalmente aleatoria de los números es difícil de interpretar para los lectores de mapas.

4.5.2.3  Líneas indicativas:

Muchos mapas tienen una alta densidad de isolíneas complejas o curvas de nivel. Sin una ayuda visual, el lector puede desorientarse e interpretar erroneamente la información. Covencionalmente se dibuja la cuarta o quinta línea visiblemente más ancha para ayudar en la interpretación. La elección de la cuarta o quinta línea como índice depende del intervalo de las curvas de nivel. Se debe elegir el intervalo de isolíneas más redondeado y adecuado. Por ejemplo, un mapa con separaciones de curva de nivel de 25 metros mostraría como índice la cuarta línea o los 100 metros.

4.5.2.4  Exactitud de la isolínea:

Como se indicó anteriormente, esta no es fácil de evaluar. Las isolíneas más fidedignas son normalmente aquellas obtenidas fotogrametricalmente, aunque sus normalizaciones pueden varias ampliamente. En América del Norte, la norma de exactitud absoluta especifica que las isolíneas tienen que estar situadas dentro de una banda, que represente la mitad de la separación entre isolíneas, por encima y por debajo de la verdadera elevación. Esto es adecuado para la mayoría de los objetivos de la ingienería, pero las curvas de nivel no puedan mostrar la verdadera inclinación o variación en el terreno, a menos que el intervalo sea mucho menor que el estándar de exactitud absoluto. No se deben interpolar isolíneas intermedias entre las curvas de nivel de un mapa topográfico existente debido a que, entre dos isolíneas el terreno no se inclinará necesariamente de una manera uniforme.

Figura 4.12   Construcción de normales. (Según International Cartographic Association, 1984)

Figura 4.12
a DIBUJO DE NORMALES b SEPARACION DE NORMALES
1.Relación de isolíneas y dirección del mayor ángulo de la pendiente. 2. Dibuje las normales a lo largo de la dirección del mayor ángulo de la pendiente. 3. El ancho de las normales depende del mayor ángulo de la pendiente. Iluminación vertical. 4. El ancho de las normales depende tanto del mayor ángulo de la y de la dirección de la superficie de la pendiente-Iluminación oblícua El ancho de las normales depende del ángulo de la pendiente a 1 30·, 2 20·, 3 10·, 4 5·. El dibujo a la izquierda: 20 líneas por 10 mm. El dibujo a la derecha: 40 líneas por 10 mm. Ambos están ampliados 10 veces.

c EJEMPLOS DE NORMALES

1 Iluminación vertical.
2 Iluminació oblícua.

4.5.2.5  Características de las isolíneas:

La siguiente es una relación de características de las curvas de nivel:

i) Las curvas de nivel son siempre horizontales a la caida del terreno, por ejemplo, la dirección por la que correría el agua en aquel lugar;
ii) Todas las curvas de nivel son lineas cerradas, a menos que sean cortadas por los bordes del mapa;
iii) Las curvas de nivel se aproximan a medida que la inclinación del terreno se acentúa;
iv) Sobre rios que cruzan, las curvas de nivel señalaran corriente arriba, excepto en unas pocas bifurcaciones fluviales;
v) Si la separación entre curvas de nivel es demasiado grande, los pequeños relieves no quedarán registrados;
vi) Las curvas de nivel vecinas no se cruzan ni se tocan entre ellas, a excepción de los acantilados y salientes.

4.5.3  Normales

Las normales han sido historicamente un método muy importante y común para mostrar el relieve y las pendientes (Figura 4.12). Consisten en líneas cortas (frecuentemente finas) ordenadas ordenadas de tal forma que se orientan “ladera abajo”. Cada línea normal está en la dirección de la mayor pendiente. En declives pronunciados son cortas pero se juntan, y en laderas menos pronunciadas son más largas pero más separadas. También pueden dibujarse con diversas anchuras de trazos, indicando las lineas más pronunciadas las mayores pendientes.

Estas técnicas pueden ser bastantes precisas y producir una buena impresión visual del relieve. No obstante, su dibujo consume mucho tiempo, y el cartógrafo necesita una considerable práctica para utilizar esta técnica con efectividad. Las líneas normales negras sobre un mapa tienden también a ocultar otros detalles. Para la mayoria de las aplicaciones, el coste y tiempo que implica producir estos símbolos son prohibitivos, especialmente al existir mejores métodos para mostrar el relieve.

4.5.4  Otras técnicas para mostrar el relieve

Hay una creciente diversidad de técnicas de sombreado, tales como curvas de nivel iluminadas, sombreado de colinas y sombreado de laderas, que están reemplazando las normales como medios para mostrar el relieve. Los terrenos complejos también pueden ser reflejados mediante técnicas de ilustraciones, por ejemplo, dibujos de rocas y el uso de símbolos fisiográficos y de la forma del terreno. Los detalles de estas técnicas cartográficas relativamente sofisticadas pueden obtenerse en textos más especializados.


Página precedente Inicío de página Página siguiente